Cartas

¡Lesa Humanidad! De Declaraciones, Memorias y Derechos Humanos

Por: Jorge Gutiérrez Pizarro / Publicado: 12.12.2018
guzman y chadwick /
Finalmente, en realidad, el problema, me parece, es reducir la Política y su Reflexión a una Política de la Memoria o a una Memoria de la Política, y, dentro de ellas, aún más, a Derechos –y, más encima- Humanos, sin cuestionar ni el estatuto de los Derechos ni de lo Humano: como si no hubiese Ecología Política más acá o más allá de las ficciones de los Derechos, o como si lo Humano ya no hubiese sido suficientemente depredador de por sí.
I

En saludo a la Diputada Emilia Nuyado que ayer 11.12.18 interpeló en mapuzungun al Ministro del Interior y Seguridad Pública Andrés Chadwick sobre el homicidio de Camilo Catrillanca, y en memoria de los Derechos Humanos de Joane Florvil, Macarena Valdés, Juan Pablo Jiménez, Henry Joseph, Alejandro Castro y Álex Muñoz García: Asesinatos de la Sociedad Progresista de la Segunda Transición.

II

Hacia los 50 años de la Tiranía NeoCapitalista Democratizada: ¿Golpe de Estado? ¿Dictadura Militar -Cívica? ¿Quiebre de la Democracia? ¿Cáncer Marxista Salvador Allende? ¿Presidente Augusto Pinochet? ¿Pronunciamiento, Régimen, Gobierno? ¿Democracia en el Museo? ¿Nuevas-Viejas Transiciones? ¿Progresos y/o Desarrollos? ¿Detenciones, Torturas, Desapariciones de los Estados de/en la Excepción -sin Excepción, hoy?

III

Estado de Derecho nunca hubo por aquí –¡América! Ni hace 500 años en la Conquista, ni hace 200 en las Colonias y sus entrecomilladas Independencias. Mucho menos: hace 50 en los Golpes de Estado y los NoeLiberalismos actuales. Que asesinos anden sueltos o en cárceles de lujo sólo confirma el Descampado Para-Estatal sin Ley. A 30 Años del Plebiscito y del NO, Sebastián Piñera aún dice Régimen Militar y lo insinúa como inicio de la Primera Transición al Desarrollo. Y -a todo esto- fue la CIA la que concertó la Tiranía de Pinochet y el Plebiscito que la Legalizó como Democracia NeoLiberal Total. Es decir: puro Pinochetismo Soft.

IV

¿QUÉ ES LO QUE PUEDE UN MEME?
Vox de Bolsonaro: a mil inmigrantes mil ignorantes
formantes del informante desinformante.
Entre ayuda y capital: ¡Lesa Humanidad!
Ecocidias cual VHS, rayada: VIH/SIDA,
desempleo, deberes y soberanías.
¿Zonas de Sacrificio o Caravanas de la Muerte?

V

Ya que fue el lunes  el Día Internacional de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y porque Migrar es un Derecho hasta para “nazis que no son nazis” con pasaporte trucho: “la guerra no concluía y un amigo lo convenció de que destruyera su carné de oficial de ejército y se quedara con uno nuevo de la Cruz Roja. Quemó papeles y aceptó los nuevos. Luego, Erik Wünsch, ex oficial del ejército nazi que había migrado a Chile tras la guerra, le ayudó a conseguir visas. En noviembre de 1950 comenzó su éxodo”, y, claro, su Pacto Migratorio. ¿Quién es? Hemos de tener muchísimo cuidado con esta ola derechista que intentará invadir redes y calles con sus discursos identitarios de odio. Recuerden siempre: sus máximos referentes son descendientes de migrantes recientes, y, en algunos casos, de indocumentada procedencia.

VI

José Antonio Kast y Acción Republicana, Axel Kaiser y la Fundación Para el Progreso, Teresa Marinovic y Nueva Mente, el Movimiento Social Patriota y Capitalismo Revolucionario, el Partido y el Centro de Estudios Libertario, Cathy Barriga, Javier Milei, y todo ese largo etcétera, cada cual con sus particularidades teóricas y prácticas, pueden parecer de muy poca monta al lado de Vox o Jair Bolsonaro. Pero su monta está aún por verse. Y es que han ganado tanta popularidad en una juventud ‘triste y depotenciadamente nihilista’ en base a una crítica a ‘populismos y corrupciones de izquierda’ y al sostenimiento de un desarrollismo neocapitalista a la par de los clichés de la calidad de vida y la seguridad pública en una formación ciudadana con las marcas cráticas propias de tendencias sufragistas y financieristas-corporativistas, que se hace cada día más necesario seguirles la pista de cerca, por muy inofensivos y hasta cómicos que parezcan sus acciones o discursos. Tras todos sus pseudo conceptos de libertarianismos o progresismos, o sus críticas a fantasmas de izquierdas y derechas (para Kaiser Piñera es centro izquierda), tras toda esa majamama a ratos inentendible de concepciones políticas atravesadas por trabas morales o economías que se quieren desideologizadas, se esconden las nacientes fases del fascismo consustancial al capitalismo neoliberal actual y viniente.

