Fiskales Ad-Hok: “No le compramos nunca a esta democracia de plástico”

Por: César Tudela / Publicado: 06.12.2019
/ Cubo Cubillos
En medio de los ensayos y preparativos para el lanzamiento de su nuevo disco, los Fiskales Ad-Hok vieron el despertar del pueblo chileno hace ya 50 días. Su vocalista, Álvaro España, conversa con El Desconcierto sobre cómo ha visto y vivido este estallido social, y nos da sus apreciaciones más íntimas, además de mostrarnos, en exclusiva, una nueva canción parte de "El Flagelo".

Hace más de una década que los Fiskales Ad-Hok no editan material de estudio con canciones propias, desde el hoy ya clásico “Lindo momento frente al caos” (2007). Entre medio, mucha agua ha pasado bajo el puente de la icónica banda de punk nacional: un disco de covers “12” (2009), la celebración en grande de sus 25 años en el Teatro Caupolicán (2011), un libro con la aproximación a su biografía: “Anarkía y Rebelión” de Andrés Valenzuela (2014), su vinculación con la tragedia de la discoteque Doom (2015), su anuncio de separación (2016), y hasta una comentada y polémica presentación en el festival Lollapalooza (2018). Historias de dulce y agraz, como buen relato punkrocker.

El estallido social producido el 18 de octubre pilló a los Fiskales trabajando a full en lo que será el lanzamiento de su noveno –y esperado– disco “El Flagelo”. Ensayos diarios en la casa de su guitarrista, Roly Urzúa, han sido el catalizador de la crisis país, según cuenta Álvaro España, vocalista de la banda, quien además se casó hace algunas semanas. “El día que me casé, celebramos juntos a nuestros amigos, pero en un momento dejamos bien claro que era una celebración personal porque el país no está para celebrar”, nos señala, además de contarnos que la consigna de su matrimonio fue ‘Contra todo peligro’: “esa es una canción muy romántica de un grupo argentino que se llama Expulsados, y simboliza el mantener vivo el amor aún en tiempo de caos, de dolor, de desorden”. Conversamos con el histórico frontman sobre el estallido social y nos comparte, de manera exclusiva, un adelanto de “El Flagelo”.

En una reciente entrevista en Rockaxis, mencionas que quedaste asombrado con el estallido social. Dices que este despertar del pueblo chileno era como el sueño que tenían como banda, su utopía, pero que nunca imaginaron que en verdad iba a pasar, y cuando pasó quedaron descolocados. ¿Puedes profundizarnos un poco en esa sensación?
El otro día, conversando con el Klein (Claudio Guzmán) de los Peores de Chile, pensábamos eso. La temática general del punk rock chileno, a diferencia de otras bandas argentinas o de otros lados de Sudamérica, siempre ha tenido una cosa histórica con el venir haciendo un punk post dictadura, y eso tiene tiene mucho que ver con no creer en la democracia. Tiene en común en ver venir una democracia que no iba a ser lo que la gente esperaba cuando se habló que iba a llegar el cambio con alegría, que íbamos a salir de la dictadura con un sistema democrático. Nosotros no creímos, no confiamos y no tuvimos fe, porque sabíamos que iba a estar muy corrupta la cosa, siempre manipulada por una derecha que tiene mucho peso. Entonces es eso, uno se acostumbra a pensar que nunca van a cambiar las hueás y que siempre va a ser como una utopía. Esa ha sido la temática de los punkrockers que vivimos en un país como dormido, como que por más que reclamemos, la mitad del país es de derecha y la otra no, y se turnan los gobiernos y al final no pasa na’. Con el tiempo, lo único que te va quedando claro es que los que mandan en el país son las empresas y no el gobierno.

Da la impresión que esa sentencia se mordía y toleraba, pero que ahora ya no pudo aguantarse más, y por eso hoy el movimiento social es transversal y no solo los estudiantes han salido a las calles y hasta gente que votó por Piñera.
Eso tiene que ver con la invención de las AFPs. Hoy las personas que jubilan tienen que vivir con lo que dan, que son unas pensiones miserables, aunque le hayas dado la plata que generaste toda tu vida. Te van a cagar igual y no les importa darte una hueá indigna para vivir. Entonces se juntó eso más la inoperancia de este gobierno que no respeta a la gente además de toda la injusticia social que hizo que esto estallara de alguna forma.

