Estimado Ramón Díaz Eterovic:

Leí tu carta enviada al medio periodístico El Desconcierto en el que apareció un párrafo de una crónica literaria no periodística, donde hay una imprecisión de datos acerca de la revista La Gota Pura. Esta crónica fue escrita a fines de los años 80 y corresponde al  libro Crónicas en transición. Posteriormente, fue enviada al concurso de creación literaria del Fondo del Libro. Una vez terminadas las crónicas, se entregó al Fondo del Libro. Luego, el texto fue corrigiéndose y cambiando títulos, entre otras, agregando datos dentro de la dificultad de obtenerlos en aquella época.

La crónica donde aparece este párrafo en cuestión ha sido corregido, Ramón, de acuerdo a tus observaciones. La larga crónica literaria se llama “Mariana Callejas ronda en la SECH”, y fue escrita por mi experiencia y pasar en aquel tiempo oscuro de la dictadura. En el aquel tiempo no hacía mucho yo había llegado de Estados Unidos y un día fui presentada a Mariana Callejas en el subterráneo López Velarde de la SECH. Alguien me dijo quién era esa mujer, sino nunca hubiera sabido que ella entraba y salía de la casa del escritor. Ese es el tenor de los recuerdos que son mucho más intensos y trágicos, pero bellos al mismo tiempo. Porque le dimos vida y en el que fui testigo de esta larga crónica que relato.