Una verdadera declaración de principios hizo la capitana de la selección de Estados Unidos, Megan Rapinoe, quien afirmó que no irá a la Casa Blanca, si su equipo revalida el título mundial en Francia.

“Psssh, de ninguna puta manera vamos a ser invitadas, no iremos a la puta Casa Blanca”, sostuvo la jugadora tras el partido frente a España en la Copa del Mundo.

A la futbolista también le consultaron si es que hay jugadoras de la selección a favor de Trump, ante lo cual respondió que “no conozco los patrones de votación de todos en nuestro equipo, pero espero que nadie votara por él”.

Cabe recordar que no es la primera vez que un deportista rechaza ir a la Casa Blanca. Esto también ocurrió en 2017 cuando los Golden State Warriors rechazaron la invitación que recibieron por parte de Trump para celebrar su título obtenido tras vencer a los Cleveland Cavaliers.