Este jueves 21 de abril, el movimiento autonomista Wallmapuwen entregó 1.300 firmas al Servicio Electoral para transformarse en un partido político, con el fin de representar una alternativa dentro de la región de la Araucanía en las próximas elecciones municipales.

La recolección de fimas comenzó en la región en noviembre de 2015 y ya en marzo de este año se había sobrepasado la cantidad mínima (975) que exige la Ley de Partidos Políticos.

Wallmapuwen es un movimiento político autonomista del territorio mapuche histórico (Wallmapu) que tiene como objetivo defender y promover los derechos de todos los habitantes del territorio sean mapuches, chilenos/as o inmigrantes.

Entre sus principales lineamientos destaca el reconocer y promover el carácter intrínsecamente mapuche que tiene este territorio, que según plantean, hace más de 130 años fue el País Mapuche. Lo anterior se materializa en una propuesta política basada en Estatuto de Autonomía para Wallmapu para que sean sus habitantes quienes decidan la vida social, política, económica y cultural que quieren; es decir, que los problemas de Wallmapu se resuelvan con la voluntad y propuestas de sus propios habitantes.

Para Andrés Carvajal, vicepresidente del movimiento “eso significa cortar con la actual subordinación Santiaguina y con una clase política chilena mezquina e indiferente a los asuntos del territorio, excepto cuando se trata de enriquecerse extrayendo los recursos naturales que existen en Wallmapu para “desarrollar” Santiago y Chile Central dejándonos acá sólo el costo de los impactos medioambientales”.

Carvajal añade que “Wallmapuwen anhela volver a gobernar un país, ese que heróicamente defendieron nuestros bisabuelos y tatarabuelos a fines del siglo XIX porque sólo desde ese sitial se puede tener injerencia sobre las leyes para el conjunto del territorio, que ordenen la economía y la vida política y social de nuestro territorio”, finalizó.