fbpx
Nacional

Concepción: Familiares de detenidos denuncian que fueron maltratados por Carabineros

Por: El Desconcierto / Publicado: 07.03.2020
Captura de pantalla / Cedido
"No es posible que uno vaya a una comisaría a pedir una respuesta y te tiren gas pimienta en la cara. Yo lo encuentro gravísimo", denunció la madre de uno de los jóvenes detenido por Carabineros.

La noche del viernes, tras una nueva jornada de manifestaciones a lo largo del país, un grupo de familiares y amigos de personas detenidas por Carabineros se encontraban fuera de la Primera comisaría de Concepción, esperando para saber el estado de sus seres queridos. Sin dar respuesta alguna, y burlándose de las personas, según aseguran testigos, comenzaron las agresiones por parte de Carabineros.

Catalina Astudillo, quien se encontraba en la entrada de la Primera Comisaría, esperando para saber sobre su hermano y una amiga que habían sido detenidos, denunció a la periodista Valeska Vivallo las agresiones que sufrieron.

Astudillo relata que estuvieron media hora esperando afuera de la comisaría a que dieran los nombres de quienes habían sido detenidos, y que cuando los entregaron, no nombraron a su hermano ni a un joven que, según denuncian, había sido disparado por Carabineros ese mismo día, y del cual no saben nada hasta el momento.

Ante sus reclamos, Catalina relata que los funcionarios comenzaron a burlarse de ella. “La respuesta de Carabineros fue irónica y burlesca, lo que produjo que la gente se enojara“, afirmó, agregando que en ese momento comenzaron a inquirir a los funcionarios sobre insistieron por qué habían disparado en un principio y quien se responsabilizaba, “nos alteramos”, explicó.

Tras esto, los carabineros se enojaron que se encontraban dentro del recinto salieron “a correrlos de la entrada”, según la joven, quien estaba leyendo un extracto del Decálogo de Carabineros cuando fue atacada por uno de ellos. “Aparece un paco por detrás y me rocía gas pimienta en la cara”, denuncia, agregando que también fue rociada una niña de 12 años, junto con otras familias que estaban en el lugar. “El dolor fue super fuerte, quedé ciega”, detalla, relatando que en ese momento comenzaron a disparar bombas lacrimógenas.

“Se estuvieron riendo todo el rato de nosotros”, cuenta la joven, agregando que al día siguiente fueron todas y todos a constatar lesiones al Hospital.

Carola González, otra de las afectadas por las agresiones de Carabineros, afirma que están viendo la posibilidad de presentar algún tipo de denuncia.

“Nosotros solamente éramos familiares que estábamos pidiendo saber en qué condiciones estaban nuestros hijos detenidos”, afirma, agregando que éste hecho se encuentra “dentro de todo este espíritu de criminalizar la protesta, así nos criminalizan a los familiares que queremos saber el estado de salud de nuestros detenidos“.

Carolina relata que en el lugar habían personas de la tercera edad y niños quienes fueron afectados por el gas pimienta. “No es posible que uno vaya a una comisaría a pedir una respuesta y te tiren gas pimienta en la cara. Yo lo encuentro gravísimo”, sentencia.

“Ellos dijeron que actuaron porque nosotros habíamos atacado antes, nunca fue así, jamás los tratamos con insultos ni nada, todo fue super calmado hasta que ellos reaccionaron mal”, destaca Catalina, quien estuvo hasta el día siguiente sintiendo “como si le enterraran agujas” por haber recibido gas pimienta directo en el rostro.

Contenido relacionado

Una promesa que nunca llegó: El drama de morir esperando por una residencia sanitaria

Escondido en un pozo séptico: Carabineros halla y detiene a sujeto acusado de violar a su madre de 80 años en la ciudad de Los Ángeles

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Violento enfrentamiento en Maipú termina con una persona fallecida y otra en estado grave

Intensa noche de protestas en la Región Metropolitana finaliza con un joven muerto en Melipilla

Izkia Siches: “Ya no hay espacio para errores, la estrategia de trazabilidad tiene que funcionar como reloj”