Y pasó.
Es algo que nosotros siempre lo veíamos y lo usamos como inspiración para hacer letras, para cantar, pero jamás pensamos que iba a suceder porque uno se acostumbra a creer que la hueá nunca va a cambiar o que nunca va a pasar nada, y eso es triste. Es como pasar la vida reclamándole a una muralla, teniendo la ilusión que quede la cagá alguna vez. Entonces, que efectivamente quede la cagá ahora, es bonito, es maravilloso, y me parece que tenía que pasar en algún momento. Y lo más lindo de todo es que esto no fue convocado por un partido de izquierda ni una tendencia, sino que fue una reacción espontánea de la gente aburrida que se la caguen, y eso es lo bueno de todo esto, creo.

Todo lo que ha pasado, de alguna forma, le dio la razón a esa generación punk que siempre desconfió del sistema.
Nosotros no le compramos nunca a esta democracia de plástico.

Vociferando toda una vida contra la desigualdad, ¿se sienten responsables, de alguna manera, de haber aportado algo a este despertar del pueblo chileno?
No sé. Un poco antes que pasara toda esta hueá, siempre nos sorprendía ver que letras que habíamos hecho hace 30 años atrás seguían siendo actuales. Que sigan hablando de lo que pasa ahora es porque tristemente las hueás no han cambiado, como lo dijo Jorge González, y eso no es bueno. Y más que proféticos, hablamos de lo que vemos, que siempre es lo mismo. Siempre he dicho que las letras de nosotros no son propuestas de soluciones para nada, sino que son fotografías sociales de lo que nosotros vemos en el país donde vivimos. Entonces, si esas letras de hace 30 años siguen vigentes hasta ahora es porque no han habido cambios positivos, porque todo sigue igual de mal y eso se sigue acumulando hasta que inevitablemente explota como lo que pasó ahora. Esto no quiere decir que ahora vamos a escribir cosas bonitas (risas), porque todos estos cambios son dolorosos.

Y ha habido mucho horror en estas semanas.
Puta, sí. Yo no soy un hueón depresivo, siempre me río de todo, soy súper sarcástico, vivo burlándome de mi y de los que me rodean, lo mismo pasa con los Fiskales, que tenemos un humor bien ácido, nos reímos harto de nosotros mismos y de todos, en el fondo para no amargarnos tanto. Lo más cercano a sentirme deprimido últimamente es cuando reviso Facebook. Me caen mal las redes sociales, pero esa es la única que tengo y la uso para promocionar las tocatas y otras pegas. La reviso una vez al día, en la noche, y últimamente es ver un video tras otro de violencia, de hueás horribles que los pacos le hacen a la gente, y llega un punto que me siento como el hoyo, súper mal.

¿Qué es lo que te pasa cuando ves esos videos de reiteradas violaciones a los derechos humanos?
Me duele toda la violencia que están sufriendo directamente los más jóvenes, los estudiantes que van a las protestas todos los días, los de la Primera Línea, la gente de las poblaciones. Es doloroso. La chica que perdió los dos ojos (Fabiola Campillay) o el cabro que está internado en una clínica a cuadras de mi casa (Gustavo Gatica). Cuando pienso en eso, juro que se me amarga el pepino con una pena profundísima, me caga la onda. No queremos que sigan pasando esas hueás. Yo sé que esto está remal planteado desde el principio, pero cómo se puede explicar que la institución policial tenga a una manga de hueones con un odio reprimido que ahora lo están botando cada vez que pueden contra la gente… en serio me pregunto. ¿No tienen hijos que vayan al colegio? ¿No tienen señora? Si son humanos, si son pueblo que viven en el mismo país que yo, ¡cómo pueden ser tan maricones de hacerle tan mal a la gente! No entiendo la mente de esos hueones que aplican esa violencia, no me cabe en la cabeza que puedan agarrar a palos entre tres pacos a una persona hasta hacerlo mierda… ¿Cuál es el nivel de odio que tení acumulado en tu interior? Es una hueá muy inhumana. No se dan cuenta que ellos son un medio del enemigo culiao que es un Estado que está mal enfocando y que los manda al frente. La gente ya odia a los pacos.

