Durante las últimas horas, la búsqueda privada iniciada por la familia de Emiliano Sala dio sus primeros resultados, tras una jornada de exploración marina. El pasado domingo fue encontrado el avión que trasladaba al futbolista argentino y al piloto David Ibbotson en el fondo del Canal de la Mancha.

“Localizamos los restos del avión en el fondo del mar, a una profundidad de 63 metros, muy poco después de que empezáramos a buscar”, relató David Mearns, quien está a cargo del operativo. “Una vez que lo vimos, llamamos al buque más grande, el GEO Ocean III, que es el que ha sido contratado por la AAIB (el organismo estatal a cargo de la investigación). Ellos sumergieron un vehículo a control remoto con cámaras y luces. Así confirmamos que era el avión. Ellos pudieron ver el número de registro”, añadió.

Uno de los hechos que sorprendió a los investigadores es que “la mayor parte del avión está ahí. Esperábamos encontrar solo escombros. Está rota, pero la nave está casi completa ahí”. En el momento, Mearns dijo que recuperar a los cuerpos al interior de la nave es “una posibilidad”, aunque recalcó que su misión es develar las causas del accidente.

Sin embargo, durante esta mañana el medio inglés Daily Express aseguró que fue hallado un cuerpo en medio de los restos de la avioneta en donde viajaba el futbolista. Hasta ahora, la noticia sigue en desarrollo, aunque la Oficina Británica de Investigación de Accidentes Aéreos señaló que “en las imágenes de video (…) se ve a un ocupante entre los restos” y añadieron que “la AAIB está considerando los siguientes pasos, en consulta con las familias del piloto y del pasajero, y con la policía”.

El director de la búsqueda aseguró que esperan ayuda del Gobierno para recuperar la aeronave, algo que la familia defiende para continuar con la investigación de lo ocurrido. “Ellos quieren desesperadamente que la aeronave sea recuperada”, precisó Mearns.

La avioneta en donde viajaba Sala se perdió el domingo 20 de enero, cuando el jugador viajaba a Cardyff desde Nantes, tras despedirse de sus compañeros para asumir el desafío en un nuevo equipo. Pese a que inicialmente se realizó una búsqueda, fue suspendida luego de que las autoridades señalaran que era casi imposible encontrarlo en esas condiciones. Sin embargo, la familia logró reunir fondos para continuar la búsqueda privada, que ya está dando resultados.