País

Cynthia Lara tendrá que volver a trabajar con Scarleth Cárdenas: “No puedo dejar mi trabajo”

Por: Alejandra Valle / Publicado: 13.10.2019
La periodista, que ganó el juicio contra Arcatel por no haberla apoyado cuando denunció los malos tratos de la comunicadora de Radio Bío Bío, debe reintegrarse al mismo puesto de editora de Portavoz apenas termine su postnatal. “Si no, cómo mantengo a mi hijo y todo lo que su enfermedad conlleva”, se pregunta Lara, cuyo bebé nació con una malformación del sistema nervioso central. A pesar de la incómoda situación, ella está contenta y conforme con la sentencia, que considera “sentará un precedente” y por la que el canal le debe pagar 3 millones y medio de pesos.

“Gracias a todos por sus mensajes de apoyo. Dicen que la justicia tarda, pero llega. Esta sentencia abre un camino para que quienes están pasando por algo similar se atrevan a denunciar. No normalicemos el maltrato”. Con esas palabras, Cynthia Lara, la periodista que denunció a Scarleth Cárdenas por malos tratos en la Inspección del Trabajo el 18 de julio del año pasado, celebró a través de Twitter la sentencia judicial que le da la razón y que ordena a Arcatel (Asociación Regional de Canales de Televisión) a pagarle una indemnización de $3.500.000.

Lara habla con El Desconcierto sobre qué siente ante este fallo, que no sólo le entrega la indemnización económica, sino que también la obliga a volver a trabajar con Cárdenas, una situación que puede llegar a ser incómoda.

“Actualmente sigo como editora de Portavoz y tendré que volver a trabajar con esta persona (Cárdenas). Lamentablemente, no puedo dejar mi trabajo porque sino, cómo mantengo a mi hijo y todo lo que su enfermedad conlleva”, comenta Lara.

La periodista fue madre durante este periodo, por eso actualmente sigue con licencia por la enfermedad de su pequeño. “Mi bebé nació con una malformación del sistema nervioso central, está en Teletón desde los cuatro meses de vida. No he podido integrarme al trabajo, pero la licencia se me acabará en noviembre”, explica.

A pesar de eso, el fallo la tiene “tranquila, contenta. Pasó más de un año desde que denuncié. Fue un camino duro, difícil y solitario, porque pese a que muchos quieren hablar también, y contar todos los malos tratos de los que fueron testigos, no se atreven por miedo”.

De hecho, una de las razones por las que Arcatel fue condenado es clara respecto de esto último: “Pese a haber acreditado que la actora era objeto de represiones duras, sobredimensionadas, y trato descalificatorio mediante la declaración de 13 testigos, incluso afirmando que se observan conductas inapropiadas, discusiones las que generalmente acababan con el llanto de la denunciante, lo que califica como una conducta inapropiada, sostiene para desvirtuar el acoso denunciado, el sólo hecho de que dichas conductas no constituyen una conducta sostenida ni reiterativa, y que además los testigos no dan cuenta de haber presenciado hechos de acoso directamente, y que las descalificaciones están relacionadas a la incompetencia profesional, afirmaciones que resultan del todo contrarias al trato digno que merecen los trabajadores, resultando impensado descartar el acoso”, se detalla en la sentencia firmada por Daniela de Los Ángeles González Martínez, Juez Suplente del Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago.

“Creo que la empresa cometió un error grave, porque a pesar de tener todas las pruebas sobre la mesa, los testimonios de otros trabajadores, ellos prefirieron cubrirla. Ella sigue trabajando, y no solo ahí a cargo de periodistas, sino que en Radio Bío Bío, donde también los trabajadores están peleando por derechos básicos”, reflexiona Cynthia. Y agrega: “Creo que esta sentencia viene a marcar un precedente, sobre todo en los medios donde nos acostumbramos a esto. Pero no es normal, no es normal que te basureen, que te descalifiquen por donde estudiaste, por donde vives, o por cómo eres”.

Así lo dice la sentencia: “Se hace lugar a la denuncia y acción de tutela laboral, en cuanto se declara que la Asociación Gremial de Canales Regionales de Televisión de Señal Abierta de Chile (ARCATEL), incurrió en actos de acoso laboral en perjuicio de la denunciante, doña Cyntia Lara Guiñez, lesionando su derecho fundamental a la integridad psíquica, garantizado en el numeral 1° del artículo 19 de la Constitución Política de la República”.

-¿Por qué crees que los colegas no denuncian? ¿Responderá a la precarización de los trabajos disponibles para comunicadores, al temor a quedarse sin trabajo?

-Creo que es muy claro. El trabajo del periodista es muy menospreciado. Hoy en día conseguir trabajo es un suplicio, y cuando lo encuentras, te pagan casi el sueldo mínimo, o te obligan a tener jornadas eternas de trabajo. El artículo 22, con el que trabaja la mayoría de los periodistas de medios de comunicación, sólo ha servido para esclavizar a los trabajadores. Y creo que en ese sentido el Colegio de Periodistas no ha cumplido un buen rol, que es el de defender los intereses de los comunicadores.

Contenido relacionado

Policías exprés: Gobierno adelantará egreso de escuelas de Carabineros y PDI para aumentar dotación en las calles

“Te ganaste que te pegáramos”: La historia de tortura sexual que vivió una joven de Rancagua en manos de Carabineros

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Arcatel deberá pagar indemnización de $3.500.000 a trabajadora que sufrió maltrato laboral de Scarleth Cárdenas

Dirección del Trabajo confirma maltrato psicológico y daño a la dignidad de periodista que denunció a Scarleth Cárdenas

“La admiraba hasta que comenzaron los abusos”: Las denuncias por maltrato laboral que apuntan a Scarleth Cárdenas