Las denuncias por abusos realizadas por sacerdotes en contra de menores llegaron por primera vez al Opus Dei. La comunidad eclesiástica, fuertemente ligada a la élite política y empresarial del país, confirmó que existen dos denuncias en contra del Sacerdote Patricio Astorquiza Fabry, ex capellán del Colegio Nocedal, ubicado en la población El Castillo.

La denuncia en contra del eclesiástico, se refiere a dos casos de “acoso persistente en el tiempo y a un abuso de conciencia, ambos con posible connotación sexual”, realizados hace 20 años en contra de dos menores cuyas identidades y edades se mantienen bajo reserva.

Según la organización religiosa, la investigación previa contra el presbítero fue decretada por el vicario regional del Opus Dei, Sergio Boetsch, en octubre de 2018. La primera de las denuncias fue recibida en diciembre, y se dispuso como medida cautelar, debido que al momento de los abusos las víctimas habrían sido menores de edad, Astorquiza no puede ejercer públicamente el ministerio sacerdotal.

Patricio Astorquiza Fabry, de 82 años, fue capellán de los colegios Tabancura y el Nocedal. Este útlimo se ubicaba en la comuna de La Pintana y era parte de las obras sociales que la congregación ha despelgado en sectores vulnerables. Además es asesor espiritual de la Pastoral UC y escribía columnas sobre el evangelio en la edición dominical de El Mercurio.