Este martes, cerca de 80 trabajadores de la refinería ENAP Bío Bío, ubicada en la comuna de Hualpén, fueron notificados de su despido. La decisión se enmarca en un proceso de despidos a nivel nacional que ya ha costado más de 300 puestos de trabajo en todo el país.

Hace unas semanas, la empresa estatal anunció un plan de ajuste de costos, que se tradujo en la desvinculación de aproximadamente el 10% de los trabajadores de la planta ubicada en Hualpén, una medida cuestionada por el sindicato.

Según informó BioBioChile, al inicio de este martes los dirigentes instalaron un crespón negro junto a la bandera institucional, en señal de luto. Según indicó el dirigente Iván Montes, del total de 80 trabajadores despedidos, 56 pertenecen al Sindicato que lidera. También fueron despedidos cuatro ejecutivos de la empresa.

“Lamentamos tremendamente que la administración no haya tomado razón y conciencia de esta desafortunada decisión”, señaló Montes. Desde la organización, acusan al gerente anterior, Marcelo Tokman, de la mala gestión y corrupción que complicó aún más el panorama de ENAP, que hoy afecta principalmente a las y los trabajadores petroleros.

Por su parte, desde la empresa anunciaron un plan de apoyo que otorgará algunas garantías a los trabajadores que sean despedidos, hasta ahora no detalladas. Sin embargo, señalaron que durante la tarde se pronunciarán oficialmente sobre lo ocurrido.

Desde hace meses, ENAP arrastra millonarias pérdidas, que llegaron a más de 150 millones de dólares en septiembre pasado, bordeando los 10.000 millones de pesos.