La votación de la comunidad del Instituto Nacional para cambiar la modalidad educacional de monogenérica a mixta, tuvo un giro en 180 grados. El Tricel Interestamental realizó una revisión a la votación original, en la que finalmente la incorporación de niñas es la opción ganadora.

Según informa La Tercera, mediante un comunicado al Consejo Escolar, el Tricel informó que tras la votación realizada hace dos semanas y donde preliminarmente había triunfado la opción monogenérica, hubo “múltiples observaciones denunciadas”. Se trataba, en especial, de la votación de los apoderados.

El Tricel explica que hubo un “extravío de seis padrones (firmas de los votantes)” e “irregularidad en un curso, donde el padrón era de 30 y los votos eran 35, y porque algunos ejercieron más de un voto, al tener más de un alumno matriculado”.

También se denunció que algunos apoderados pudieron votar más de una vez, al tener más de un hijo matriculado: 110 apoderados tienen dos niños en el liceo y otros dos tienen tres niños.

Ante esto, el Tricel revisó el 10% de ese grupo y constató que el 70% de esos apoderados votaron dos veces o más. “Los votos de estas personas fueron objetados y el porcentaje de votos totales por el estamento de los apoderados se remonta al 73,93%”, detalló el organismo, lo que significó “la no incorporación de su votación por falta de quórum, perdiendo así su facultad para ser parte del proceso de consulta”.

Por otra parte, el estamento de los asistentes de la educación no estaba actualizado y el universo era más grande: había 109 personas habilitadas para votar y solo lo hicieron 80, por lo que no alcanzaron el quórum de 80% requerido, quedando fuera de la votación.

Así las cosas, esos dos estamentos fueron invalidados y solo se contó el resultado del estamento estudiantil, de los docentes y de los directivos, donde ganó la idea de permitir el ingreso de niñas, y se contó el resultado del estamento de los docentes técnicos, donde ganó la opción de mantener el liceo solo de hombres.

Finalmente, fue así como triunfó la alternativa mixta con el 57,18% de los votos, frente a la opción monogenérica, que tuvo el 42,82% de los votos.

Cabe recordar que el resultado anterior, de hace dos semanas, había sido de 54,54% de los votos para la opción monogenérica y 45,44% para la opción mixta. El Centro de Estudiantes realizó inmediatas acusaciones de supuestas irregularidades. Felipe Alessandri, el alcalde de la municipalidad de Santiago y sostenedor del establecimiento, descartó anomalías en el proceso, asegurando que no apelarían a los resultados de la consulta.