fbpx
Opinión

Alba que te quiero Alba: El desafío de la izquierda en chile (II)

Por: Jorge Scherman Filer / Publicado: 09.12.2016
Alba que te quiero Alba: El desafío de la izquierda en chile (II) /
Que la izquierda descalza no es suficiente me parece una obviedad. Se tendría que sumar Nueva Democracia (ND), el mundo indígena, sindical, estudiantil y artístico, las organizaciones sociales, grupos culturales de base y demás. En síntesis, los movimientos sociales, tod@s aquell@s cabread@s en todos sus ámbitos con el duopolio neoliberal. Y otra obviedad, encantar a quienes se abstienen ya sea por cabreo, o por desidia individualista (lo que creo es mucho más difícil).

Introducción

Todo parece indicar que soplan vientos propicios para la formación del Frente Amplio de Izquierda (FAI). Hasta el senador rugbista y caminante por el desierto ha declarado que habrá cuatro candidatos presidenciales competitivos, incluido el “Podemos chileno” (El Mercurio, 4/12/2016, D10). Después de los amplios triunfos de Sharp y Rozas en las alcaldías de Valparaíso y Pedro Aguirre Cerda, respectivamente, y de la obtención de un 7,3% a nivel nacional en concejales de lo que llamo la “izquierda descalza” (RD, MA, IL, Humanistas, Ecologistas, Igualdad y Justicia y Transparencia), no parece un mero wishful thinking. Intuyo que son una buena base que se sustenta en datos duros: estamos hablando ya de 329 mil votos.

Que la izquierda descalza no es suficiente me parece una obviedad. Se tendría que sumar Nueva Democracia (ND), el mundo indígena, sindical, estudiantil y artístico, las organizaciones sociales, grupos culturales de base y demás. En síntesis, los movimientos sociales, tod@s aquell@s cabread@s en todos sus ámbitos con el duopolio neoliberal: la Nueva Mayoría (NM) y Chile Vamos (ChV). Y otra obviedad, encantar a quienes se abstienen ya sea por cabreo, o por desidia individualista (lo que creo es mucho más difícil).

Pienso que es indispensable para obtener buenos resultados para el FAI en las parlamentarias y presidenciales de 2017 conquistar en primera instancia el voto de los pueblos PS, PC e IC+Más Región y, eventualmente, del pueblo PRO (siempre y cuando, como opiné en una columna anterior, MEO se vaya para la casa y retome su labor de pasarse películas).

En esta dirección es que he elaborado un ejercicio en que se proyecta a partir de las recientes elecciones de concejales qué pasaría con la elección de diputados por parte del FAI bajo distintos escenarios o especulaciones sobre la conformación de distintas alianzas: 1) la izquierda descalza sola actual; 2) la izquierda descalza más los pueblos PS, PC e IC+Más Región; 3) el escenario 2) más el pueblo PRO.

Los resultados son muy sugestivos y sorprendentes.

Escenarios: ¿qué frente amplio de izquierda?

El Escenario 1 supone, algo que no es evidente aún, que el FAI se conforma a partir de la alianza (pacto electoral) entre los grupos de izquierda que se autodenominan humanistas, ecologistas, autonomistas y revolucionarios democráticos, igualitarios y libertarios, justicieros y transparentes. Fueron en pactos separados a la elección de concejales. Obtuvieron, ya lo dije, un 7,3% de los votos válidamente emitidos.

¿Qué pasaría si conforman un pacto y van juntos a la parlamentaria de 2017? Simple: este FAI obtendría solo 1 diputado -de 155- en el Distrito 10 (Santiago, Providencia, Ñuñoa, Macul, San Joaquín y La Granja). Obtuvo en este Distrito un 19% y elegiría a un diputado de RD+MA.

Y eso es todo. En ningún otro Distrito del país (son 28) este FAI alcanzaría el mínimo que va de 12,5% a 33,4%.

