Mónica Rincón criticó a Sebastián Dávalos por su demanda contra Yerko Puchento y la calificó como “una broma de mal gusto”.

En su editorial en el programa de CNN, “Marca Registrada”, la periodista afirmó que la demanda de Dávalos carece de “seriedad”.

Rincón argumenta que incluso el monto que pide el hijo de Michelle Bachelet es “absurdo” y que una demanda así se comprendería “si él fuera el Mago Valdivia y alguien va y lo lesiona a propósito, pero no se entiende con qué criterios se autoevalúa“.

En la misma línea, la comunicadora argumentó que no se puede evaluar igual una rutina humorística que “como se juzgaría un reportaje de la prensa“.

Rincón, además, afirmó que se echa de menos una autocrítica por parte de Dávalos debido a que su “sola presencia” en la oficina de Andrónico Luksic fue “inadecuada”. “Haber hecho eso fue lo que lo puso en la situación en que está hoy”, cerró.

Mira el editorial acá: