Nacional

ACES y CONES: Las dos caras del movimiento secundario

Por: Paloma Grunert | Publicado: 05.05.2016
ACES y CONES: Las dos caras del movimiento secundario @usach |
A diez años de lo que fue la Revolución Pingüina, los dirigentes secundarios Diego Arraño de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios y José Corona de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios conversaron con eldesconcierto.cl sobre las proyecciones de cada organización para un 2016 que promete resurgir las movilizaciones estudiantiles de antaño.

La Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) encabezó ayer la primera de las marchas secundarias a nivel nacional de lo que va de 2016, a raíz de los 10 años de la Revolución Pingüina llevada a cabo entre abril y junio de 2006. Sin embargo, los secundarios agrupados bajo la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) no quisieron sumarse a la convocatoria.

Las distancias entre ambas organizaciones del movimiento secundario no son nuevas. En el año 2011, la Cones surge en medio de las históricas movilizaciones como una alternativa a la Aces, con una postura mucho más institucional que la de la Asamblea, que por su parte nace en el año 2000, representando un año después el ala más radical del llamado «Mochilazo», disputando espacios con el desaparecido Parlamento Juvenil.

Desde 2011 que Aces y Cones se levantan como las dos organizaciones representativas del movimiento estudiantil, y algunos de sus más históricos líderes han sido Laura Ortiz (Aces, 2011) Eloísa González (Aces, 2012), Moisés Paredes (Cones, 2013) y Ricardo Paredes (Cones, 2014). Hoy los líderes de ambos brazos de los pingüinos son José Corona (Cones) y Diego Arraño (Aces). En eldesconcierto.cl conversamos con ambos, intentando conocer los motivos de sus diferencias.

La Cones: «Es beneficioso que el movimiento pueda tener aliados dentro del parlamento»

Cones en toma de la Junaeb, 25 de abril. (Agencia Uno)

Cones en toma de la Junaeb, 25 de abril.
(Agencia Uno)

José Corona Castillo cursa 4to medio del emblemático Liceo Barros Borgoño, tiene 17 años, es militante de las Juventudes Comunistas y quiere estudiar Historia. Es vocero de la Cones desde el sábado 12 de marzo de este año, y afirma que los objetivos para 2016 de la Coordinadora a la que representa son «acabar con la educación municipalizada, con el sistema de financiamiento por asistencia y con la falta de democracia dentro de los establecimientos, además de consejos escolares y consejos locales resolutivos«.

El estudiante del Borgoño asegura que este año es trascendental para que el movimiento estudiantil sea protagonistas de la construcción de una nueva educación pública para el país y así «acabar con los pilares fundamentales de la herencia de la dictadura en la educación y seguir en la lucha parar recuperar esta educación para el mismo pueblo. (…) Si nosotros nos quedamos en las casas, si nosotros no salimos a movilizarnos, nunca vamos a poder cambiar nuestra situación», dice. 

Consultado acerca de la relación que puede existir entre ser militante de las juventudes de un partido que integra la coalición de gobierno, que es precisamente uno de los responsables de la continuidad de los pilares fundamentales de la herencia de la dictadura a la que el dirigente hace alusión, Corona es enfático: «No es dicotómico, al contrario, considero beneficioso que el movimiento pueda tener aliados dentro del parlamento que vayan haciendo la contra de distintos sectores dentro del mismo gobierno y de la derecha que han estado por frenar los cambios». Además, asegura que la estigmatización que se tiene por su militancia en la Jota es el principal escollo a enfrentar: «Se da el estigma por parte de los medios y de los poderes fácticos de que los dirigentes están para beneficiar al partido, y yo no lo considero así. Los dirigentes estudiantiles siempre se han mostrado al beneficio del movimiento, de los estudiantes y de los trabajadores».

Eso implicaría que en una eventual decisión de extrema definición, ¿ustedes siempre estarían del lado de los movimientos sociales antes que del gobierno?

– Obviamente, o si no no seríamos movimiento social. Yo creo que hay que hacer una diferencia, muchas veces el gobierno puede decir que está a favor de los movimientos sociales, pero la experiencia nos ha dejado demostrado de que no siempre es así. Y nosotros, a pesar de que no seamos cerrados a conversar con distintos actores, como el gobierno, creemos que esa es la única manera de ellos puedan escuchar nuestras demandas a punta de movilización y a punta de presión.

José Corona, CONES (Agencia Uno)

José Corona, Cones. Agencia Uno

 

La Aces: «Como Aces y como movimiento estudiantil en general, repudiamos al empresariado«

Aces en toma de Educación 2020, 4 de mayo. (Agencia Uno)

Aces en toma de Educación 2020, 4 de mayo.
(Agencia Uno)

Diego Arraño va en 3ro medio del reconocido Internado Nacional Barros Arana (INBA),tiene 16 años y participa de la organización Ofensiva Secundaria. Cuando egrese de la enseñanza media quiere estudiar Teatro y Maquillaje artístico profesional. Es vocero de la Aces desde el 7 de abril de este año. En representación de ese espacio, Arraño afirma que las demandas para 2016 -que reconoce como históricas-, son «que el Estado financie las instituciones, que los colegios sea estatales, con financiamiento estatal y control comunitario».

