Opinión

Liberemos nuestras montañas

Por: Camila Musante | Publicado: 12.02.2021
Liberemos nuestras montañas Volcán Maipo |
Sobre el proceso de privatización y cierre de valles y montañas, es una tendencia que debe de ser extirpada de base y para eso es necesario garantizar en la nueva Carta Magna el acceso responsable a territorios de alta montaña o altas cumbres. La jaula neoliberal debe de ser derrocada, para lo cual debemos recordar que el 63,8 % de nuestro territorio es de montaña y que su acceso responsable es un valor que debemos de garantizar a las generaciones que vendrán, el no hacerlo es privarnos de una de las grandes maravillas de nuestro país, como diría el cineasta Patricio Guzmán: La Cordillera de los Sueños. 

“Chile un país de montañas prohibidas”, es el nombre del documental que Sergio Infante está realizando, una imagen patente de lo que el modelo sin control neoliberal provoca: las consecuencias de privatizar todo nos ha encerrado en nuestras jaulas sellando muchos valles e impidiendo que se acceda a terrenos de todos los y las habitantes de nuestro país. Hoy, cientos de valles se encuentran sin acceso, valles de montaña que antes eran libres tales como el Volcán Maipo, el glaciar San Francisco o Valle de las Arenas, por sólo nombrar sectores aledaños a la ciudad de Santiago. Esta tendencia se incrementa mucho más en el Valle de Aconcagua, donde Minera Andina tiene cerrados muchos accesos.

Gracias a los procesos de transformación que estamos experimentando como sociedad, hemos empezado a luchar por recuperar el acceso a tantos lugares que nos han sido vedados. La conciencia de nuestros pueblos han mutado y  entendemos que el acceso a terrenos públicos debe de ser garantizado como parte de nuestra cultura, es así como el  Decreto Ley N° 1.939, de 1977, en su artículo 13 permite que se gestione el acceso a la playa ríos o lagos con fines turísticos.

A propósito de la norma, recordamos el actuar de Matías Pérez Cruz (presidente de la empresa Gasco) cuando encaró a tres personas por estar en su jardín, siendo que dicho lugar era parte de la playa de un lago por lo tanto de uso de todos los chilenos y chilenas. Al respecto, el Ministerio de Bienes Nacionales ha tomado varias acciones directas en relación con garantizar este derecho en las playas, pero en nuestras montañas no existe esa garantía, en parte por voluntad, pero más que nada por falta de garantías constitucionales y legales.

Sobre el proceso de privatización y cierre de valles y montañas, es una tendencia que debe de ser extirpada de base y para eso es necesario garantizar en la nueva Carta Magna el acceso responsable a territorios de alta montaña o altas cumbres. La jaula neoliberal debe de ser derrocada, para lo cual debemos recordar que el 63,8 % de nuestro territorio es de montaña y que su acceso responsable es un valor que debemos de garantizar a las generaciones que vendrán, el no hacerlo es privarnos de una de las grandes maravillas de nuestro país, como diría el cineasta Patricio Guzmán: La Cordillera de los Sueños.   

Camila Musante
Abogada. Precandidata a la Convención Constitucional por el Distrito 14.