fbpx
País

Clasismo en la seguridad pública: la desigual repartición de los recursos municipales que “barre” la delincuencia hacia la periferia

Por: El Desconcierto / Publicado: 02.09.2019
camion-de-cigarros-a1 /
"Para el Estado de Chile, los ciudadanos valen distinto dependiendo de dónde uno vive". Esa es la conclusión a la que llegó el alcalde de Renca, Claudio Castro, que al igual que otros ediles de la Región Metropolitana, alegan contra una forma de repartir los recursos que está haciendo que las cifras de delincuencia disminuyan solo en el oriente de la capital, y aumenten brutalmente en las comunas más vulnerables.

¿Cómo distribuye el Estado los recursos para combatir la delincuencia?. Esa fue la pregunta que intentó responder el reportaje emitido este domingo por Informe Especial. En dicho informe, se reveló que justo en las comunas en las que más ha aumentado la delincuencia en los últimos años, menos recursos se están invirtiendo, y por el contrario, donde más recursos se invierte es en los sectores más seguros.

Lugares como El Castillo donde el 40% de la población vive hacinada y el 37% no tiene empleo, o como La Pintana, donde se cometen el 46% de los homicidios de la Región Metropolitana, son los que menos recursos reciben por parte del Estado.

Del Fondo Común Municipal, las cuatro comunas que más recursos reciben son Vitacura, Las Condes, Vitacura y Providencia, con 25 mil millones, y Pudahuel, Lo Padro, Renca y Quinta Normal, las que menos, con 2.100 millones.

“Tiene que haber más recursos, más Carabineros, más inteligencia policial”, opinó al respecto la acaldesa de la Pintana, Claudia Pizarro. Según la edil, la gente en las poblaciones más vulnerables “nace sin proyecto de vida, sin una planificación, para luchar por sus sueños, solo pensando en sobrevivir”.

En cuanto a la cifras de delincuencia, Vitacura y La Reina son las comunas donde mas ha disminuido, en un 23 y 25% respectivamente. 

Lo Padro y Pudahuel en tanto, son donde más ha aumentado, con cifras de 28 y 25% respectivamente. 

Al respecto, Daniel Jhonson, de la Fundación Paz Ciudadana, afirmó que “claramente en la distribución de los recursos hay una desigualdad”.

Las cifras de personal policial son otro indicador preocupante. Mientras que comunas como Cerro Navia y Lo Padro cuentan con menos 1 carabinero cada 2.300 habitantes y 1 cada 1.020 respectivamente, en Vitacura y Lo Barnechea la cifra llega a 1 por cada quinientas personas aproximadamente.

En las mismas comunas, la tasa de robo con violencia ha aumento en un 39%, y disminuido en un 24% respectivamente.

Claudio Castro, alcalde de Renca, expresó que lamentablemente “para el Estado de Chile, los ciudadanos valen distinto dependiendo de dónde uno vive“.

“Existe ausencia del Estado, abandono del Estado, y eso provoca inseguridad, y mirar a los narcotraficante como una forma de vida posible”, agregó.

En tanto, Eduardo Vergara de la Fundacion Chile 21, explicó que “los delitos no bajan, sino que se están barriendo hacia un sector más pobre de la sociedad“.

No es posible que nuestros buenos carabineros sean premiados con irse a Las Condes, con irse a Lo Barnechea. Las policías deben estar donde hay mayor demanda social, no donde hay mayor retorno político ni retorno económico”, afirmó Vergara.

El aumento de los delitos tiene un solo responsable: El Ministerio del Interior y Seguridad Pública“, concluyó Vergara.

Contenido relacionado

VIDEO| Angustiados vecinos de La Pintana levantan barricadas y piden ayuda del gobierno

Integrante del Consejo asesor del Minsal: “El ministro es una persona de clínicas, en la Clínica Las Condes estás viendo otro Chile”

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Lucía Dammert: “Esta es una generación que va a quedar marcada por el abuso policial”

Chadwick se desentiende por violencia policial y muertos: “Yo no tengo ninguna responsabilidad política por esta situación”

Maite Orsini y Giorgio Jackson presentan proyecto de ley por una distribución justa de recursos policiales