La exitosa cantante Rosalía, que mezcla el flamenco con sonidos populares como el trap y el pop, reivindicó la lucha por la legalización del aborto durante un festival en México, llamado Ceremonia.

En su primera presentación en tierras aztecas, la catalana apareció sobre el escenario con el pañuelo verde amarrado en su muñeca, accesorio que se volvió todo un símbolo de la causa desde que comenzaron a utilizarlo en Argentina y se trasladó a varios países de América Latina.

Mientras cantaba la canción “A ningún hombre” levantó la prenda. Un tema que la letra dice: “A ningún hombre consiento, que dicte mi sentencia. Sólo dios puede juzgarme, solo a él debo obediencia”.

Cabe recordar que no es la primera vez que la cantante muestra su apoyo al movimiento feminista. En entrevista con agencia EFE, Rosalía aseguró que su forma de presentarse es “como una mujer con poder y con fuerza siempre”. 

Además dijo que el mensaje que quiere entregar está relacionado con el “poder femenino ante todo. Para mí eso tiene más que ver con la necesidad que otra cosa”.