Este jueves, Roberto Audano, el autor confeso del femicidio de Concepción Arregui fue condenado a cadena perpetua por la justicia argentina.

El caso se conoció en febrero, cuando familiares y amigos reportaron la extraña desaparición de la chilena que residía en Mendoza. La mujer es era prima de la actriz de televisión Carolina Arregui.

Finalmente, durante los primeros días de marzo, Audano López confesó extrajudicialmente haberla asesinado.

De acuerdo a 24 Horas, el hombre asesinó a su esposa y luego la lanzó al embalse Potrerillos, en Mendoza. Gustavo Pirello, fiscal a cargo de la investigación, aseguró que el sujeto actuó de manera muy planificada: primero la llevó en su automóvil hasta un camping, con la excusa de comprar unos terrenos.

En ese lugar, Roberto Audano le disparó a Concepción en la nuca y en la sien. Luego “colocó el cuerpo en un saco de dormir, lo envolvió en una carpa y lo ató por la cintura con cadenas que estaban conectadas a un balde con peso”, detalló el persecutor.

Días después, la Policía de Investigaciones confirmó el hallazgo del cuerpo de la mujer en un río. La primera versión del condenado señaló que dejó a su pareja en un terminal de buses.

La defensa del femicida solicitó que la pena sea cumplida bajo arresto domiciliario total por supuestos problemas de salud, pero la petición fue rechazada por el tribunal. Además, como la pena es resultado de un acuerdo entre la Fiscalía y el defensor, es de carácter inapelable.

Audano fue condenado por homicidio agravado y se descartó el delito de femicidio debido a que la pareja no tenía un expediente previo con hechos de violencia intrafamiliar registrados.