El ex presidente de Argentina, Fernando De la Rúa, falleció esta madrugada a los 81 años en la Clínica Alexander Fleming, donde permanecía internado debido a una descompensación generalizada.

“Lamento el fallecimiento del ex presidente Fernando de la Rúa. Su trayectoria democrática merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento”, escribió el presidente argentino Mauricio Macri luego de conocerse la noticia.

La última vez que se le vio en público fue el pasado 12 de diciembre de 2018 en una cena de fin de año, donde se presentó dejando notar sus problemas de salud, pero a la vez su buen ánimo. Es más, en el brindis de esa noche pidió por el bienestar del país.

Hacia atrás, su salud no era mucho mejor. Desde 2014, el ex mandatario debió enfrentar diversos procedimientos médicos y operaciones, tales como una angioplastia coronaria, una traqueotomía, intervenciones por problemas renales, entre otros tratamientos.  

El político vinculado a la Unión Cívica Radical (UCR), luego de ocupar los cargos de diputado, senador y alcalde de Buenos Aires, se convirtió en presidente de Argentina en 1999, sucediendo en el cargo a Carlos Menem.

Sin embargo, a fines de 2001, en medio de la grave crisis económica en el país y el levantamiento ciudadano, De la Rúa terminó renunciando y abandonando la Casa de Gobierno en helicóptero, en una imagen que dio la vuelta al mundo.