Durante las elecciones parlamentarias de noviembre pasado, un total de 41 mujeres -37 afiliadas a un partido- resultaron electas, tras el debut de la ley de cuotas en el Congreso.

La iniciativa obligó a los partidos políticos a presentar listas equilibradas en términos de género, permitiendo que las candidatas al Congreso representaran a un 41,3% y que desde el próximo 11 de marzo un 23% de sus miembros sean mujeres. 

La medida que busca combatir la baja representación de las mujeres en el Congreso también contempló por primera vez una disposición transitoria de la Ley 19.884 sobre Transparencia, Límite y Control del Gasto Electoral, que incluye un beneficio monetario por cada parlamentaria que sea electa. De este modo, el Servel considera un aporte a cada colectividad por senadora o diputada electa de 500 UF (sobre los $13 millones) para los procesos de 2017, 2021, 2015 y 2029.

En cumplimiento de la ley, el organismo repartirá $486.918.335 a 13 partidos políticos del país, que podrán destinar el dinero a implementar programar y desarrollar actividades que fomenten la participación de las mujeres en política. El pago de los recursos se hará a través de la Tesorería General de la República y su uso será fiscalizado por la Subdirección de Partidos Políticos.

“Este es un impulso importante a la participación de las mujeres en política, que va en línea con otras medidas que han tenido un positivo impacto en el último proceso electoral, como fue la llamada ley de cuotas”, recalcó el director del Servel, Raúl Aspillaga.

Del mismo modo, recordó que los reembolsos que correspondan a las candidatas que participaron de las elecciones se verán incrementados en un 0,01 UF respecto de los hombres. Renovación Nacional fue el partido con mayor cantidad de parlamentarias electas y recibirá un total de $118.439.595 por las cinco mujeres que llegarán al Congreso.