Carabineros gastó 169 millones de pesos en bombas y líquidos lacrimógenos entre marzo de 2016 y mayo de 2017.

Carabineros entregó el detalle del gasto, licitaciones y registro de proveedores de elementos disuasivos, como bombas lacrimógenas y balines de goma utilizados en control de manifestaciones por orden de la Novena Sala del tribunal de alzada que ratificó una decisión del Consejo para la Transparencia después de que Bío Bío Chile pidiera tener acceso a esta información.

La investigación detalla que la institución ha realizado siete licitaciones en los últimos años con el fin de obtener elementos disuasivos y que seis de ellas son privadas, mientras que la restante se hizo por trato directo.

La compra más cara dentro del periodo comprendido entre marzo de 2016 y mayo de 2017, fue realizada el 17 de mayo pasado y costó 135 mil dólares. En tanto que otra realizada el 22 de junio de 2016 alcanzó la cifra de 110.250 dólares, el mismo año pero el 9 de marzo la institución desembolsó 25.200 dólares.

Estas licitaciones corresponden a la compra de granadas y líquidos lacrimógenos en los cuales Carabineros gastó un total de 270.450 dólares (169 millones de pesos).