Entrevistas

Participación, inclusión y un municipio de cuidados: El sello de Macarena Ripamonti para llegar a la alcaldía de Viña del Mar

Por: Natalia Figueroa | Publicado: 27.11.2020
Participación, inclusión y un municipio de cuidados: El sello de Macarena Ripamonti para llegar a la alcaldía de Viña del Mar WhatsApp Image 2020-11-25 at 15.59.53 |
Es licenciada en Ciencias Jurídicas e Investigadora del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de Valparaíso y precandidata de Revolución Democrática para disputar el puesto a la alcaldía de Viña del Mar -ocupado por casi dos décadas por Virginia Reginato- que se definirá este domingo 29 de noviembre en las primarias del Frente Amplio. Es la única mujer de ese partido que va a primarias en el país y tiene por delante la participación de la comunidad, la paridad de género en los cargos y un programa que dialogue entre el municipio, las universidades de la región y las y los vecinos. En entrevista con El Desconcierto profundiza sobre estos meses de campaña y su propuesta.

Macarena Ripamonti (29) está a horas de cerrar su campaña como precandidata a la alcaldía de Viña del Mar. Este domingo 29 de noviembre se desarrollarán las primarias al interior del Frente Amplio que definirán el candidato que competirá por el puesto que durante 16 años ha ocupado Virginia Reginato. En esa carrera también van Nicolás Guzmán, del Partido Liberal, y Alejandro Aguilera, de Convergencia Social.

Los días de Ripamonti han sido ajetreados, de hecho, contesta esta entrevista después de una mañana de volanteo y de explicar “cara a cara” a los vecinos su proyecto político que busca cambiar la dinámica que, por años, asegura, ha mantenido a las y los viñamarinos sumidos en el abandono. Esa es la herencia, dice, de la actual alcaldesa de la UDI.

Previo al plebiscito sus videos difundidos por redes sociales explicando las claves del proceso tuvieron alto impacto. Un lenguaje sencillo y dinámico marcaron lo que para ella debiesen ser las comunicaciones de cualquier proyecto que busque empoderar a las comunidades en sus territorios.

Hace dos meses renunció a su trabajo y gran parte de su tiempo lo ha dedicado a este desafío por una ciudad en la que nació y creció. “Soy la única mujer de RD que va a primarias en el país”, afirma.

-¿Cómo han sido estos días de campaña?

Bueno, han sido muy intensos porque debo decir que soy principiante en las campañas, nunca antes había hecho una campaña, nunca fui candidata a nada, ni de centro de estudiantes ni nada, así que es un mundo nuevo para mí. La verdad es que he estado muy acompañada, cuidada, y se armó un equipo maravilloso. Tu sabes, yo soy de Revolución Democrática del Frente Amplio y hay un comando de más de 100 personas, un equipo de difusión, se han llenado la sedes. Un compañero abrió su casa, su espacio, para que pudiéramos ahí guardar un comando. Han llegado personas de todos lados muy entusiasmadas, muy motivadas con un proyecto distinto. Me siento con la responsabilidad más grande de mi vida. Muy emocionada y feliz.

-¿Por qué decidiste asumir este desafío?

Mira, lo decidí asumir porque estamos sin duda en un momento donde todas las instituciones se cayeron, el 18 de octubre dejó claro que hay un nunca más y eso debe verificarse a nivel comunal. Nosotros en Viña del Mar conocemos por excelencia cómo es tener una cuidada totalmente neoliberalizada, segregada. Hay dos Viñas del Mar: una de los cerros y una del centro. La política pública y la distribución de los recursos se ha hecho desafectada de la realidad mayoritaria de Viña del Mar. La mayoría anda en micro y en colectivo, vive en poblaciones, tiene limitado acceso al agua, con asentamientos precarios, en tomas. Ahí tienen que levantarse a las 5 de la mañana a lavar la ropa porque en el día no hay agua. Entonces, los desafíos son tan grandes. Yo crecí acá y sé que hay personas que han perdido la vida en esto y tengo que poner a disposición mi trabajo en la comuna. Si esto surge así es porque soy parte de un colectivo también. Hace un año no pensé que iba a venir todo esto.

-Representas una figura que viene a renovar la política, sobre todo en Viña del Mar donde van 16 años de una misma administración. ¿La gente te lo ha expresado así?