Cubo Cubillos

Al principio del estallido, la gente se reencontró en la calle. Con el paso del tiempo, esa percepción creo que ha ido cambiando justamente por el incremento de la violencia y por una institución que, al parecer, está dejando hacer a los vándalos.
Lo otro que le conviene al gobierno es que nos pongamos a pelear entre nosotros, porque eso les conviene. Al final, el gobierno no dice nada de los cambios. Cada vez que sale Piñera hablar es puro bla-bla-bla, pero no propone ni una hueá más que represión, echándole más bencina al fuego. No solucionada nada y solo empeora.

Otra cara que se ha develado en estos días es la de la extrema derecha. ¿Qué piensas de eso?
Me parece horripilante ese lado b de la sociedad chilena que ahora está saliendo. Todos esos fachos que ahora están saliendo y sacando sus armas para darles balazos –y matar– a los que andan robando. O, sin ir más lejos, lo que salió en una página pro (José Antonio) Kast donde pusieron la foto de nosotros con las gráficas que usamos en Lollapalooza con la frase “No les gustó provocar? Ahora es sin llorar”, y abajo pusieron fotos de los cabros que perdieron un ojo por los disparos de los pacos, gente que está peleando por un cambio social para mejorar el país. Esa hueá es fea, inhumana. Qué chucha tienen esos hueones en la cabeza. Es netamente odio mal parido de hueones sin ninguna ética. Y es el lado b de la sociedad chilena porque el lado a claramente es todo el resto que está reclamando por justicia social. Ese lado b son unos pocos conchesumadres que no quieren soltar nada, las 20 familias dueñas de este país que no quieren compartir y tienen ese tipo de mentalidad de odio profundo, cuidando sus cagás materiales y diciendo mierdas del tipo “a los rotos habría que matarlos”, y no saben que esos rotos son los que le hacen el aseo y le cuidan a los niños… ¡Puta el país culiao!

Veo que te ha afectado mucho la parte más cruda de esta crisis.
A veces me dan ganas de irme a vivir a una playa a la conchesumadre, en otro lugar del mundo. Estamos viviendo un tiempo de cambio social súper radical, con el país pasando por un lado negro cargado de odio. Y eso me deja mal. Me da pena ver a una cabra que camino a la pega le llega un bombazo en la cara; cacha, hasta me dan pena los pacos culiaos que le pegan a la gente, porque encuentro que están enfermos mal.

¿Crees que podría haberse llegado a este punto sin violencia?
Es una hueá que es necesario que pasara ahora, con toda la violencia que lleva consigo, para que en algún momento termine y nivelemos un poco esta hueá. Que haya una verdadera igualdad social. Pero piensa que el presidente no ha dado ningún gesto para que eso pase, y lo único que vemos es que esto no se va a acabar en un buen rato o hasta que pase algo más radical, no sé qué.

Meses antes que los estudiantes comenzaran a evadir el Metro, ustedes lanzan como adelanto del disco nuevo ‘Palo sin bandera’, con una letra bien subversiva que, en vista de los hechos, casi llamaba a la insurrección: “Ustedes nos pusieron así, ustedes nos pusieron violentos”, cantas, fijando como blanco a la clase política de extrema derecha.
La gente está así por culpa de ellos. Ese tema debe tener como un año, desde el momento que hice la letra, que la inspiración amarga que tuve fue ver a la gente que espera toda la noche en la Posta Central y la atienden en el suelo, porque eso es una realidad, no es algo que imaginé. El sistema de salud colapsado, que haya una salud para ricos y otra para pobres, lo mismo que la educación. Esas realidades han sido la inspiración casi para todas las letras de nuestras canciones.

