La Fundación Iguales celebró un fallo de la Corte Suprema que crea jurisprudencia y que establece que el matrimonio es un Derecho Humano. “Las normas constitucionales y la convención internacional disponen que toda persona que habita el Estado de Chile es titular del derecho a contraer matrimonio y fundar una familia”, dice el el texto.

La sentencia añade que “esta Corte Suprema ha sostenido antes la existencia de derechos fundamentales que no necesariamente se encuentran expresamente declarados en el texto fundamental y, entre ellos, está el derecho a contraer matrimonio”. Es decir, que aunque el derecho al matrimonio no esté en la Constitución de Chile, de todas maneras éste debe entenderse como un Derecho Humano que debe ser respetado. Una conclusión que puede ser especialmente relevante para las personas del mismo sexo que quieren casarse.

La sentencia deriva del caso de una pareja que quiso contraer matrimonio pero al acudir ante el Registro Civil para pedir una hora, les fue denegada la solicitud porque la mujer es de nacionalidad dominicana y no posee una cédula de identidad chilena. Eso, pese a que ella ingresó a Chile en 2014 y desde entonces ha intentado regularizar su situación migratoria a través de distintas vías.

La Corte Suprema confirma que el matrimonio es un Derecho Humano, es decir, todas las personas que habitan en Chile deben ser titulares de este derecho, sin importar su nacionalidad, identidad de género u orientación sexual, porque las características inherentes a las personas no pueden importar al momento de ejercer y disfrutar sus derechos. El gobierno no puede abstraerse de esta definición al momento de hablar de Derechos Humanos, especialmente, de las injusticias que aún se mantienen en la regulación de las familias fundadas por parejas del mismo sexo”, explicó el presidente ejecutivo de Fundación Iguales, Juan Enrique Pi.

Cabe recordar que este fallo ocurre un año después de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se pronunciara sobre esta materia y, además, estableciera que el acceso al matrimonio es un derecho fundamental que debe respetarse a las parejas del mismo sexo.

Hace dos semanas el gobierno de Sebastián Piñera decidió modificar el Plan de Derechos Humanos presentado durante el mandato de Michelle Bachelet, alterando 602, de las 634 acciones que planteaba. Una de las modificaciones tiene relación con el matrimonio igualitario: si bien el plan inicial proponía promover su legislación, el nuevo texto habla de sólo “monitorear” sus avances. El proyecto, que descansa en el Senado hace un año.

Lee el fallo de la Corte Suprema aquí:

Fallo Corte Suprema Matrimonio Derecho by Anonymous 23qUNx on Scribd