VII

Diría que no es de mi parecer, para nada, que nada sirva, o, que izquierdas y derechas sean lo mismo, incluso, más acá o más allá de todas las críticas y de que hasta digamos que son ficciones, que son inexistencias, desde variados puntos de vista. Luego, propondría estudiar, estudiar mucho: estar siempre alerta y aprendiendo de cómo evolucionan e involucionan los pensamientos políticos. Y sospechar, sospechar a cada momento en que se nos presente una idea de libertad o de economía que se quiera “la libertad” o “la economía”, y sobre todo de las que se quieren “acríticas”, o “apolíticas”, o “desideologizadas”, pues, es en ellas en donde más abundan las ideologías despolitizantes o las economías altamente ideológicas. Proliferarán como nunca estos planteamientos aplacantes y avasalladores en los horizontes prácticos. Por ello, la urgencia de crear las “propias teorías”, para así, ir generando “las propias impropias prácticas”, que desde lo micropolítico despersonalizante y desindividualizante vayan cada vez más hacia lo macro colectivizador, reconvirtiéndose en danza con otras prácticas afectivo-afines. Es decir: desde la conjunción ir armando nuevos módulos de aprendizaje y existencia que aporten a la proliferación de nuevos pensamientos liberadores. Ahora bien, suelo respetar a quienes siguen casi todos los caminos de la política oficial o real politik, pero siempre teniendo en cuenta que aquella visión de la politicidad es la que nos ha llevado a todos los problemas actuales. Después, o antes, de todo, tengamos en cuenta, por favor, los movimientos que hay, por ejemplo, en la recién pasada encuesta de opinión del Centro de Estudios Públicos: aparte de voladero de luces para des responsabilizar los últimos y alarmantes asuntos, tantear cómo la elite ve al verdadero populismo encarnado en Joaquín Lavín. Antes, pensaba que su potencia era que de  diez  ideas locas, dos eran interesantes, y una, finalmente, le resultaba. Hoy, pienso, que de diez ideas de Daniel Jadue, cinco le copiará, y una le resultará.

VIII

¡CHANGOS!
¿Y? ¿Ahora -Nunca?
¿Quién Podrá
Salvarnos?
Haya o No
Haya Haya Allá:
¿Con Cuáles Balsas
Quemaremos las Barcas
de Camanchaca?
¡Qué Balsas!
Changa Playa
Llena de Paz
Froimovich, Malls
y Milicas Pesqueras.
¿Con qué Subsidios?
¿Con Qué Censos?
¿Con Qué Carnet
Desarmaremos sus Fronteras?
¡Punza en Nuca Kunza!
¡Nazca Llora Dicen!
¡Chancay Tejiendo Sigue!
¡Changos! ¡Changos! ¡Changos!

IX

Un problema del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos en Santiago es que casi sólo patrimonializa la Memoria de los Derechos Humanos entre 1970 y 1990, como si antes o después no hubiese Memoria ni Derechos Humanos: ¿Y las matanzas a principio de siglo? ¿Y hace dos, tres, cuatro, cinco siglos? ¿Y la traición de Michelle Bachelet a Ex Presas y Presos de Dictadura? ¿No figurarán ahí? ¿Ah? ¡Ah! ¿Y Manuel Gutiérrez? ¿Y José Huenante? ¿Y Macarena Valdés? ¿Acaso, a cada caso, ¿cazó caso?: la Alta Comisionada no dijo una sola palabra sobre la Machi o sobre el Cóndor Celeste, alias Celestino Córdova, o sobre la Policiaco-Militarización de Wallmapu? Aunque, eso sí, Bachelet fue un tanto más recatada en un asunto: quizá, sabía lo mediáticamente desfachatado que resultaba poner a un ‘Generador de Contenidos’ como Ministro de Cultura y a una “Defensora del Capital Humano” como Ministra de Educación, así, tan a ultranza. ¿La próxima Presidencia en manos del Coaching o las peores versiones de la Autoayuda (tan lejos no estamos)? En todo caso, es más interesante analizar cómo el holding de La Tercera termina siempre desviando de nuevo, cada vez, los asuntos de los cambalaches ministeriales entre Libertad y Desarrollo y la Fundación Para el Progreso, y todos los pseudo conceptos que éstas enarbolan para encubrir sus políticas de marketing y gestión capitalista de las Memoria, los Derechos, y los Patrimonios Materiales e Inmateriales.

X

Hola. Te agradezco sinceramente el posteo. Me hizo pensar y escribir un tanto más de lo habitual. He visto que se ha diversificado la línea museográfica, lo cual siempre es positivo y vital. Vi muestras y actividades relacionadas con las Memorias Indígenas y no sólo en relación a la Dictadura, y, tampoco, sólo de ‘bio hombres’ mapuche. Respeto y valoro, en este sentido, el trabajo de ustedes como Colectiva y el de Paula González y su equipo.