En el Escenario 2 asumimos que a este FAI se suman los pueblos PS, PC e IC+Más Región. Independientemente de lo que decidan sus nomenklaturas y operadores políticos (algo que ya ocurrió en el Colegio de Profesores y ahora parece que se viene en la ANEF). En este caso los resultados de nuestro ejercicio respecto a diputados elegidos por este segundo FAI serían los siguientes:

Voto popular PC: 1

Humanistas: 2

Voto popular PS: 15

Ecologistas: 2

RD+MA: 5

Igualdad + Izquierda Libertaria: 1

TOTAL: 26

En este escenario, ni Justicia y Transparencia ni la IC+Más Región obtendrían ningún diputado. Este segundo FAI se encarnaría o apoya en el 25,4% que obtuvo recién en concejales, y lograría un 16,8% de los parlamentarios en la Cámara de Diputados en 2017.

El Escenario 3 agrega al pueblo PRO. En este caso hipotético, los resultados serían los siguientes:

Voto popular PC: 5

Humanistas: 2

Voto popular PS: 16

Ecologistas: 2

RD+MA: 5

Igualdad + Izquierda Libertaria: 1

Voto popular IC+Más Región: 1

TOTAL: 31

El gran beneficiario de este tercer FAI es el pueblo PC, que subiría de 1 a 4 diputados. Y luego los pueblo PS e IC+Más Región que suben en 1. Paradójicamente, el pueblo PRO contribuiría con al aumento de 5 diputados, pero no elegiría ninguno. Esto se debe que sumaría sus votos a este tercer pacto del FAI, sin lograr alcanzar la cifra mínima repartidora dentro del pacto.

Este Escenario 3 se sustentaría en la obtención de este FAI de un 29,4% en la elección de concejales 2016, lo que permitiría proyectar exactamente un 20% de l@s diput@s que asumirán en la nueva legislatura.

Reflexión Final

Estoy muy consciente que este constituye un ejercicio de ciencia-ficción o de una suerte de ucronía extraña: ¿Qué pasaría si…? Sin embargo, creo que apunta a lo que sería al menos una primera fase del proyecto de formar un FAI: Unir a las fuerzas de izquierda actuales, y atraer al pueblo de izquierda atrapado, a mi juicio, en la dicotomía dictadura/democracia (o del Sí y el No), o bajo el liderazgo personalista de un cuestionado MEO. La segunda, sin duda, sería extender la alianza popular, el FAI, hacia los diversos movimientos sociales y culturales. Y la última etapa, pienso, es encantar a los cabreados con el duopolio neoliberal pero que se abstienen de votar, y ojalá al menos a un segmento de los que denomino individualistas con desidia social.

Esta división por etapas o secuencial es solo una abstracción analítica. Tengo claro que se trataría de un proceso y trabajo simultáneo o transversal.

Sin nunca perder de vista: “… Allende es la altísima vara con que deben medirse quienes se digan de izquierda” (Dauno Tótoro Taulis, Ser de izquierda, 58).

 

 

 

 

Jorge Scherman Filer
Contenido relacionado
Los desafíos del movimiento social a un año del estallido

Los desafíos del movimiento social a un año del estallido

Baquedano no se va a los cuarteles

Baquedano no se va a los cuarteles

Te puede interesar
FA y DC se reúnen para avanzar en puntos comunes con miras a la Convención Constitucional

FA y DC se reúnen para avanzar en puntos comunes con miras a la Convención Constitucional

Chilenos y chilenas en el extranjero exigen mecanismos de votación que no impliquen desplazarse geográficamente a un consulado

Chilenos y chilenas en el extranjero exigen mecanismos de votación que no impliquen desplazarse geográficamente a un consulado

México y Grupo de Puebla piden la renuncia del secretario general de la OEA por intervenir en asuntos internos de Bolivia

México y Grupo de Puebla piden la renuncia del secretario general de la OEA por intervenir en asuntos internos de Bolivia