La arqueóloga Consuelo Valdés Chadwick fue el nombre elegido por el presidente Sebastián Piñera como la nueva ministra de Culturas, Artes y Patrimonio, en reemplazo del saliente Mauricio Rojas, quien duró apenas tres días en el cargo, luego de la indignación que generaron sus dichos en que calificó como “montaje” al Museo de la Memoria.

De 70 años, Valdés estudió arqueología en la Universidad del Norte de Chile, posee un Master of Arts en Estudios Latinoamericanos con mención en Antropología de la Universidad de Alabama y Diplomada en Producción Audiovisual de Standford University, en Estados Unidos.

Pese a los trascendidos, desde el ministerio del Interior comunicaron a la prensa que no existe parentesco entre la nueva titular y el ministro del Interior, Andrés Chadwick Piñera –quien a su vez es primo del presidente– y que se trata de una coincidencia de apellidos.

En su trayectoria posee un extenso paso por establecimientos vinculados al ámbito cultural. Sus primeras incursiones fueron en los años ’80, durante el régimen militar, como creadora de la Coordinación Nacional de Museos –actual Subdirección Nacional de Museos– de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM).

Además, destaca su paso como directora ejecutiva del Museo Interactivo Mirador MIM (2010-2014), integrante del grupo Tantauco de Cultura (2009)–el grupo de profesionales que durante dos años trabajaron para elaborar el programa del primer gobierno de Piñera–, el Directorio de la Corporación Cultural de la Estación Mapocho (2011-2013) y, en 2007, junto a Carmen Vergara coordinó y creó la Casa-Museo Eduardo Frei Montalva.

Actualmente, Valdés ejerce dos cargos ad-honorem: miembro de dos directorios de Corporación Museo Artequín (Santiago y Viña del Mar). Hasta septiembre de 2016 lo fue del directorio de la Fundación Ciencia Joven y del directorio de la Fundación MediaBus.