Nacional

FOSIS desvincula a 28 personas en pandemia: Trabajadores a contrata y a honorarios paralizan actividades y exigen reintegro de sus colegas

Por: Sebastián Reyes | Publicado: 04.12.2020
FOSIS desvincula a 28 personas en pandemia: Trabajadores a contrata y a honorarios paralizan actividades y exigen reintegro de sus colegas Imagen referencial | Fotografía de Agencia Uno
Son 28 personas que quedan en la calle y con altas probabilidades de cesantía por meses debido a la pandemia, luego de haber trabajado años dentro del organismo. Esta realidad, de vivir con miedo de perder todo de la noche a la mañana, es la que viven las y los funcionarios a contrata y a honorarios no solo del FOSIS, sino de todo el Estado, como acusan dirigentes sindicales de la institución a El Desconcierto.

Este lunes 30 de noviembre, 28 trabajadores y trabajadoras del Fondo de Solidaridad e Inversión Social (FOSIS) fueron desvinculados por recortes de presupuesto, de diferentes departamentos a lo largo de todo Chile. La institución pública que se supone debe combatir la pobreza, dejó a estas personas a su suerte en plena pandemia, cuando los empleos escasean y la economía aún no se ha recuperado de la crisis.

Esto, debido a que, como cualquier trabajador a contrata o a honorarios del Estado, las y los funcionarios que son despedidos no reciben ninguna indemnización económica por parte del organismo, aún cuando hayan trabajado más de 5, 9, 12 o incluso 18 años en el lugar, como es el caso de algunos de las y los empleados que fueron apartados de la institución esta semana, según cuentan a El Desconcierto dirigentes sindicales a nivel nacional del FOSIS.

Se trata de 26 personas con contrato a honorarios y 2 personas a contrata, que no reciben nada salvo que demanden por despido injustificado, en un juicio que podría demorar entre un año y medio o dos años.

Así lo informa a este medio el presidente de la Asociación de Funcionarios – que representa a las y los trabajadores a contrata del organismo – Patricio Lama, quien explica que en el sector público, como no se rigen por el Código del Trabajo, «no existe indemnización, ni derecho a seguro de cesantía, ni nada, porque se supone que son cargos temporales. Pero eso no es verdad, porque, por ejemplo, yo llevo 27 años en el FOSIS trabajando a contrata, y tengo compañeros que también tienen más de 20 años en el servicio. Y cada vez que echan gente se van con una mano por delante y otra por detrás».

En el FOSIS, de los 1.300 trabajadores, solo 18 son de planta. Hay alrededor de 750 a contrata y cerca de 400 honorarios, afirma el dirigente. «O sea, estamos hablando que el 99% tenemos contratos precarios. El día que nos echan nos vamos sin ninguna indemnización, sin mes de aviso ni subsidio de cesantía», acusa Lama.

El representante asegura que desde la dirigencia plantearon que iba a haber disminuciones de presupuesto, «pero se dijo que se iba a tratar de reubicar a la gente, cosa que no se ha hecho», sostiene.

[Te puede interesar leer la siguiente columna de opinión] Trabajadores a honorarios, eso de lo que nadie quiere hablar en Chile

«Lo que a nosotros nos preocupa es que mantienen asesores, personas de confianza de ellos, pero echan a la gente que hace la pega, trabajadores que prestan servicios a los grupos vulnerables y familias en situación de pobreza. Son las personas que más debiéramos cuidar. Y los dejan sin ninguna posibilidad laboral en el corto mediano plazo por el contexto de pandemia, donde hay una probabilidad grande que que queden cesantes varios meses», dice el dirigente de las y los trabajadores a contrata de FOSIS.

«En agosto de 2018 se despidió a 120 personas, inventando argumentos, porque al final era para contratar personas cercanas al gobierno de Piñera que estaba entrando (…) acá no buscan argumentos para mantener a la gente, buscan argumentos para despedir a la gente», concluye Lama.

Por su parte, Ximena Antiman, representante del Sindicato Nacional a Honorarios del FOSIS, relata que «en este período de pandemia, muchos de nuestros colegas han tenido que mantener otras familias de hermanos, de papás, de hijos que se mantienen en la casa, y cubrir otros gastos que en tiempos normales no tenían».

Para Antiman y la gente que representa, estos despidos son una gran afrenta contra el personal, pues reclama que «nosotros hacemos el trabajo, y por lo tanto son las autoridades las que deberían preocuparse de mantenernos con el presupuesto para que podamos desempeñar nuestras labores, que la misma ciudadanía necesita».

«Somos el grupo más precarizado dentro de la institución, porque en nuestro contrato dicen que nos pueden desvincular en cualquier momento del año», dice la dirigenta, haciendo alusión al contrato a honorarios, y las nulas seguridades laborales que ofrece.

«Durante este jueves y viernes se llevaron a cabo diferentes instancias y la paralización de actividades de nuestros asociados, pues buscamos la reincorporación de nuestros colegas. Este período que viene de reactivación económica, muchas familias van a necesitar del FOSIS y del apoyo de estos profesionales, que son calificados y participan de una estructura con programas bien evaluados», finaliza Antiman, asegurando que las movilizaciones continuarán si no se reintegran las y los funcionarios despedidos.

El Desconcierto se comunicó con el FOSIS, desde donde respondieron que no se referirían al tema.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.