Tras un millonario robo durante un operativo, los ex funcionarios de Policía de la Investigaciones (PDI) Cristián Tobar Poblete, Fabián Soto Molina y Francisco Tapia Torres quedaron arresto domiciliario, mientras que Fabián Lara Morales y Francisco Vargas Herrera terminaron con con firma y arraigo nacional.

Los cinco ex uniformados fueron imputados este martes por malversación de caudales públicos, obstrucción a la investigación y falsificación de parte policial luego de que se quedaran con $18 millones de pesos, recuperados de una actividad policial en Curacaví.

Según el fiscal jefe de la comuna, Claudio Álvarez, el pasado 7 de marzo, durante un operativo por tráfico de drogas, los imputados ingresaron a dos casas en la calle Bernardo Leighton. En uno de los inmuebles, los policías encontraron un bolso negro con la millonaria suma, que se llevaron del lugar.

Los funcionarios policiales debían rotular y entregar la evidencia incautada. Sin embargo, no lo hicieron, quedándose con el dinero y desapareciendo la mochila. Posteriormente, la dueña reclamó el bolso con la plata, dando alerta del ilícito.

De esta forma, según informó la fiscalía, Tobar, Soto y Tapia “redactaron un parte policial falso que señalaba que el domicilio no se observó ningún bolso de color negro”. Además, borraron una parte del video del operativo que los incriminaba. Sin embargo, las imágenes fueron recuperadas por la PDI.

El Ministerio Público indicó que apelará sobre las actuales medidas cautelares, puesto que su solicitud original fue de prisión preventiva para los cinco imputados.