Lo otro llamativo fue el video, donde retomaron la idea gráfica que usaron en Lollapalooza más el uso de playmobil para retratar el descontento central de la canción. ¿Qué querían comunicar con eso?
Eso fue una idea de cómo explicar la situación con juguetitos. Cuando lo sacamos, el hueón que más gritoneo’ contra nosotros fue Kast porque salía su cabeza atravesada. Nosotros nos decíamos: estamos poniendo iconos pop nacionales que están ligados a la derecha con ilustraciones y juguetes, eso no es tan dañino como ver un video de 10 pacos pegándole a alguien en la calle o tirando balines a mansalva en las protestas. Eso es violencia. Kast solo se hizo la víctima para salir en las noticias diciendo que nosotros estábamos incitando al odio y la violencia y que nos iba a denunciar. Después nosotros averiguamos y nunca fue a un juzgado para hacer ninguna querella.

Eso le sirvió para tener aún más pantalla y vociferar sus mensajes e ideología.
Puta, sí. Nos sentimos súper idiotas pensando que le hicimos la pega a Kast. Fue loco porque nosotros después de Lollapalooza llegamos a un acuerdo de no dar ninguna entrevista ni hacer declaraciones, y esa semana el único hueón que salió en todos los noticiarios fue Kast, junto a otro UDI (Ignacio Urrutia) amenazando con denuncias y querellas tanto a Fiskales como al ilustrador (Tomás Ives), pero al final no hicieron nada. Después nos decíamos “puta la hueá estúpida, le hicimos la pega a este conchesumadre”, porque a él le sirve cualquier propaganda para su campaña política, hablando de nosotros y haciéndose pasar por pobre víctima en la tele y en sus redes sociales, llenándose la boca de que nosotros incitamos a la violencia cuando él es el que sale en fotos cagao’ de la risa al lado de hueones pinochetistas de ultra derecha con poleras que hacen alegoría a los milicos que tiraron a detenidos desaparecidos al mar.

Hablan incluso de ser discriminados por su pensamiento o critican la libertad de expresión cuando defendieron la salida de los militares tras el estado de emergencia.
No sé de qué hablan estos políticos de derecha indolentes, cuando salta a la vista la violencia de Estado aplicada directamente a la gente en estos momentos de crisis y que le avalan todo a los pacos y milicos. O como cuando Piñera fue al límite de Venezuela y habló de la falta a los derechos humanos y la represión, que “pobre pueblo venezolano”, cuando el está haciendo una hueá diez veces peor acá. Si fuésemos serios, todos estos hueones estarían presos.

Esas gráficas de la discordia son bien simbólicas, rescatan el diseño de su primer disco, donde sale la cabeza de un conquistador español atravesado por una lanza mapuche. ¿Qué sentiste cuando en Temuco derribaron las estatuas de los conquistadores españoles?
¡Qué hueá más linda! Sabí, una de las canciones que hicimos al principio, que nunca grabamos y no sale en ningún disco, que es incluso antes del primer demo de Fiskales, dice: “Vamos a cagarnos en todas las estatuas / Todas las estatuas de hombres ilustres”, y hablaba de eso, de botar las estatuas simbólicamente. Y nada más lindo, treinta y tantos años después, ver a los mapuches botando las estatuas de los conquistadores españoles.

Y colgando sus cabezas a las estatuas de los toquis como Caupolicán con la bandera mapuche flameando de fondo.
Maravilloso.

Cuando empezó el estallido, una de las canciones que empezó a resonar en parlantes en las marchas y ser compartida en redes fue ‘Lindo momento’.
La canción habla de ese segundo antes de tirar el primer peñascazo. El momento antes de que quede la cagá.

¿Sería entonces como la banda sonora de los primeros cabros que empezaron a saltar torniquetes en el Metro?
Exactamente. Ese fue un lindo momento.

¿Sientes que un elemento en común entre esta generación joven y la tuya de finales de los 80 sea que en algún momento le perdieron el miedo a militares y carabineros?
Mira, no sé si nosotros en ese tiempo le hayamos perdido el miedo a los milicos, porque la verdad vivíamos atemorizados. Lo que pasó es que nos acostumbramos y naturalizamos el vivir en miedo y el terror. En ese tiempo, ser punk y tener look de punk era una protesta social en sí, porque no habían muchos. Éramos los primeros hueones que salíamos con las pintas agresor y la actitud de choreza. Ahora, el sueño de toda la vida de un hueón de derecha era sacar a los milicos a la calle, y cuando este hueón de Piñera lo hizo altiro, le salió el tiro por la culata. Me encantó ver a la gente increpar a los milicos, diciéndole en la cara “qué hací aquí, ándate a tu cuartel, ya nos cagaron en la dictadura”. Esta generación sí que ya no le tiene miedo a los milicos, no estaban ni ahí con el toque de queda y se quedaban hueviando igual en la noche. Por suerte, los milicos fueron más aterrizados que los pacos, esa fue una jugada que les salió en contra y por eso el presidente tuvo que retobar con el toque de queda y cuando los quiso sacar de nuevo no lo pescaron. Pero me encanta que se haya perdido ese miedo y rescato la actitud más que nada de los que están en la Primera Línea, que día a día están peleando y protegiendo al pueblo de los pacos. Ese es el símbolo actual de rebelión chilena.