Para Diego, la Aces se enfrenta a un año trascendental que invita a llevarlo en conjunto con el resto de los movimientos sociales: «El llamado es a la unidad y salir juntos con un proyecto claro y unido, eso es lo que tenemos que legitimar, porque todas las luchas son contra el mismo enemigo». El dirigente asegura que hay que movilizarse porque «la educación debe ser laica, no sexista, bajo el control comunitario y financiada por el Estado por el financiamiento basal. No puede ser que hoy día tampoco el gobierno toque esos puntos».

La unidad del movimiento es uno de los puntos más importantes para la Aces de 2016, es por esto que Diego explica por qué decidieron no plegarse al llamado de la Cones para este jueves 5. «No puede ser que una coordinadora cortada por partidos del gobierno, esté diciendo cuándo salimos o no salimos como movimiento estudiantil. A nosotros nos parece que en realidad es un grupo minoritario, son juventudes del gobierno, de partidos que están aliados con empresarios. Y nosotros no creemos en la política que va de la mano con el empresariado. Como Aces y como movimiento estudiantil en general, repudiamos al empresariado», enfatiza el estudiante.

Según lo que dices, ¿entonces tú consideras que los estudiantes que están en la Cones boicotean el movimiento secundario?

– No sé si lo boicotea, creo que es una palabra bastante fuerte. Yo creo que los compañeros de la Cones no tienen la claridad suficiente para darse cuenta que hoy día lo que prima son las problemáticas que vemos los que vivimos la educación pública, es decir, los estudiantes y no los partidos que están dentro del Congreso. Hoy día hay que solucionar los problemas del movimiento social, del pueblo chileno y no preocuparse de lo que quieren o lo que no quieren los empresarios.

Diego Arraño, ACES (@uchile)

Diego Arraño, Aces. @uchile

Diferencias y similitudes

Pese a que ambos voceros coinciden en la importancia de este 2016 como un año clave por cumplirse una década de la Revolución Pingüina -hito histórico que finalmente cementó las bases de la lucha que hoy tanto Aces como Cones continúan enarbolando- los dirigentes también son enfáticos en esclarecer las diferencias. «Tanto los estudiantes de la Aces como los de la Cones queremos trabajar y movilizarnos, pero ellos hacen lo que sus partidos creen, y le hacen el jueguito al empresariado» afirma Arraño.

Por otro lado, Corona estima que «quizá no haya madurez política en las demandas que la Aces pueda presentar. Respetando principalmente las distintas orgánicas de las dos organizaciones, creo que es necesario hacer énfasis en que estas son demandas que venimos trabajando hace bastante tiempo. Nosotros siempre hemos fomentado la participación de los distintos espacios y nunca nos hemos restado a que se sigan sumando actores a nuestras distintas movilizaciones».

Por un lado, la Coordinadora considera importante participar del proceso de reformas y contar con la presencia de parlamentarios ex dirigentes estudiantiles, como Gabriel Boric, Giorgio Jackson, Camila Vallejo y Karol Cariola (estas dos últimas pertenecientes al Partido Comunista, al que adhiere desde sus juventudes el dirigente de la Cones), y así realizar cambios tanto dentro del parlamento como fuera de este. «Tener relación con distintos parlamentarios que apoyan lo que son las demandas del movimiento estudiantil, es un beneficio para la lucha fuera de la calle», asegura Corona. Por otro lado, la Aces prefiere romper con el gobierno y desconfiar que los procesos serán apoyados en el hemiciclo: «Nosotros nos desmarcamos de los partidos del gobierno porque la política institucional no nos ha solucionado nada», asegura Arraño.

En lo que sí concuerdan es en la necesidad de profundizar y radicalizar la lucha desde la calle, para así erradicar definitivamente la herencia dictatorial que, según ambos afirman, existe aún en los estatutos de la educación chilena. Para eso, las dos organizaciones se sumaron al llamado de la Marcha Nacional Estudiantil del próximo miércoles 11 de mayo, convocada por los universitarios agrupados en la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech). «Nosotros vamos a estar nuevamente en las calles y lo vamos seguir haciendo, para poder cambiar de una vez por todas la herencia de la dictadura y la educación pública de Chile», manifiesta José Corona.

Postura también compartida por Arraño: «Se supone que volvió la democracia después de la dictadura, pero más de veinticinco años después seguimos con el sistema educacional hecho en dictadura, hasta con la misma Constitución, lo que demuestra que la política institucional no nos ha solucionado nada, por eso nosotros vamos a seguir saliendo».

Tanto Corona como Arraño hacen un llamado a los distintos movimientos sociales, especialmente a los estudiantes de la enseñanza media, para seguir saliendo a las calles desde distintos frentes, pese a la álgida represión que en el último tiempo Fuerzas Especiales ha tenido contra los «pingüinos», como pudo verse esta mañana durante la marcha convocada por la Cones.

«El gobierno nos tiene miedo y es por eso que usa los entes de represión. Pero nosotros, en unidad, afrontaremos esa represión, afrontaremos este gobierno empresarial y seguiremos saliendo a las calles, porque al final la única solución la damos en conjunto y entre nosotros mismos» dice el vocero de la Aces.

«Tenemos que ser las personas las que cambien a Chile y esta democracia la que se nos ha ido vendiendo. Debemos ser nosotros mismos los que nos apoderemos de esa palabra y acabar con la precarización de la educación pública. Si nosotros nos quedamos en la casa, si no salimos a movilizarnos, nunca vamos a poder cambiar nuestra situación», agrega el dirigente de la Cones.

Agencia Uno

Agencia Uno

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.