Política

Comisión investigadora por VIH/Sida: Minsal y Mineduc son culpables de la epidemia

Por: Diego Alonso Bravo C. / Publicado: 10.07.2019
Este miércoles se entregaron las conclusiones de la investigación a los integrantes de la mesa de trabajo, luego de cuatro meses de pesquisas. El documento, al que tuvo acceso El Desconcierto, repasa las decisiones que el Estado tomó en el periodo 2010-2018. La clave de la epidemia está en que se dejó de lado la prevención.

Poco después del mediodía de este miércoles se dio por finalizado el trabajo de la comisión investigadora del Congreso relacionada a la crisis en el tratamiento del VIH Sida, entre 2010 y 2018. El informe con las conclusiones fue aprobado por unanimidad.

Respecto a los responsables de dar forma al escenario actual de la enfermedad, la comisión determinó que “tanto en términos constitucionales como políticos, el órgano responsable del diseño y ejecución de la política en materia de prevención, diagnóstico y tratamiento del VIH/SIDA es el Ministerio de Salud. Por tanto, a través la revisión de los antecedentes recopilados por esta Comisión, llegamos a la conclusión que la principal responsabilidad de la actual epidemia de VIH/SIDA es el Estado de Chile, a través de su Ministerio de Salud, reflejado en todas las reparticiones que inciden en esta política (Subsecretaría de Salud Pública, Subsecretaría de Redes Asistenciales, Instituto de Salud Pública, Servicios de Salud, DIPRECE, etc)”.

La evaluación sobre el rol del Estado se hizo en duros términos: “Si hoy en día estamos ante esta situación, es precisamente por las  ineficientes e ineficaces estrategias que se tomaron por parte del Estado durante la última década”.

El informe señala que entre 2010 y 2018, los objetivos se centraron en disminución de “transmisión vertical” como también la de mortalidad. Dicha decisión tuvo efectos en las estrategias preventivas, dejándolas en segundo lado, lo que “hizo que posteriormente tuviésemos aumentos explosivos en los nuevos casos durante los años 2017 y 2018”.

Además, del rol que tuvo el Minsal en este escenario, también hubo responsabilidad en el ministerio de Educación, “por su insuficiente labor en la prevención del VIH/SIDA y otras ITS a través del diseño y ejecución de una política de educación sexual integral, sin ceder a las presiones de grupos de interés y religiosos“.

De esta forma, lo que podría haber evitado el escenario y además haber vinculado la relación de los órganos estatales hacia una política tanto preventiva como reactiva “podría ser, la ausencia de un organismo  coordinador centralizado que elabore la política nacional para afrontar esta epidemia”, como la extinta Comisión Nacional del SIDA (CONASIDA).

Lo que hay que hacer

En el segmento de recomendaciones, la comisión plantea que “es fundamental el diseño de una Política de Estado que además del enfoque en control y tratamiento, desarrolle Estrategias Combinadas que consideren la  implementación del PrEP (Profilaxis Pre Exposición, fármaco preventivo del VIH ante eventuales exposiciones) y PEP (tratamiento posterior)”. Pero el énfasis está en que esta política de Estado “centre sus esfuerzos en la Prevención del virus, ya sea con campañas comunicacionales constantes, sin estigmatizaciones ni estereotipo y que aporten a una educación sexual integral”.

Por lo mismo, la comisión propone la resurrección de CONASIDA (señalado como “CONASIDA 2”), que coordine el trabajo interministerial y garantice las medidas. Además se propone la creación del Día Nacional del VIH para cada 23 de junio, recordando la  muerte de Sigifredo Barra, fundador del Centro de Atención a Personas Viviendo con VIH/SIDA a principio de los años 90, uno de las primeras personas en declarar su condición serológica y enfrentar la discriminación por SIDA en Chile.

Sobre la definición de una nueva política sexual, proponen que al momento de forjarse las bases, “es necesario que se haga desde ciertos enfoques y contenidos mínimos”. Un ejemplo es que “debe tener un enfoque sanitario, es decir, debe primar siempre la salud de las personas y los problemas de salud pública por sobre los elementos valóricos, morales o éticos. Debemos generar una política alejada de prejuicios y que aborde directamente el tema”.

La reafirmación a este punto está en que “es necesario que exista un enfoque de diversidad e identidad de género asumiendo que existen diversas formas de vivir la sexualidad, a través de diversas identidades y expresiones de género, y es deber del Estado brindar a cada persona la oportunidad de proyectarse libremente, asegurando el diseño e implementación de una política integral de salud sexual que proteja el derecho de cada persona de vivir una sexualidad plena, garantizando los derechos sexuales y reproductivos”.

La diputada Claudia Mix, quien presidió todo el trabajo de la comisión, señaló que “nos encontramos en un momento crítico y se deben tomar acciones responsables para controlar la crisis que se vive en el país en esta materia”.

“Vemos urgente el desarrollar un órgano capaz de coordinar todas las acciones de prevención, diagnóstico y tratamiento de VIH e ETS. No podemos seguir con el nivel de descordinación que ha dado graves consecuencias”, concluyó la parlamentaria.

Contenido Relacionado

Congreso suspende todas sus actividades por problemas de desplazamiento

Concejalas de La Reina condenan dichos de Pamela Gallegos y exigen sanciones

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Colegio Médico denuncia intimidaciones “para no entregar información” de personas heridas

Minsal confirmó el noveno caso de sarampión en lo que va del año en Chile

48 hospitales son calificados con nota cero en situación financiera