La familia de Jorge Painequir Molina, quien fuera esposo de Guadalupe Moris, la mujer que le vendió las tierras indígenas al Subsecretario Rodrigo Ubilla, presentó una querella en contra del Subsecretario del Interior por la compra irregular de estas tierras.

Según el artículo de Interferencia, los hermanos de Painequir, fallecido en 2012, exigen la nulidad de los contratos que permitieron a Ubilla hacerse de estas tierras indígenas, además de la cancelación de las inscripciones.

La demanda invoca el articulo 1 de la Ley indígena que reconoce la tierra como fundamento principal de la existencia y cultura indígena, y que descarta tanto las declaraciones de Ubilla, Chadwcik, del director subrogante y del fiscal de la Conadi, que aseguran que tras la finalización de la sociedad conyugal entre Moris y Painequir, las tierras habrían perdido su calidad indígena.

No es posible interpretar que las tierras indígenas, consagradas por la Ley Indígena en razón del interés nacional, y que la propia ley señala que es el fundamento de las culturas originarias, puedan ser desafectadas de su carácter por una liquidación de la sociedad conyugal, por compraventas o aportes. Las limitaciones que tienen estos inmuebles especiales siguen al bien, sea quien sea la persona que los tenga bajo su dominio”, señala la demanda.

El texto insiste en la prohibición legal de enajenar las tierras indígenas, a excepción de personas de la misma etnia, y que los terrenos vendidos a Ubilla nunca dejaron de ser tierras indígenas por lo que se habría cometido una irregularidad.