Una rebelión que ha sido faro, además, para otros despertares populares en otras partes del mundo, algo bien utópico si lo pensamos antes del 18 de octubre.
Eso es bacán. Pero acá hay una hueá que se nos está olvidando y es que el planeta entero está en un punto de colapso brígido por la contaminación. Nosotros debemos estar aportando harto a eso con tantas lacrimógenas que se tiran por día acá (risas), pero estamos en un estado mundial súper crítico de lo que hay que preocuparse, como cambiar las costumbres humanas para que no se acabe tan rápido el planeta, porque estamos al límite, y por eso creo que la hueá está explotando en todos lados, en Latinoamérica, Europa, Asia, en todos lados está quedando la cagá.

Como que estamos viviendo el huracán de un proceso de cambio de paradigma del siglo XX.
Claro, porque también se está yendo a la mierda el paradigma del capitalismo y el neoliberalismo. Un amigo argentino me decía que cuando las canciones de bandas de punk rock hablan de todo esto y “le achuntan” y se vuelven a reivindicar las mismas cosas, es porque lo que están diciendo esas canciones es la voz de la gente, que no es lo mismo que hablan los gobiernos o lo que proponen en sus políticas, entonces los hueones no escuchan al pueblo, viven en un mundo aparte donde el ideal es mantener sus empresas funcionando y salir siempre ganando. Así fue como se alejaron tanto de la realdiad social que ahora les está explotando en la cara.

¿Un lindo momento frente al caos?
Estamos en un momento tan crítico, es cosa de ver lo que pasa realmente en las calles, en las poblaciones o en la “Alberto Plaza de la Dignidad” (risas), que dista de lo que te muestran en la tele y de lo que anuncia el presidente del país, que no tiene ninguna conexión con la realidad. El loco no dice nada, y cuando dice algo es para aumentar la represión, pero yo no sé qué más quiere aumentar, mejor mátennos y listo. No es solución lo que propone. Obviamente que su ego no le va a permitir jamás ser bien hombre y decir “la cagué, lo siento, pongo el cargo a disposición”, porque eso sería lo que haría un verdadero caballero, supongo. No es que le esté diciendo maricón a este maricón culiao (risas), pero me refiero a que debería ser así, porque hasta ahora, está totalmente  desconectado el gobierno con el país, y eso no puede terminar bien. A mi me da terror hasta dónde podemos llegar, porque de que va a correr más sangre de lo que ha corrido, es inevitable. Y esa hueá me da mucha pena.

En vista de lo que ha pasado en todos estos días, ¿cuál crees que sería una solución para la crisis?
Ya que uno puede soñar con utopías, como lo que pasó con el estallido que para mí era eso, la solución que veo es que Piñera se vaya, que renuncie. Sería lo más sano, y luego hacer un plebiscito para hacer una nueva Constitución a través de una Asamblea Constituyente, pero tampoco es algo rápido, incluso si llegara a pasar. Pero es complicadísimo.

¿Crees en el acuerdo político en el que llegaron varios partidos para realizar el plebiscito?
Es que si la hacen entre los mismos políticos no sirve pa’ na. Tiene que haber más gente nueva, participación de los mapuches, de las mujeres y del pueblo en general.