Absolutamente, de hecho, el otro día me preguntaban si me complicaba ser tan joven, casi con 30 años, si es que me siento cómoda, por ser joven y ser mujer, y la verdad es que yo lo veo más que una amenaza, una oportunidad porque al fin una persona de la juventud toma este desafío tan difícil. La gente me felicita por tener el coraje por enfrentarse no solo a 16 años de abandono, es decir, ¿por dónde comenzamos? Ese abandono se verifica en cada lugar de Viña del Mar, desde los hoyos en el centro, hasta el último límite urbano de la ciudad. La villa La Cruz, villa Oriente, Forestal y sector de Puerto Montt o en el sector de parcela Felipe Camiroaga. El abandono está en toda la ciudad. Hay que tener coraje y equipo, no podemos hacerlo solos.

– ¿Cuál es la expresión concreta de eso en el territorio viñamarino? Hace años vienes haciendo trabajo territorial…

Sí, el relato es el mismo de siempre, independiente del cerro donde tu vayas. Tu vas a la municipalidad por los mismos problemas de siempre: salud, empleo, necesidades como obtener un paquete de pañales o estas horas esperando para que te digan que no hay dinero, que no hay proyectos, que no hay posibilidades. Te dicen que han mandado cartas porque hace 25 años no hay alumbrado público y nunca han sido contestadas. Hemos mandado cartas por agua potable y por camiones aljibes, y es el mismo relato. Hasta en el centro de la cuidad, adultos mayores que dicen que han mandado cartas porque las aceras están malas y se cayeron y nunca se han cambiado o las han cambiado, pero son reparaciones precarias que duran un par de semanas. Es el abandono. Entonces, el título es que trabajan por intereses personales y no por el bien común.

-¿Y cómo visualizas el trabajo para revertir eso?

Primero que todo, la comunidad, y esto no es romántico ni sexy. Es en la comunidad donde se puede transformar. Todos los lugares – lugar, esa palabra es muy importante- que he conocido donde los barrios están en mejores condiciones, por ejemplo, que tienen cesfam, piscinas públicas, áreas de recreación, por ejemplo Reñaca Alto, principalmente a la junta de vecinos 102, es porque sus dirigentes nunca se han desactivado y ellos fueron los que movilizaron programas de mejoramiento, tuvieron la posibilidad de adquirir herramientas y adquirir competencias y hacer mejoras en su barrio, en su comunidad. Eso se ha perdido en muchos barrios de Viña del Mar porque muchas juntas de vecinos han sido capturadas por intereses partidarios o definitivamente han sido cerradas y hoy están desactivadas sin modificar a sus dirigentes, y ese es un problema. Para revertir 16 años de abandono hay que partir entregando herramientas y capacidades para que las comunidades puedan trabajar.

-Los mayores cuestionamientos a la actual alcaldía son por mala utilización de fondos públicos. ¿Por dónde hay que empezar?

Primero, desde el momento en que te sientas en la silla hay que pedir una licitación de auditoría externa y convenir lo que sea necesario con Contraloría General de la República, la regional, la nacional, para tener conocimiento sobre los servicios delegados a través de la corporación, salud, educación, deportes, etc. y poder seguir un diagnóstico, y no tener una información solo de una parte, sino que tener un diagnóstico claro. Luego, hacer esa revisión, ver todos los contratos que son lesivos para el patrimonio y, por supuesto, activar la capacidad de generar ingresos propios, no seguir siendo casino-dependiente porque probablemente la próxima administración que llegue va a recibir una ciudad en pandemia nuevamente porque estamos viendo el rebrote a nivel internacional.

[Te puede interesar]: Reginato enfrenta serio revés judicial: Corte Suprema confirma que no podrá repostular a la alcaldía de Viña del Mar

-¿Cuáles son los desafíos ahí?

Primero que todo tener una municipalidad, porque la de nosotros desapareció. Lo único que vimos fue una gestión precaria, ineficiente, que fue entregar solo cajas de alimentos. En muchos lados que yo visité, en ollas comunes como la de la señora Margarita en Villa Oriente, o de la señora Beatriz en Lomas Latorre, llegaban con alimentos incluso en mal estado, vencidos. Entonces, lo hay que tener es una mirada integral, como generamos cooperativas de compra, como las comunidades pueden comprar de manera conjunta para que le salgan más barato y que la municipalidad ayude en eso, cómo organizar a comunidades que están en mejores condiciones y que quieren ayudar a otros sectores a poder comprar, acceder a esos servicios, que se reactive el comercio local, el cuidado para las mujeres que han estado en situaciones de violencia, que conviven con el enemigo.

