El actor Jimmy Bennett decidió hablar por primera vez desde que denunció haber sido abusado sexualmente por la actriz Asia Argento cuando él tenía 17 años. El caso fue revelado el pasado domingo por The New York Times y ha provocado gran atención mediática en todo el mundo.

El joven actor, quien hoy tiene 22 años, envió un comunicado al periódico para explicar por qué no se atrevió a hablar antes de lo ocurrido: “Tenía miedo y estaba avergonzado”, reconoció. “Trataba de buscar justicia de una forma que tuviese sentido para mí porque no estaba preparado para lidiar con las ramificaciones de mi historia al hacerse pública”.

“En ese momento creía que todavía existía cierto estigma en la sociedad por el hecho de ser un hombre. No pensé que la gente pudiese entender que eso sucedió desde el punto de vista de un adolescente”, señaló Bennett.

En su comunicado, el actor destaca la valentía de hombres y mujeres que se han atrevido a contar sus experiencias de acoso y abuso sexual, en el marco del movimiento #MeToo, que tuvo entre sus principales representantes a Asia Argento.

“No hablé en un principio de mi historia porque decidí tratar de arreglarlo en privado con la persona que me hizo daño”, señaló el joven, quien recibió un pago de 380.000 dólares de parte de Anthony Bourdain, el chef fallecido que entonces era pareja de Argento. Sin embargo, apuntó que “mi trauma resurgió cuando vi que ella salía como víctima”.

Por su parte, la actriz y directora italiana negó haber mantenido relaciones sexuales con el intérprete: “Niego y rechazo el contenido del artículo publicado por The New York Times que está circulando en los medios internacionales. Estoy profundamente conmocionada y afectada leyendo estas noticias que son absolutamente falsas. Nunca he mantenido relaciones sexuales con Bennett”.

El medio TMZ publicó una imagen que los muestra a ambos desnudos en la cama, una foto que coincide con la descripción realizada por The New York Times sobre cuatro imágenes que poseía. También hay capturas de pantalla en donde Argento le cuenta a otro amigo que sí tuvieron relaciones: “Me acosté con él. Fue raro, pero no sabía que era menor hasta que publicaron la carta de chantaje”, señaló en la conversación.