El millonario fraude en Carabineros, el asesinato de Camilo Catrillanca, y el caso Huracán, fueron tres de los golpes más fuertes que la imagen de la policía chilena ha recibido en su historia.

Todos hechos recientes, que dan cuenta de la profunda crisis que enfrenta la institución en su relación con la población.

Es que una institución donde se roban 27 mil millones, que implanta y manipula pruebas, y que asesina y luego intenta borrar sus huellas, difícilmente puede mantener la confianza ciudadana.

Entonces Carabineros intentó lo más obvio, mostrarse cercanos a la ciudadanía. El eslogan “Más cerca de ti” y la iniciativa “café con un carabinero” fueron parte de una nueva política comunicacional que buscaba palear los efectos de la crisis institucional.

Pero la estrategia no funcionó, de hecho, la iniciativa “café con un carabinero” fue tan criticada en redes sociales que nunca se llevó a cabo, aunque no por eso no manchó un poco más la imagen de la bullada institución.

Con el tiempo, salió Hermes Soto y asumió Mario Rozas. Y fue este último el que traía el plan de volver a los orígenes a Carabineros. “Se acabaron los cafés y los más cerca de ti”, dijo una fuente policial a La Tercera.

Con la llegada de Rozas, el cambio fue efectivo, Carabineros sacó de su emblema el “Más cerca de ti”, y volvió a su tradicional: “Orden y Patria”.

Otra de las disposiciones de Rozas, es que todos los generales tienen el mandato de dividir su tiempo 70-30. Esto es, un 70% del tiempo en terreno y realizando labores de gestión, y el otro 30% en atención a público.

Según consignó La Tercera, desde Carabineros señalaron han “más que privilegiar expresiones corporativas, sentimos y entendemos que se debe volver a nuestra esencia, y por tal razón, se ha decidido perseverar y resaltar más nuestro lema Orden y Patria”.