fbpx
Política

¡Rabindranath Quinteros Competirá contra Camilo Escalona!

Por: Rodrigo Ruiz / Publicado: 13.03.2013
RABINDRANATH QUINTEROS LÍDER DE PUERTO MONTT COMPETIRÁ CONTRA ESCALONA SI O SI El ex alcalde de Puero Montt advierte: “Ya pasó el tiempo de los políticos iluminados que venían desde Santiago a decirnos qué hacer”. Fuente: www.chiletecuida.cl Aunque hoy martes 12 de marzo el vespertino, La Segunda, en su página 11, envió un mensaje a […]

RABINDRANATH QUINTEROS LÍDER DE PUERTO MONTT COMPETIRÁ CONTRA ESCALONA SI O SI El ex alcalde de Puero Montt advierte: “Ya pasó el tiempo de los políticos iluminados que venían desde Santiago a decirnos qué hacer”. Fuente: www.chiletecuida.cl Aunque hoy martes 12 de marzo el vespertino, La Segunda, en su página 11, envió un mensaje a los competidores del intocable y líder de los fácticos del PS, el Senador Camilo Escalona a que bajen sus postulaciones, desde Puerto Montt y donde se encuentra realizando campaña en terreno al lado de la gente, el Ex Intendente y popular ex Alcalde Rabindranath Quinteros, contestó enfático que el no bajará su candidatura y que solo espera la fecha de las primarias para competir. Aquí además profundiza en la visión que desea imponer a su estilo como Senador por la Región de Los Lagos. ¿Cuál va a ser el sello de su gestión senatorial? Mi postulación se define mediante la defensa de las regiones y sus derechos. Los problemas y las necesidades de las regiones son diferentes, y son también distintos entre comunas de una misma región, entonces no es justo ni razonable aplicar en cada caso una misma solución. Ya pasó el tiempo de los políticos iluminados que venían desde Santiago a decirnos qué hacer. Hoy el proceso es inverso, se trata de dialogar y construir de modo conjunto las propuestas de solución para defenderlas después frente a las autoridades centrales. Entiendo perfectamente que la labor parlamentaria tiene un carácter nacional, pero eso no significa, bajo ningún punto de vista, que debamos omitir las particularidades de cada región y hacer “tabla rasa” creando leyes y aplicando políticas públicas uniformes para todo el país. Es una, entre varias, de las razones por las que la sociedad chilena ha perdido progresivamente la confianza en las instituciones políticas del Estado y, especialmente, en las personas que ejercen la representación ciudadana. Y a esta “crisis de representación” se suma una sensación de “desamparo social”. Los ciudadanos perciben una lejanía cada día más infranqueable entre los temas que a ellos les interesan y aquellos que conforman la agenda de los parlamentarios. Prueba de ello es que el Poder Legislativo junto con los partidos políticos, es una de las instituciones más cuestionadas y peor evaluadas. ¿A su juicio, ha existido una real coordinación en el trabajo de la gente de la región con sus diputados y senadores? Más allá de las intenciones y voluntades individuales de algunos parlamentarios, la coordinación ha sido escasa e insuficiente. La circunscripción 17 –que está compuesta por las provincias de Llanquihue Chiloé y Palena y algunas comunas de la de Osorno- tiene 2 senadores y 6 diputados, y el resto de la provincia de Osorno comparte 2 senadores con la Región de Los Ríos y tiene otros 2 diputados. Es decir, hablamos de una región que ha votado por 12 congresistas, que podrían haber constituido desde hace tiempo ya una fuerza regional transversal y superior a los intereses políticos de los parlamentarios y sus coaliciones, pero que no han hecho nada al respecto. ¿Cuáles son las principales críticas que usted tiene al trabajo de los parlamentarios, conociendo su trayectoria de 21 años de servicio público como intendente, alcalde y presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades? La principal crítica, que no es sólo mía sino que de mucha gente, es el alejamiento entre los parlamentarios y sus electores y, por ende, la pérdida de esa “sintonía fina” que sólo se obtiene mediante la interacción permanente con la comunidad. Queda la percepción de que a las regiones se viene a buscar el voto para llegar al Congreso y que luego no hay una reciprocidad entre el trabajo parlamentario y esos electores. A eso yo le agrego además el poco interés por asumir las particularidades regionales y una profunda desconfianza hacia las administraciones comunales y hacia los alcaldes y concejales. En Chile, aproximadamente el 10% de las inversiones se deciden en regiones, cuando la media en los países desarrollados es del 30%. Estamos muy por debajo de los niveles aceptables de descentralización, que es una de las variables a las que la OCDE asigna mucha importancia para alcanzar los niveles de desarrollo al que el país aspira. ¿Cree que su trayectoria en la región es un plus en comparación a candidatos que vienen de otras zonas del país? Llevo en la Región de Los Lagos 40 años, llegué como relegado político en diciembre de 1973 a la comuna de San Pablo, donde viví y formé muy buenas amistades, luego me instalé en Osorno, durante los 80, para trabajar como dentista y donde también asumí un trabajo político en aras de la recuperación de la democracia. Fui intendente 10 años, durante los gobiernos de Patricio Aylwin y Eduardo Frei y alcalde de Puerto Montt por 3 períodos. Sin duda esta historia de vinculación permanente con la región es un plus, por cuanto me ha permitido conocer en detalle la realidad de un territorio tan diverso y extenso. Pero creo que tanto valioso como pertenecer a un lugar es ser capaz de mantener el vínculo y la lealtad con aquellas personas que le entregan a uno su confianza mediante el voto. ¿Ha sentido el respaldo de su partido, el PS, para presentar su