Hoy hay casas de cuidados clandestinos, cuántas casas de inmuebles patrimoniales no pueden ser destinadas a casas de cuidados. Entonces, hay que pensar multidimensionalmente en los problemas de una pandemia que no es solo por cajas de alimentos, sino que es de ayuda directa para las mujeres que se levantan cada mañana para entregar raciones de alimentos para sus vecinos. Tenemos que ser el principal articulador de esos procesos y estar junto a las personas.

-¿Qué te ha tocado pasar por ser joven y mujer?

Bueno, justamente que estamos en el día Internacional de la Violencia contra las Mujeres, qué te puedo decir, no estoy lejos de ser violentada, todo lo contrario. Tengo hoy día prohibidas las videollamadas de Facebook porque hay violencia sexual, personas que te mandan videos, que te acosan, que te discriminan, que te ningunean porque te dicen «niña» o «adolescente». Claro, enfrentas ese rechazo porque te dicen «no eres capaz», que «no eres suficiente» de manera permanente, entonces, lidiar con eso, es agotador. Pero se puede cuando una tiene la convicción, cuando sabes el valor que tienes y haces el reconocimiento de un equipo. El valor de la comunidad, trabajo con personas que me cuidan de manera permanente, que me alientan, que están pendientes de que coma, de mi seguridad, entonces, me mantienen envalentonada.

Participación, inclusión y un municipio de cuidados

– ¿Qué sello buscas darle a tu alcaldía?

Hay muchos sellos que queremos instaurar, pero que el principal sea de participación e inclusión. Esto no es romántico es muy problemático, porque trabajar con comunidades que han tenido por años prácticas clientelares es muy complejo. Lo que queremos hacer es participación, pero en serio, no solamente haciendo nuevos instrumentos de planificación, haciendo nuevos planes Dideco o el plan regulador que demoran seis años. No, participación desde ya y si queremos participar e incluir a la ciudadanía tenemos que tener consejos de inclusión donde participen personas con discapacidades físicas e intelectuales para pensarlas con ellas también, que son gran cantidad de personas de Viña del Mar y, por supuesto, con las mujeres. Que la mirada de la mujer feminista no sea una oficina solamente sectorial, sino que esté en cada política pública, una junta de vecinos con mirada feminista, educación y programas de educación municipal que tengamos incluso después de la entrega a los servicios locales de educación. Es decir, cómo nos podemos convertir en un municipio de cuidados y comprender que principalmente las mujeres levantan sus hogares, cómo estamos a disposición de protegerlas, cuidarlas y potenciarlas. Hoy retrocedimos 10 años en fuerza laboral y Viña del Mar no es la excepción.

– ¿Qué perfil formaría parte de tu equipo de trabajo? ¿Has visto algo de eso?

La regla es trabajar con las mejores personas, independiente si esas personas son de Revolución Democrática o son de otro partido o son independientes, da lo mismo, tienen que ser las mejores personas. Y, sobre todo, que sean personas de Viña de Mar porque no se puede tener a profesionales que, por ejemplo, desarrollan increíbles políticas públicas, pero en Santiago. Son realidades distintas: hay una densidad distinta, hay relaciones en la zona que se arman de manera distinta. También tenemos que hacer relación directa con las universidades de la región y de la comuna y los convenios tienen que ser de manera permanente. Entonces, con los saberes de la calle, con los saberes de las personas, los usuarios de la salud pública, los usuarios de la gestión municipal, de las personas que caminan todos los días por las calles de la ciudad, que no tienen auto, también deben ser parte de eso con la academia y con un equipo municipal de excelencia.

– ¿Con paridad de género?

Por su puesto, los cargos directivos tienen que ser paritarios y compuestos principalmente por mujeres, no por el solo hecho de que sean mujeres, es porque ser mujer al día de hoy significa tener una experiencia de vida distinta. Desde que somos niñas, desde antes que nacemos es distinta, y ese enfoque debe estar en las políticas públicas porque las mujeres entienden la riqueza y la distribución del poder de una manera distinta y ese es un valor para mi desde ya.

La alcaldía de Jorge Sharp ha sido cuestionada por su gestión y, eventualmente, por mal utilizar fondos públicos. ¿Cuál es tu opinión?

La alcaldía ciudadana ha tenido sellos que son interesantes, lo que ocurrió con la gestión de los residuos domiciliarios de la basura me parece excelente que se haya acabado con un monopolio y que pasara a gestionarse por la comunidad. Creo que, y no solo con Jorge Sharp, hay que tomar las cosas que son buenas y las malas desecharlas. En cuanto a la gestión, las municipalidades son instituciones complejas, hay equipos tremendos que recién se van conociendo, entonces hay que ser un agente motivador y promover prácticas de trabajo distintas. Sin duda, nosotros nos vamos a tener que acercar porque puede que nos toque enfrentar situaciones muy similares a las de Valparaíso. Pero creo que principalmente, no sé si el error, pero creo que una característica que podría ser muy distinta en Viña del Mar es que no vamos a trabajar solo con equipos políticos y no solo vamos a tener a nuestros compañeros de partido dentro de equipos políticos, sino que con la comunidad toda.

