La aplicación de seguridad ciudadana Sosafe, que ya tiene contratos con 27 comunas del país, tales como Santiago, Ñuñoa, Providencia, Las Condes, La Pintana, entre otras, ha cobrado bastante popularidad en el último tiempo. Sin embargo, no existe real seguridad de lo que ocurre con los datos de los usuarios, informa Interferencia.cl.

Esto a propósito de que al aceptar los “Términos y Condiciones” para utilizar la aplicación, inmediatamente estás autorizando a la compañía a “utilizar la información de sus usuarios recopilada para la generación de informes estadísticos (…), los cuales podrán ser compartidos o comercializados con terceros, siempre respetando el carácter anónimo de cada usuario”.

Algo que no muchos saben es que Sosafe pertenece a Big Data Intagis, empresa que comercializa datos. En este caso, podrían ser vendidas las preferencias y preocupaciones de los usuarios de la aplicación.

Según indica el mismo medio, Sebastián Piñera habría utilizado un software de Intagis para desarrollar su estrategia electoral durante la pasada campaña presidencial que lo convirtió en mandatario. Estos servicios también fueron utilizados por la derecha en las elecciones municipales de 2016 y por parlamentarios de RN.

En todas estas ocasiones, los resultados han sido positivos para los partidos y políticos que han utilizado el software.

Un artículo de CIPER señala que el servicio de Instagis consiste en la entrega de un mapa georreferenciado, construido a partir de diversas bases de datos, que permiten perfilar y entregar información relevante sobre los usuarios, como sus preferencias políticas o patrones de consumo.

En el caso de Sosafe, la información es ingresada por los mismos ciudadanos, quienes reportan delitos, situaciones sospechosas o emergencias, además de los datos personales de rigor al registrarse en la aplicación.