candidatura? Ni cuando anuncié mi decisión de no repostular como alcalde de Puerto Montt y ni al expresar mi interés por postular al Senado, he sentido presiones o gestos negativos de parte del PS. Entiendo que el partido debe guardar un cierto criterio de equidad entre todos los aspirantes a una candidatura. Es la ciudadanía, militante, simpatizante e independiente, la que debe entregar su respaldo en un proceso de elecciones primarias abiertas, que es el único mecanismo que hoy asegura transparencia y participación en la definición de los candidatos. ¿Cómo cree usted que se debe abordar el tema de la conectividad entre el continente y Chiloé. Además de la propia conectividad en la isla? El puente sobre el canal de Chacao debe ser una prioridad, pero no la única en materia de conectividad. Hace falta un puente sobre el Canal Dalcahue, donde hoy existe un monopolio en el servicio de transbordadores que fija y modifica las tarifas a su antojo, hay que revisar toda la vialidad de la provincia de Chiloé y poner un especial acento en el mejoramiento de la red de caminos secundarios para optimizar no sólo el traslado de los vecinos sino también para promover el desarrollo turístico. Se ha dado un paso importante con la puesta en marcha del Aeropuerto de Castro y en el futuro habrá que intervenir la infraestructura portuaria de la isla. ¿Cuáles son sus ideas descentralizadoras para fortalecer la región? Las regiones de Chile necesitan voz y voto en las decisiones nacionales. No basta con ser escuchadas en sus demandas. Las regiones necesitan ser consideradas. Se trata de avanzar en una redistribución equitativa del poder que permita generar políticas nacionales con sentido descentralizador. Y para lograrlo, es imprescindible comprender que Chile es un país unitario, pero diverso. Que las comunidades del norte, del centro y del sur requieren de una atención diferenciada, porque tienen procesos, necesidades, inquietudes, costumbres y aspiraciones distintas. Intentar abarcar esta complejidad con medidas, acciones y propuestas estandarizadas y definidas desde el centro del poder sólo contribuye a generar injusticia. La Región de Los Lagos, con su tremendo potencial productivo, social y cultural, con su diversidad expresada en 30 comunas habitadas por 716.739 personas necesita de una representación parlamentaria de calidad, presente y consciente de la realidad que nos toca vivir. Esa representación debe manifestarse en una mayor preocupación por la calidad de vida de la gente, expresada en mayores niveles de conectividad, mejor infraestructura y calidad en educación y salud, en obtener mayores garantías e incentivos para el desarrollo de las actividades productivas y promover la innovación, en crear conciencia y respeto por su valioso patrimonio ambiental, en fomentar la participación y equidad social. ¿Desde el sillón senatorial, cuál es su opinión sobre el sistema binominal, la constitución y la posible elección de Michelle Bachelet? Para lograr que las cosas sean distintas, primero hay que renovar a los actores políticos del presente, por otros capaces de propiciar este cambio hacia el futuro. Es necesario asumir que las fórmulas que permitieron restablecer la democracia, hace ya más de 20 años, requieren profundos cambios. Eso significa, en primer término, asumir la tarea de dar al país una nueva Constitución que, a diferencia de la del 80, tenga una génesis democrática mediante una Asamblea Constituyente y se haga cargo de la realidad actual del país y de su proyección en el futuro. El sistema binominal, que asegura una representación equitativa entre bloques políticos dispares ha demostrado ser un modelo poco representativo y retrasado para lo que los chilenos esperan de su Parlamento. Y no sólo porque permite que un sector con el 33% de adhesión tenga igual representatividad que aquel que posee el 66%, sino porque además facilita la movilidad de un grupo de actores políticos –cuyos nombres se repiten con exceso- de un territorio a otro, dejando a las regiones reducidas a una expresión territorial-instrumental, desde donde se cosecha la adhesión necesaria para ganar un escaño en el Congreso y, una vez logrado ese propósito, quedan nuevamente relegadas a un plano secundario. Michelle Bachelet es hoy día y por lejos la candidata más fuerte de todo el espectro político nacional. El recuerdo de su buena gestión, de su carisma y su liderazgo contrapuesto al desempeño del Gobierno de Sebastián Piñera explican en parte esta popularidad. Creo que tiene las mejores posibilidades de ganar y creo que su gestión será exitosa en la medida en que se ponga atención y se den respuestas a las demandas expresadas por los movimientos sociales en temas que hoy son cruciales para la gente, como la educación, la salud, el sistema de pensiones, la protección ambiental, por nombrar algunos, además de encauzar las reformas políticas de las que ya hablábamos. Creo que es un error pensar que Bachelet 2014 va a ser la reedición exitosa de Bachelet 2006…hay que cambiar el guión y ampliar y renovar el reparto de actores.

Contenido relacionado

Desbordes tras declaraciones de Mañalich: “El ministro de Salud debería saber los niveles de hacinamiento”

Maite Orsini acusa al ministro Felipe Ward de censurarla y apropiarse de un proyecto que ya estaba en trámite

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Diario de un confinamiento: Los 20 días de una paramédica en un hotel sanitario de Estación Central

Conflicto con Rubilar, polémicos dichos, demoledoras cifras COVID-19 y clamores de renuncia marcan la semana más adversa de Mañalich

REDES| “En Chile, George Floyd se llama Gustavo Gatica o Fabiola Campillai”