Libros

Copia o Muerte: el libro de Giorgio Jackson y Paula Espinoza que propone una salida a la crisis

Por: Cecilia Montero, socióloga / Publicado: 08.01.2020
/
Todo Chile está en búsqueda de una salida a la crisis que ha conmocionado la vida cotidiana desde que estallara la revuelta del pueblo. Hasta la fecha son muy escasas sino inexistentes las propuestas que miran al futuro. ¿Qué tipo de sociedad queremos?, ¿cuál será el modelo de desarrollo para adelante?

Uno de los libros recién publicados llama inmediatamente la atención, por su título, por su contenido y sobretodo porque ¡propone una salida! Copia o muerte, es el ensayo escrito por el diputado  Giorgio Jackson y la escritora Paula Espinoza que lleva por subtítulo: Una decisión urgente para nuestra supervivencia. Extraño es la paradoja de copiar o morir, título concebido quizá más como pancarta callejera que para resumir lo que a juicio de los autores estaría en juego en esta civilización en crisis: el dar vuelta el uso de la tecnología a favor del colectivo de la humanidad. ¡Ni más ni menos!

El texto, tanto en su forma como en el fondo, es un despliegue de creatividad. Con una diagramación inusual y hábiles ilustraciones, logra convertir un recorrido por gran número de épocas, autores, eventos, teorías, en una lectura liviana y lúdica. Lo que a primera vista sería un árido manual que reconstituye los hitos de la propiedad intelectual y sus consecuencias sociales, epidemiológicas, y culturales desemboca en un manifiesto político. Vaya pirueta. Los planteamientos tienen validez universal aunque se aplican muy directamente a la inferioridad económica chilena, un país que no crea, no innova y…. ¡no copia!  

La finura de la analista y la mirada comprometida del militante político van seleccionando casos dramáticos de injusticia en nombre de la propiedad intelectual como el caso de Bastián Arriagada, preso por vender CD pirateados, muerto en el incendio de cárcel de San Miguel. La evidencia está sin embargo matizada con interpelaciones al lector, a quien se busca despertar con frases como “¡Todos somos ladrones! 

La propuesta contenida en este ensayo y en el manifiesto que lo cierra es una inmersión en el centro de la sociedad del conocimiento: la comercialización capitalista que protege la propiedad intelectual es la base de la desigualdad. En la era de la abundancia el sur puede constituirse globalmente y contrarrestar el poder de los gigantes tecnológicos del norte. Es posible tomar el control y la responsabilidad sobre la tecnología. El nuevo proletariado es un “cognitariado”: trabajadores que producimos conocimiento sin ser reconocidos como tales. Si la tecnología ha sido clave en moldear los regímenes de subjetivación y de organización social que hoy están en crisis, hay que apoderarse de la tecnología. ¿Cómo? Liberando el conocimiento, compartiendo las innovaciones entre pares, creando comunidades digitales, estando alertas de quienes usan nuestros datos y para qué. Los autores no escatiman propuestas ambiciosas: las revistas académicas deben ser de acceso gratuito, las semillas deben poder compartirse y almacenarse libremente, deben abrirse los algoritmos que a escondidas gobiernan situaciones colectivas e individuales.

El empoderamiento de las comunidades es para Jackson y Espinoza la única salida ante la erosión de las democracias formales, como también la única forma de enfrentar el cambio climático. El manifiesto final está redactado por quienes saben que sin activismo político no hay acceso al poder. “No hay vuelta atrás, copia o muerte”. Slogan un tanto hermético que se aclara cuando se comprende que puesto que la tecnología es conocimiento social codificado hay que recuperarla, sustraerla de quienes la monopolizan en un modelo de acumulación depredador. Lo que daría un sentido renovado a la célebre frase de MacLuhan el medio es el mensaje. El enemigo no es la herramienta tecnológica  sino quienes cierran el acceso. Se trata ahora de perderle el temor a internet, de usar las tecnologías digitales para fines subversivos del orden, de estar alertas a quienes usan nuestra información…

No podrían ser sino millennials quienes se atreven a desmitificar el hackeo y la copia, 

Ya no como meras herramientas de rebelión sino para la construcción de un nuevo orden social y económico. Osemos repensar el orden de las cosas. Una invitación que se dirige a los más jóvenes y que de paso apunta a quienes no dimos el paso en generaciones anteriores. Si esto no es una nueva filosofía política, ¿cómo llamarle? Notable esfuerzo que convierte a la “dignidad” en harto más que un anhelo, una responsabilidad. 

Copia o muerte: una decisión urgente para nuestra supervivencia

Giorgio Jackson y Paula Espinoza

Editorial Saber Futuro

222 páginas

Precio de referencia: $13.500

 

Contenido Relacionado

Jorge Ortega, chef pastelero: “Cada vez los chilenos nos hemos puesto más identitarios, incluso yo diría hasta más huachacas porque ahora ocurre que nos encanta tomar terremoto”

Lucha como mujer: reeditan primera y única novela de Sonia Montecino

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.