Nacional

Gonzalo Bacigalupe habla de desastre sanitario y apunta al Ejecutivo: «No puede ser que la pandemia se siga utilizando para la politiquería diaria»

Por: Carolina Ceballos | Publicado: 16.01.2021
Gonzalo Bacigalupe habla de desastre sanitario y apunta al Ejecutivo: «No puede ser que la pandemia se siga utilizando para la politiquería diaria» Gonzalo Bacigaluoe | Gentileza
«Se necesita una política de salud coherente, una narrativa diferente, más imaginación y tratar a la población de modo mucho más cuidadoso, No simplemente estarla castigando y retando todo el tiempo. Y tampoco siempre estar favoreciendo los intereses de aquellos que tienen más privilegios, que es lo que continúa sucediendo con esta epidemia. Se necesita un nuevo gobierno, porque el gobierno utiliza la epidemia para mantener el control de la población», dice el experto salubrista.

Cuando ya se habla de un nuevo confinamiento total en nuestro país, al menos para algunas zonas, y considerando lo adverso del escenario pandémico en medio del alza de contagios COVID-19, que se multiplican día a día casi en una velocidad análoga a los permisos de vacaciones que se están emitiendo desde el 4 de enero del año en curso y que ya superan los 500.000, la preocupación crece y los expertos se mantienen en alerta. Uno de ellos es Gonzalo Bacigalupe, el salubrista que nos aterriza el escenario en el que se encuentra Chile y comenta el manejo de la crisis sanitaria por parte del Ejecutivo.

«Una cuarentena total es una medida de emergencia. Se toma de modo preventivo para evitar el colapso de los hospitales. Las cuarentenas rígidas nunca han existido en Chile, siempre han sido «seudo cuarentenas», y eso ocurre por distintas razones: una, por la falta de legitimidad de la autoridad que dirige la estrategia sanitaria, y la otra, porque muchísima gente simplemente no puede hacer la cuarentena o tiene que salir a trabajar y va a tener permiso», argumenta el salubrista cuando desde esta redacción fue contactado para preguntarle por el eventual encierro 24/7 al que podríamos estar afectos durante las próximas semanas.

«Estas cuarentenas son fundamentalmente para que toda la gente salga a trabajar y encierran a niños, adolescentes que no necesitarían necesariamente estar dentro de la casa. Son inefectivas y además crueles. Se habla de cuarentenas cuando se ha dado medio millón de permisos para salir de vacaciones, la incoherencia es tremenda. ¿Van a ser efectivas? Yo creo que no, porque para que puedan ser efectivas tiene que haber un apoyo social muy grande y eso no está en su lugar (del Ejecutivo), no existe. Llevamos 10 meses y las personas simplemente no dan más. Esto es una medida cruel, nuevamente improvisada y en el contexto de una serie de medidas como por ejemplo, la famosa vuelta a la escuela dentro de seis semanas», cuestiona el sicólogo y académico.

«El permiso de vacaciones es ridículo»

Posteriormente el docente apunta a las cuestionadas autorizaciones que Comisaría Virtual está entregando para viajar. «El permiso de vacaciones es ridículo, es comunicacionalmente erróneo, envía un mensaje muy contradictorio respecto a la epidemia, estamos viviendo un desastre. Es como si hubiera un tsunami y le diéramos permiso a la gente para que se fuera de vacaciones donde ocurrió el tsunami, como si hubiera un terremoto y la gente tuviera permiso para visitar el lugar donde fue el terremoto. Los lugares turísticos están en crisis con la epidemia y están recibiendo personas que pueden llevar contagios o llevarlo de vuelta a sus casas», plantea el profesional a El Desconcierto.

Continuando con su análisis, Bacigalupe se extiende respecto de la posibilidad de viajar con la venia del Ejecutivo. «El permiso de vacaciones fue simplemente una alerta, un signo a la industria turística, pero en realidad va a generar más contagios y no poder bajar el gran número de contagios que ya traíamos, esto no es una segunda ola, nunca se aplastó realmente la primera ola y estuvimos en una meseta muy alta de casos durante todo el tiempo de la famosa leve mejoría. Nunca bajamos de 1.000 a 1.500 diarios, pero además nunca la mortalidad bajó a los niveles necesarios», ilustra.

[Te puede interesar] Paris deja en suspenso vacaciones tras alza de contagios: «Si no lo contenemos, vamos a tener que volver a cuarentena total»

Circunscribiéndose al panorama actual y haciendo un análisis de las cifras globales, el salubrista nos aterriza en un contexto tan adverso como poco auspicioso. «En este momento tenemos alrededor de 340 fallecidos por semana y cuando llegamos al punto más bajo, fueron 245. A eso no se le puede llamar una ‘constante mejoría’, como dijo el Presidente. El Presidente distorsionó la realidad (en su intervención en ENADE) y efectivamente mintió, porque no hubo una constante mejoría. Se produjo una leve mejoría después del peak, pero nunca se produjo una constante mejoría durante los últimos seis meses», asegura.

Paralelamente, nuestro entrevistado apunta al manejo de la crisis sanitaria de parte de las autoridades, un ámbito no exento, a su juicio, de errores diversos. «El Ejecutivo está convencido de que lo está haciendo bien y no da avisos de cambiar su estrategia. La estrategia necesaria es de prevención incluso si logramos vacunar a la población este año. Se necesita hacer prevención y además se necesita reducir el contagio de modo de evitar el desarrollo de variantes que puedan afectar la inmunidad», asegura.

«Eso es algo que ya se observa en otros países como Inglaterra, donde se está planteando la necesidad imperiosa de vacunar rápido y de tratar de prevenir el contagio de modo de que no se sigan desarrollando variantes que nos pueden llevar a que las vacunas no necesariamente sirvan, pero es necesario hacer prevención, junto con un plan de vacunación que esperemos que sirva», agrega.

[Te puede interesar] Piñera en ENADE: «Estamos experimentando un preocupante rebrote»

Consultado por las medidas del Ejecutivo, el salubrista se muestra bastante crítico. «La población simplemente no las entiende, cambian continuamente, los permisos cambian, los pasos cambian, el ‘Paso a Paso’ se debiera llamar ‘tropiezo a tropiezo’, Estamos viviendo una emergencia de salud pública muy grande, un desastre lento que se desarrolla por más de 10 meses y, obviamente, lo que se hace necesario es un nuevo pacto entre el gobierno y la ciudadanía para enfrentar esta pandemia», plantea.

Por último, el profesional se vuelve a mostrar insatisfecho por la gestión liderada desde La Moneda e incluso apunta a una utilización de la pandemia, a merced de la ambición de réditos políticos. «No puede ser que la pandemia se siga utilizando para la politiquería diaria. Se necesita una política de salud coherente, una narrativa diferente, más imaginación y tratar a la población de modo mucho más cuidadoso, no simplemente estarla castigando y retando todo el tiempo. Y tampoco siempre estar favoreciendo los intereses de aquellos que tienen más privilegios, que es lo que continúa sucediendo con esta epidemia. En ese sentido, se necesita un nuevo gobierno, porque el gobierno utiliza la epidemia para mantener el control de la población».

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.