Este jueves fue aprobado en la Cámara de Diputados el proyecto de ley de Protección a la Lactancia Materna. Con 125 votos a favor, la iniciativa fue despachada al Senado, a cumplir el último trámite legislativo.

El proyecto busca sancionar cualquier tipo de discriminación a la lactancia materna, garantizando los derechos de la niñez y condenando todo tipo de discriminación que los amenace.

La iniciativa busca que el amamantamiento pueda realizarse sin restricciones en cualquier espacio público o privado. De esta forma, los recintos no podrán imponer ningún cobro a las mujeres que necesiten amamantar. Tampoco podrán exigirles el uso de salas especiales para este motivo, a menos que deseen utilizarlas voluntariamente.

Sobre las trabajadoras, estas deberán tener todas las facilidades otorgadas por su empleador para extraer y conservar su leche materna. En el caso de no cumplir estas normas, las empresas arriesgan multas de entre 48 mil y 194 mil pesos aproximadamente.

El proyecto además promueve la creación de Bancos de Leche Materna que hoy se encontraban sin regulación. Según una de las autoras de esta indicación, la diputada Karol Cariola esto permitirá que “las madres puedan donar leche materna para recién nacidos que por alguna razón no tienen acceso”.

Por su parte, la senadora Carolina Goic (DC), explicó que la iniciativa “busca resguardar la lactancia como algo tan particular de la relación entre madre, hijo e hija. La idea es que lo puedan hacer donde quieran y se sientan cómodas dando pecho”.