-Eso es lo que te va a diferenciar de la «alcaldía ciudadana»…

Sí, lo que pasa es que los programas de salud se van a trabajar con los trabajadores de salud de Viña del Mar, y con los usuarios, la academia por supuesto, no solamente con las personas de Revolución Democrática, al menos, no exclusivamente. Eso creo que es necesario porque entiendo que pueden existir proyectos que pueden ser transformadores, que no dependen de la voluntad solo de un equipo políticos sino que de una apertura, y eso es complejo porque es romper un paradigma y estos en política siempre son muy cerrados. Jorge en su primera alcaldía del Frente Amplio, sin duda, ha intentado inundar mucho de sus proyectos, entonces hay un gran valor en el trabajo que ha hecho y sería increíble que, ya sea Jorge o cualquier otra persona, ojalá del Frente Amplio, continúe para así tener las relaciones necesarias en la conurbación, dos ciudades que están al lado que tienen diferencias, pero que también pueden potenciarse.

Proceso constituyente

-Los videos explicando las claves del proceso constituyente fueron muy difundidos. ¿Pensaste que iban a tener esa repercusión?

No, nunca, jamás. Se hicieron en el living de mi casa, con un mantel verde de mi casa, con una cámara frontal y el artista visual que están detrás es mi tío chico. No hay un estudio pagado detrás, fue todo en mi casa. Entonces, no pensamos en ese impacto. Lo que nos movilizó a hacer eso es que yo vivo a mi abuela, me la traje a vivir en marzo, fui criada por mis abuelos y ella generalmente me decía: «Maquita explícame que no entiendo», y me di cuenta que el lenguaje que se utiliza en los medios de comunicación es muy complejo y que muchas personas que no tienen la capacidad de entender lo que se comunica. Entonces, dije esto no puede ser, esto es fundamental para la ciudadanía y yo trabajo desde 2015 en un equipo de investigación en materia constitucional y materia de derecho público y esto era Chile versus Brasil, era algo muy importante para mi, un proceso vital en términos personales. Sentí esa necesidad de poder compartirlo y explicarlo en un lenguaje sencillo. Hoy no tenemos ese respeto por las personas, hablamos en un lenguaje que nadie entiende y creo que hay que partir desde ahí. Entonces, con esto se logró y se pudo explicar en un mensaje de un minuto.

-Le has dado un espacio muy importante a las comunicaciones. ¿Cómo las manejas?

Su relevancia es vital, porque las redes sociales son un nuevo territorio. Hay relaciones que se forman a partir de esto, hay personas que se han conocido y se han casado, muchas cosas pasan en las redes sociales y más aun en pandemia. Hay que entender que hay nuevas relaciones que se desarrollan ahí y la política, es decir, nuestro hábitat público, no puede estar alejado de eso. Lo que hace la Contraloría con «Contralorito» me parece de una admiración e inspiración tremenda.

Yo quiero que el día de mañana la municipalidad de Viña del Mar tenga redes sociales que expliquen las funciones esenciales, cómo funciona las leyes; qué cosas pueden hacer y qué no; subir las tablas de manera digital para que las personas sepan lo que se está discutiendo y que sea una información abierta y que empodere. Eso es muy importante, porque el día de mañana, si llegamos a ganar nos vamos a tener que ir. Y es algo que quiero hacer no solo porque la ley lo diga, sino porque creo que en el recambio está la democracia. El día de mañana va a llegar otra persona y esta es la única manera que sepa lo que van a hacer y continuar con un proyecto transformador. Eso es algo que me motiva del gobierno local.

-¿Crees que el proceso constituyente te llevo de alguna manera a ser una figura pública?

Extraña pregunta, porque todavía no me reconozco en eso, y es muy extraño reconocerme así, pero puede ser que sí. Creo que hay que ocupar a los espacios de visibilización y sensibilización para el bien, tener la oportunidad de entregar conocimientos y no solo para hacerse conocido de manera masiva, sino que si esa figura que se crea en redes sociales, significa algo más que una sola persona . Hay un proyecto, una idea, una entrega más allá de Macarena Rimpamonti. Ese es el desafío y la responsabilidad que viene.

 

 

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.