Libros

Del K-pop a Kim Ji-young: la “simple” historia de una joven coreana que enciende la llama de la lucha en las mujeres de Asia y el mundo

Por: Alejandra Valle / Publicado: 11.02.2020
/
“Kim Ji-young, nacida en 1982” se llama esta novela breve, que narra la historia de una mujer común, tan común que lleva el nombre más común entre las coreanas nacidas en 1982. Siempre conteniendo la rabia ante la injusticia, viendo cómo las mujeres pedían disculpas por engendrar a otras mujeres, teniendo que trabajar para pagar la universidad

Democracia en el país y en la casa”, la famosa frase de la feminista chilena Julieta Kirkwood, no podría explicarse mejor que en este libro de la coreana Cho Nam-joo, el primero de la autora en traducirse al español y que en Asia provocó un terremoto, al contar la supuestamente sencilla vida de una mujer coreana de 33 años llamada Kim Ji-young.

Kim Ji-young, nacida en 1982 se llama esta novela breve, que narra la historia de una mujer común, tan común que lleva el nombre más común entre las coreanas nacidas en 1982. Siempre conteniendo la rabia ante la injusticia, viendo cómo las mujeres pedían disculpas por engendrar a otras mujeres, teniendo que trabajar para pagar la universidad, mientras su hermano recibe todas las ventajas de su género. Callando, pensando, enojándose, pero solo por dentro. Por fuera, sonriendo ante las bromas de mal gusto de sus compañeros de trabajo, aceptando dejar el trabajo para convertirse en madre y dueña de casa porque ese era su destino solo por ser mujer, solo por ser mujer de clase media, solo por ser Kim Ji-Young y tener el nombre más común entre las coreanas que nacieron en 1982.

Qué mejor forma de entender de qué se trata el patriarcado, de entender lo que significa vivir en una sociedad machista, que esta novela que comienza en el presente, cuando Kim Ji-Young deja de un momento a otro de ser una mujer común y empieza a hablar y a comportarse como si fuera una amiga muerta, como si fuera su madre, como si fuera su abuela.

Entonces, empezamos a revisar hacia atrás el árbol genealógico de Kim hasta llegar a su propia historia. Todo acompañado de datos concretos de la discriminación que viven las mujeres coreanas en el país con la brecha más amplia de la OCDE; una economía supuestamente moderna, pero que castiga a las mujeres solo por nacer, una economía que en lo macro se ve gruesa y robusta, un oasis que abusa de los trabajadores.

“Hasta la década de 1990, Corea era un país con un agudo desequilibrio de género en la tasa de natalidad. En 1982 nacieron 106,7 bebés varones por cada 100 niñas. Pero la proporción de niños creció y creció hasta llegar a 116,5, muy por encima de la diferencia que naturalmente se da, entre 103 y 107 varones por cada 100 niñas”, relata Nam-joo para explicar por qué había tantos varones en los colegios mixtos.

O nos enrostra, que “la proporción de mujeres en puestos administrativos, mostró entre 2006 y 2014 un lento ascenso, si bien no alcanzaba el veinte por ciento” para explicar el doloroso periplo de una mujer recién salida de la universidad que busca trabajo en Corea y se enfrenta a una serie de callejones sin salida. “Kim Ji-young tuvo la sensación de encontrarse en un callejón lleno de niebla, sintió que esa niebla se transformaba en densas gotas de lluvia que impactaban sobre su piel desnuda”… Pero Kim Ji-young no dijo nada. Solo siguió adelante, como lo habían hecho su madre, su abuela, su amiga.

 

Kim Ji-young, nacida en 1982

Cho Nam-Joo

Editorial Alfaguara

144 páginas

Precio de referencia $12.000

Contenido Relacionado

Testimonios de amor transMigrante: “La mayoría de los hombres tiene la fantasía de mamarle un pene a una trans”

Chacarillas: la noche que Vodanovic y Coco Legrand le prestaron ropa a la dictadura

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.