Creo que sería bueno que aquel empeño se radicalizara hacia los ‘pueblos’ o ‘poblaciones indígenas’ aún silenciadas. Provengo de una familia de Coquimbo en que nos hemos ido (des)identificando como Changos, a pesar de los obvios borramientos de los apellidos -Tongoy, para el caso- o que se hayan ido olvidando maneras de vida, como la relación con el mar o el hecho de tejer, si bien, aún habemos quienes los seguimos considerando, como yo, mi madre, y muchas familiares. En el Censo lo dijimos, y aparecemos como tales. Pero: ¿La solución es que nuestro Carnet lo diga o aparecer en los Censos? Eso sí, siempre donde haya espacios que muestren las necesarias heridas, como el Museo, hay que estar ahí y potenciarlos. He ahí el principal factor.

También, mi papá, fue Preso Político y aún sigue, como todo el País, con pesadillas por las noches y con temores muy profundos de pensamiento de vida –de muerte. Hoy vuelven los Montajes, Secuestros, Torturas y Asesinatos. Casi el mismo Aparato de Represión Estatal y casi la misma Maquinaria de Agencias Noticiosas para amedrentar a casi las mismas Poblaciones Pobres. Pero de otro modo, más profundamente ‘ideológicos’, más sutiles: un arrendador secuestra y tortura a la arrendataria que no quiere pagar, un papá secuestra a su hija por la tuición, una banda de narcotraficantes secuestra y tortura a una parte de la banda ‘contraria’, en la cárcel unos chilenos torturan a unos ecuatorianos, estudiantes se agreden entre sí y a docentes, etcétera.

¿Cómo un Museo de la Memoria reacciona ante estos Fantasmas Actuales direccionados a re-actualizar Traumas? Vuelve la CNI y el Plan Cóndor. Y, además, por si fuera poco, un Senador Pinochetista llora porque no lo quieren, precisamente, por ser Pinochetista (que en otros lares estaría prohibido y/o penado, al menos). Bachelet, como te decía, se rió en la cara de Ex Presas y Presos de Dictadura, les prometió ‘Compensaciones’, ‘Reparaciones’ (dudosas, siempre, claro), no hizo nada, y se fue a Defender los Derechos Humanos a la ONU. Como también se rió de las y los Docentes con su Deuda Histórica (y, recuerda: Des municipalización, la próxima Deuda Histórica). Y, sobre todo, de Francisca, de Macarena, de Celestino, poniendo en duda su “Estatuto Ontológico”, sus necesidades, al punto de que Piñera tuvo que llegar a un acuerdo con los Luchsinger, más que nada, para apaciguar el Pío del Río, dejar pasar con más fuerza el Comando Jungla –para luego decir que no existían, y desde su no existencia, descolocarlo a Mininco-, y preparar así el terreno para los MAPAS de Arauco en Arauco.

Se me ocurre que una pregunta sería, más o menos: ¿Cómo un Museo de la Memoria podría ir haciéndose cargo de todos estos Procesos de Auto identificación (y Desidentificación, como, veo, has y hemos venido trabajando) que son de antes, de décadas, de siglos, pero actuales –siempre, y sobre todo, actuales? ¿Cómo puede llegar a ser empático con todos estos Procesos de Trauma y con todas estas Heridas que –nos- constituyen? ¿Cómo desde ahí generar Políticas Públicas fuera de los típicos conceptos Transaccionales de ‘Compensación’ o ‘Reparación’, que en verdad no repararon nunca ninguna Marca Mnémica/de Memoria? ¿El día de mañana a los pueblos Chango y Kaweskar nos darán dinero para ir y comprarle las playas a pesqueras como Camanchaca?

Finalmente, en realidad, el problema, me parece, es reducir la Política y su Reflexión a una Política de la Memoria o a una Memoria de la Política, y, dentro de ellas, aún más, a Derechos –y, más encima- Humanos, sin cuestionar ni el estatuto de los Derechos ni de lo Humano: como si no hubiese Ecología Política más acá o más allá de las ficciones de los Derechos, o como si lo Humano ya no hubiese sido suficientemente depredador de por sí.

Fuerza en estos tiempos violentos –peores- en que para llegar a reflexionar y hacer Obra, hay que bancarse no sólo los atropellos de las Políticas Macro, sino, además, sobre todo, los de las Micro: cotidianos, caseros, de fascismos silenciosos, incluso de quienes se dicen de hermandad de creación y no son tales, nunca, pues, dicen habitar las mismas heridas, pero lo único que hacen es seguir, irreflexivamente -muchas veces, al alero de una pseudo crítica tradicional-, abriéndolas más, sin un porqué sanador, redoblando sus violencia porque sí y queriendo pasar piola, haciendo manifiestos ‘anti’, performances, conversatorios, y convirtiéndose, así, en Pinochet Artist. Mis más sinceros respetos a ti.

Contenido relacionado

Actores del mundo social, político e intelectual llaman a responder a las demandas del país

Homenaje al Negro Matapacos

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Diputado Mirosevic emplaza a senador Insulza: “Su amistad con Chadwick no puede estar por sobre el país”

Los primos acusados: Así influirá el destino de Chadwick en la legitimidad de Piñera

Presidente del Senado: “Los derechos humanos han sido vulnerados fuertemente”