¿Te gustaría participar de alguna forma en ese proceso?
A mi me gustaría estar en una playa tropical lejos de todo el mundo (risas). No, obviamente que a mi me gustaría apoyar al pueblo con lo que tengo, que es mi música. Lo único que puedo poner siempre a disposición es la música que hacemos con Fiskales, pero nunca hemos tenido banderas políticas y jamás nos ha interesado participar en ninguna hueá política. Cada vez que sale un movimiento o un partido político, por una hueá intrínseca al ser humano termina corrompiéndose, entonces prefiero seguir con mi pará un poquito más anarca de apoyar los cambios, que ojalá sean del individuo pa’ fuera y preocuparnos que si llegamos a una estabilidad, no contaminarla.

En unas semanas lanzan nuevo disco con un lanzamiento agendado. ¿Cómo crees que estará eso con todo la situación país como telón de fondo?
Ahora que vamos a lanzar nuestro nuevo disco el 15 de diciembre, queremos decirle a la gente que esto lo veníamos planeando meses antes de la crisis que estamos viviendo, que nos ha costado un mundo hacerlo, pero a pesar de todo, creo que va a ser muy simbólico porque estaremos tocando al frente de La Moneda, en el Teatro Coliseo, pero no es una celebración porque el país no tiene ni una hueá que celebrar, hay mucha pena, mucho dolor. Es solo el lanzamiento de un disco, es compartir nuestras canciones que hablan de la crudeza que es vivir en nuestro país, y en el fondo, es una temática que compartimos con los amigos que nos van acompañar como La Floripondio, Machuca y Alectrofobia. Como dice el Macha, “si es necesario matar al presidente”… No, no creo en eso, porque Piñera debería estar preso, pero vamos a cantar con todo esa canción de La Floripondio para entrar en catarsis.

¿Qué nos puedes contar del nuevo disco?
Como de costumbre, metimos un cover de una banda inglesa. Esta vez grabamos nuestra versión de ‘Dulce y tierno hooligan’ de The Smiths. Además, hay varias colaboraciones de amigos, una de ellas es con el Matías (Leonicio) de Nuclear, que es una banda de thrash metal, y él puso talento en la canción ‘La manada’, que sin querer después me acordé que así le decían al grupo de fachos curaos que violaron a una niña en España, y la canción habla de algo muy similar, y más encima cuando invité al Matías me contó que a él le pasó una vez que lo confundieron con otra persona y le sacaron la mierda en la calle como entre 15 hueones, lo masacraron, con puñaladas y todo. Entonces, la canción habla de eso, de cuando el odio es tan grande que le pegai en patota a alguien de una forma tan cobarde porque no estai de igual a igual, sino que abusador sobre otro. En otro paralelo, es lo que hace la policía en estos días, esa irracionalidad y esa inhumanidad que tiene esa hueá que no tiene ninguna justificación más que el animal que se te sale, y donde se meten sus discursos de paz por la raja. ‘La manada’ habla de todo eso, de los ataques y golpizas cobardes.

Escucha por acá ‘La manada’, adelanto exclusivo de “El Flagelo”

Nota del Editor:

Esta entrevista fue realizada el jueves 28 de noviembre. El Desconcierto no tuvo, en ese momento, la oportunidad de preguntar sobre las acusaciones que hoy apuntan a  Alvaro España, el vocalista de la banda. Pese a lo anterior, España ha publicado en su Facebook el siguiente comunicado con su postura sobre el tema:

Hola, primero que todo quiero decirles que estoy en completo conocimiento de la funa que corre en redes sociales y me hago cargo de ella.
Hace 8 años se acercó a mi Eleonor Rigbi para informarme de su estado, un embarazo no planeado. En ese entonces le pedí que nos hiciéramos los exámenes correspondientes para dilucidar si efectivamente yo era el padre.
En ese entonces se me negó el examen y no volvimos a tener contacto nunca más.
Hoy he recibido esta funa y quiero dejar en claro que me he acercado nuevamente para pedir estos exámenes y determinar si esta niña es o no hija mía, se me negó.
Personalmente creo que los hijos son una alegría y si esta niña fuese mi hija no va a ser la excepción y me haré cargo en todo los sentidos, pero lamentablemente no puedo saber si lo es o no.
Lamento que esto involucre a Fiskales Ad-Hok y a mi familia, dado que esto es un tema personal.
Espero que esto se pueda solucionar rápidamente.

Alvaro España.
Fiskales Ad-Hok

Déjanos tus comentarios

BABEL

La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.