El pasado sábado, en la Federación Nacional de Boxeo, se desarrolló la tercera versión del campeonato de kickboxing femenino Pelea Como Mujer 3, un evento que contempló más de 18 peleas con deportistas avanzadas y debutantes en este deporte.

Macarena Orellana, una de sus organizadoras y quien recientemente logró el oro compitiendo en Torneo Panamericano de Kickboxing de México, señaló que “salió increíble, esta vez lo hicimos en un espacio mucho más grande que las versiones anteriores, esperando que llegara más gente y se cumplió esa expectativa”.

La cita convocó a a escuelas de Santiago y a interesadas e interesados por disciplinas como el kickboxing, muay thai y boxeo. “Todos congregados en la Federación Nacional de Boxeo, que es un lugar histórico muy importante para los deportes de contacto en Chile y las artes marciales. Feliz de ver la federación repleta, llena, no cabía más gente”, celebra Orellana, quien organizó el evento junto a la peleadora chilena de Kickboxing, campeona Sudamericana y panamericana WAKO +70 kg Aylin Sobrino. Ambas integran el equipo de Brutal Striker.

“Estoy muy contenta del trabajo que hicimos con Aylin Sobrino. Las dos somos mujeres, deportistas, feministas y este evento refleja el trabajo colaborativo entre mujeres en un espacio que nos enseña a competir, unirnos y trabajar por un objetivo común, que es que crezca el deporte femenino y en general”, sentenció “La Maquinita”.

Foto: Ignacio Nicovani.

En la cita, las competidoras mostraron un gran nivel en cada uno de los combates, que incluyeron varios nocaut técnicos y peleas de gran intensidad. Al cierre, los platos de fondo: la súper 4 que coronó a Katherine Hidalgo como ganadora al título y el combate de cierre entre la actual campeona Jacqueline Ayala y María Jesús González, donde Ayala logró mantener su título.

Al respecto, Jacqueline señaló que “la experiencia de retener el título fue bastante buena. Nunca dudé de que podía perder o algo así, me preparo mucho para esto así que iba con bastante seguridad”.

“No es que yo me prepare en forma especial para un evento, yo me preparo todo el año. Lo único que cambia es la estrategia de combate”, explica. La campeona también tuvo palabras para su competidora, González: “Ella es una buena contrincante, yo la encuentro muy técnica, excelente atleta”.

Ayala, quien viajó hace poco a disputar un Mundial que también ganó en Argentina, destacó la tercera versión del evento, señalando que se notó una estructura y organización mayor. “Llegó gente de todos lados, del sur, del norte, hubo competidoras de todas las escuelas y hubo más nivel. Fue un evento muy complejo, con jueces muy capaces y donde nada fue al azar, que además ya se conoce fuera del país”, sentenció.

La campeona recalca que aún sigue faltando más apoyo de parte de las autoridades para este tipo de instancias. “Si el evento está creciendo así por mérito de las chicas que lo organizan y se ve una calidad en cuanto a torneos, sería importante poder obtener más apoyo de parte del Gobierno o alguna entidad deportiva”.

A falta de apoyo de las autoridades, las mujeres en competencia contaron con los auspicios de Iceprotein, Timejab, Bucalsafe, Quinto Bar, Gradivus y otros interesados en el fomento del deporte femenino.

Foto: Ignacio Nicovani.

Mujeres dando cátedra

La competidora Katherine Hidalgo, quien triunfó en el Súper 4, recalcó la importancia que este tipo de eventos entregan a las mujeres en el ámbito de las artes marciales, donde hace tiempo vienen marcando una participación activa y masiva.

“Me parece que es una instancia que hay que aprovechar para poder mostrar todo el trabajo que hay detrás. Existen muchas mujeres que día a día se esfuerzan en cumplir objetivos que escapan del estereotipo común, y esas cosas son las que chocan con la sociedad en la que vivimos. Frente a esta situación es que hay que demostrar que todos, sin importar el género, podemos generar grandes cambios. Eventos como este dan cuenta de este positivo impacto social”, destacó Hidalgo.

Al cierre, Macarena Orellana resume la emoción de una jornada que reunió a chicas “compitiendo y dándolo todo en el combate”, un evento que se diferencia de otros al reflejar el respeto que muestran las deportistas entre sí.

Foto: Ignacio Nicovani.

“Las chiquillas se bajaban de pelear y se abrazaban con mucha admiración por la competidora que está al frente, que son valores que en las peleas masculinas no se ven tanto. Yo creo que las mujeres estamos dando cátedra en ese sentido de respetarnos como deportistas, dejar los egos de lado y trabajar colaborativamente”, señaló.

A la luz de su éxito, “Pelea como mujer” ya prepara una nueva versión, que se podría realizar en mayo o abril de 2019. El evento se organizará dos veces al año y contempla desde ya la idea de sumar a competidoras extranjeras en sus próximas ediciones.