Un artículo publicado ayer lunes por La Segunda da a conocer las millonarias cifras que el gobierno del presidente Piñera habría gastado en 2018 solicitando servicios de encuestas a distintas empresas que realizan estudios de opinión.

El gasto fiscal en la contratación de estos servicios es por un total de 1,888 millones de pesos y estuvo liderado por  Cadem ($956 millones), Adimark ($589 millones) e Ipsos ($112 millones), seguido por Espinaca ($73 millones), Criteria ($55,6 millones), Universidad del Desarrollo ($45 millones), Time Ibope ($36,5 millones), Mori ($15 millones) y Kantar World Panel ($5,5 millones), de acuerdo a un análisis realizado por La Segunda con datos obtenidos del Ministerio Público.

Cadem se posiciona como la favorita del gobierno con 19 órdenes de compra, de las cuales 11 fueron vía trato directo captando 122 millones de pesos, en donde se solicitaron los sondeos de percepción de la población en relación a los atributos de los personeros del Gobierno ($9 millones), las expectativas económicas ($12,7 millones), seguridad nacional ($22 millones), entre otras.

Roberto Izikson, gerente de asuntos públicos de Cadem -que se desempeñó como Director de Estudios de la Segegob en el primer mandato de Piñera-  afirmó que los montos que captaron en 2018 son inferiores a los dos años anteriores -bajo el gobierno de Michelle Bachelet-. Cadem el año pasado captó 19 órdenes de compra, mientras que en 2017 sólo lograron 8, de las cuales ninguna tenía que ver con la Segegob.