En una entrevista en la revista Sábado, el famoso juez del programa de cocina “MasterChef”, Christopher Carpentier, salió a la defensa de las personas adineradas de este país que, según él, sufren discriminación por parte de la gente con menos recursos. “Hoy día hay un clasismo que viene de abajo hacia arriba“, dice Carpentier en la cita que aparece como titular en la portada.

El chef además conversó con la revista de su infancia en un cuartel de la DINA y sobre cómo a los 22 años ya tenía un restaurante top – financiado con dinero de su padre – además de un lujoso automóvil deportivo. También dio claras señales de llevar un opulento estilo de vida, argumentando que si trabajara como chef en este país no podría vivir como lo hace.

“Hoy a un chef al que le va bien puede ganar tres palos (…) mis hijos tendrían que ir a un colegio semiprivado. Tendría que vivir en otra parte. Comiendo al buen tallarín, arrendando”, comenta Carpentier en uno de los pasajes de la conversación.

Esto claramente fue un festín para los tuiteros y tuiteras, que se burlaron de la poca conciencia de sus privilegios y de la realidad que demostró el cocinero en su entrevista, tildándolo de “cuico”, “facho” y “zorrón”.

Mira las reacciones aquí: