Nacional

INFOGRAFÍA | Desvinculados y suspendidos: Radiografía laboral a las grandes empresas durante la pandemia

Por: Meritxell Freixas @MeritxellFr | Publicado: 24.04.2020
INFOGRAFÍA | Desvinculados y suspendidos: Radiografía laboral a las grandes empresas durante la pandemia Foto referencial desempleo / Agencia Uno |
Muchos trabajadores y trabajadoras han sido suspendidos de sus empleos a consecuencia del impacto económico del COVID-19. Otros han sido desvinculados a través del despido directo, llevado a cabo mayoritariamente por grandes empresas; otros a través de la llamada Ley de Protección de Empleo, cuyas cifras y alcances aún están por esclarecer, a pesar de los datos que ha dado a conocer el Gobierno para calmar los ánimos de los sindicatos.

¿Las grandes empresas del país se están aprovechando de los beneficios de la Ley de Protección de Empleo? El debate se abrió luego de que los sindicatos criticaran que grandes marcas del retail, como Paris o Ripley, se acogieron a la nueva normativa, que permite suspender los contratos de trabajo mientras dure la emergencia sanitaria. Se profundizó a finales de la semana pasada luego de que el Ministerio de Trabajo diera a conocer que, del 8 al 15 de abril, un total de 56.986 empresas se acogieron a la ley. El efecto inmediato recayó sobre 786.790 trabajadores, que en vez de su salario, recibirán la prestación del seguro de cesantía, y también en el caso de 2.270 empleadas de casa particular.

Los detalles detrás de estos números trascendieron esta semana en la Comisión de Trabajo del Senado convocó una sesión especial para analizar las medidas de protección al empleo frente al coronavirus con el Gobierno, la Dirección del Trabajo, sindicatos y empleadores. «Sólo el 3% de la totalidad son grandes empresas», afirmó en la instancia la ministra de Trabajo, María José Zaldívar. “No es efectivo que solo empresas grandes sean las que se hayan inscrito”, había dicho antes en una entrevista. El subsecretario de Trabajo, Fernando Arab, desglosó un poco más los datos y precisó que el 90% de las empresas que se están acogiendo lo hace con nóminas de menos de 10 trabajadores y que el 94,8 de ellas son micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes). Añadió que dejando fuera las medianas, el 92% son micro y pequeñas empresas.

Sin embargo, lo que no detallaron las autoridades es el nombre de las compañías ni tampoco el número de trabajadores suspendidos por tamaño de empresa. “Si el 95% de mipymes ha suspendido a un 50% de los trabajadores y el otro 50% de empleados se concentrara en el 3% de las empresas grandes, el análisis cambia”, explica el economista de la Fundación Sol, Marco Kremerman. En la misma línea se expresa el economista de Cambridge y profesor de políticas públicas de la Universidad Diego Portales Hassan Akram: “La cifra del Gobierno es muy engañosa porque las grandes empresas tienen muchísimos más trabajadores contratados».

Otro aspecto en el que reparan tanto Kremerman como Akram es que las cifras entregadas por el Ministerio no calzan. Si bien las autoridades han cifrado en un 95% la cantidad de micro, pequeñas y medianas empresas, la ministra habló sólo de un 3% de grandes empresas adheridas a la Ley de Protección de Empleo. Hay un 2% que queda al aire. Aunque pueda parecer insignificante, esa pequeña cifra es relevante. Según Akram, si el 5% restante son empresas grandes, “estarían sobrerrepresentadas” porque en Chile sólo un 3% del total de las empresas del país son de tamaño grande. De hecho, según la Quinta Encuesta Longitudinal de Empresas (ELE5), publicada en marzo de 2019 y “representativa a nivel de tamaño de empresa (micro, pequeña, mediana y grande, definidos según ventas)”, las grandes empresas reúnen el 3,1% y emplean al 56,3% del total de trabajadores. Las pymes representan el 52,5% del total de empresas y emplean al 38,7% de los trabajadores. Y, finalmente, las microempresas son un 44,4% del total y concentran el 5% de empleados.

Ante estos datos, Akram apunta: «La sobrerrepresentación sería del 68% más de las empresas grandes en comparación con la realidad nacional». Y añade: “A pesar de que las grandes tienen espalda financiera suficiente con sus propios recursos para no usar esa ley, han decidido ocuparla igual y usar los ahorros de sus propios trabajadores para pagarles el salario”.

Infografía Ley de Protección de Empleo / Diseño: Michel Contreras

Despidos directos

Otra vía para desvincular a los trabajadores es la del despido directo, es decir, con el aviso al empleado y el envío de la carta a la DT por parte del empleador. Según las cifras publicadas por el Ministerio de Trabajo la semana pasada, el organismo fiscalizador recibió durante marzo un total de 299.518 cartas de despido, un 38% superior a lo registrado en igual mes de 2019.

Bajo esta modalidad de despido son, precisamente, las grandes empresas las que concentran el mayor número de cartas (el 57% del total con un aumento del 30% respecto a marzo de 2019). “Esto es una distinción importante a la hora de cuantificar quien está pasando la cuenta a sus trabajadores en mayor proporción”, añade Kremerman. Los pequeños y micro empresarios que optaron por esa fórmula, en cambio, son los menos: no llegan al 15%; y las medianas empresas lo hicieron en menos del 20%. Tanto a las mipymes como a las pymes la pandemia ha impactado duro, como demuestra el aumento del 54% y el 46%, respectivamente, de cartas enviadas a la DT comparado con marzo del 2019.

La mayoría de los términos de contrato se han justificado por “vencimiento del plazo”, lo que, según el Ministerio de Trabajo, podría explicarse porque no se están renovando los contratos a plazo fijo. La causal de “caso fortuito o fuerza mayor”, sólo representa el 1,8%, aunque muestra un importante incremento porcentual (3.860%) respecto a marzo de 2019.

Por sector productivo, la construcción es uno de los más afectados, con un aumento del 41,5% respecto al año pasado. Otro de los grandes perjudicados es el sector de alojamiento y servicios de restauración, que se disparó en un 94% respecto a marzo 2019, aunque sólo registra un 5% del total de cartas enviadas.

Este viernes 24 de abril se abrirá la postulación para la alternativa que ofrece esta ley: el acuerdo para la reducción de jornada laboral. Podrá hacerse tras inscribirse en un portal que habilitará la DT. Para el próximo lunes, el Ministerio de Trabajo actualizará las cifras de las empresas acogidas a la normativa. Unos datos que periodistas, expertos, sindicatos y economistas esperan recibir con algo más de detalle.

Infografía envío cartas DT / Diseño: Michel Contreras

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.