Política

Cámara de Diputados realizó minuto de silencio por la muerte de Fidel Castro y un diputado UDI abandonó la sala

Por: El Desconcierto / Publicado: 28.11.2016
captura-de-pantalla-2016-11-28-a-las-5-25-23-p-m /
Tras la muerte del líder de la Revolución Cubana, la cámara de diputados chilena se sumó a las acciones guardando un minuto de silencio en honor a su recuerdo. El parlamentario gremialista Ignacio Urrutia se mostró en desacuerdo y se retiró de la sala. De la UDI sólo cuatro diputados se quedaron al homeanje (Iván Norambuena, Celso Morales, Andrea Molina y Arturo Squella). La DC brilló por su ausencia.

Tras la muerte del líder de la Revolución Cubana Fidel Castro, quien falleció el pasado sábado a los 90 años, han sido cientos los homenajes y los comentarios -positivos o no- que se han realizado en su memoria.

La Cámara de Diputados chilena no se quedó fuera. Es por eso que en la sesión de este lunes se realizó un minuto de silencio en memoria del fallecido revolucionario. El parlamentario del Partido Comunista Daniel Núñez compartió imágenes por Twitter, usando el hashtag #HastaSiempreComandante.

Según contó a través de la misma red social el periodista Óscar Cáceres, el militante UDI Ignacio Urrutia se mostró en desacuerdo, y abandonó la sala durante esa instancia. Los únicos diputados que se mantuvieron en el acto fueron Andrea Molina, Arturo Squella, Celso Morales e Iván Norambuena). La ausencia de diputados DC marcó el reconocimiento.

Contenido relacionado

Partido Comunes pone en duda mantenerse arriba del acuerdo constituyente

Diputada Nuyado acusó “racismo” por parte de la UDI por proceso constituyente

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Habla subeditor desvinculado de La Tercera: “En algunas secciones existe un clima intimidatorio”

La primera crisis de Bolsonaro: Retirada de médicos cubanos afecta a 28 millones de pacientes

Los rojos labios de José Martí y el sagrado bronce de la masculinidad