Opinión

Presidente Boric: les jóvenes deben tener una oportunidad real

Por: Melba Castro Bórquez | Publicado: 14.01.2022
Presidente Boric: les jóvenes deben tener una oportunidad real |
Les jóvenes merecen una real oportunidad. No podemos sólo acordarnos de ellos para estigmatizarlos y/o en las elecciones de representación popular, sin hacernos cargo de que el Estado los abandonó, pues el Instituto Nacional de la Juventud nunca pudo desarrollar lo que tenía encomendado por ley, ya que no hubo voluntad política por parte de las distintas autoridades que nos han gobernado desde su creación.

Las elecciones del 19 de diciembre arrojaron un resultado que era difícil de alcanzar, pero pese a la premonición de las encuestas y a lo que vaticinaba la prensa, las palabras de la ex presidenta Michelle Bachelet fueron certeras e hicieron eco en muchas y muchos: “que la esperanza le gane al miedo”, y sin duda así fue.

Por eso, Presidente electo, Gabriel Boric, tengo las esperanzas puestas en usted, no porque busque idolatrar ni idealizar su persona, sino porque confío en que su gobierno avanzará a ser uno transformador junto al empuje de una nueva Constitución; tengo las esperanzas puestas en usted porque creo que este será el gobierno que por fin se haga cargo de les niñes, de les adolescentes y de les jóvenes. Somos un país que avanza enormemente a una sociedad que envejece, y que hemos sido capaces de poner en el centro a les NNA y a las juventudes.

Sabrá que en el año 1990 el ex presidente Patricio Aylwin creó al Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), con el fin de darles una oportunidad a les jóvenes y sus juventudes que fueron duramente golpeadas durante la dictadura militar, a tal punto que dos décadas después vinimos a conocer que el 29% de las y los detenidos desaparecidos eran jóvenes entre 14 y 18 años, y que el 48% de ellos tenía entre 19 y 24 años. Sí, la mayoría de los detenidos desaparecidos eran jóvenes. Estimado Presidente electo: les jóvenes merecen más, por ello es importante que en su gobierno se pueda avanzar en una reestructuración de fondo que ponga en el centro a les jóvenes como sujetos de derechos, y por tanto de una vez pueda desarrollar políticas públicas para ellos, ellas y elles.

Les jóvenes merecen una real oportunidad. No podemos sólo acordarnos de ellos para estigmatizarlos y/o en las elecciones de representación popular, sin hacernos cargo de que el Estado los abandonó, pues el Instituto Nacional de la Juventud nunca pudo desarrollar lo que tenía encomendado por ley, ya que no hubo voluntad política por parte de las distintas autoridades que nos han gobernado desde su creación. (Sin dejar de mencionar que aún somos uno de los países de la región que no ratifica la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes). Si a través de su gestión lográsemos ser un Estado que ratifica dicho convenio, podríamos comprometer al Estado y a los diferentes actores sociales a proveer, atender y promover las políticas necesarias en el orden legislativo, administrativo, ejecutivo y judicial, y con ello poder asegurar que este enfoque de derechos al fin se introduzca en el tratamiento de les jóvenes, en sus particularidades y de las trayectorias vitales.

Presidente electo: es importante que su gobierno pueda avanzar en tener un servicio de la juventud que avance en la gestión integral de las políticas y hacia la transversalización sobre las distintas perspectivas de las juventudes.

De acuerdo a los datos del INE, en nuestro país viven 4.170.571 personas jóvenes de entre 15 y 29 años, siendo el 23% de la población total. Les jóvenes son protagonistas importantes para el desarrollo del hoy, para ello es importante aprovechar sus capacidades al máximo. También debemos tener un Estado que se haga cargo de los problemas que afectan a les jóvenes: la violencia que ejercen y se ejercen entre ellos, pero también la violencia que existe en la exclusión económica y social. Por otro lado, reconocer que les jóvenes y la juventud son la clave para la cohesión social.

La crisis económica que nos trajo la pandemia golpea aún más fuerte a les jóvenes de la población más vulnerable, lo cual genera efectos en ellos a largo plazo que, si hoy no le damos énfasis, mañana será demasiado tarde, porque tendrán efectos permanentes e incluso pudiesen ser irreversibles.

Por otro lado, en el año 2017 la Encuesta CASEN (del Ministerio de Desarrollo Social y la Familia) nos mostró datos sobre la deserción escolar, que fue de 2.670.338, siendo de ésta 1.860.598 de educación básica y 809.740 educación media, ¿y qué ha desarrollado el Estado para mitigar y/o evitar esto?, ¿qué ha hecho para ayudar a quienes ya han desertado?

Finalmente, también la salud mental golpea duramente a nuestros jóvenes. La novena Encuesta del INJUV, junto a un sondeo desarrollado en 2020 también por INJUV, nos entrega datos espantosos y de mucha preocupación: en relación a la ideación suicida, 1 de cada 5 jóvenes ha pensado en terminar con su vida o suicidarse (19%); sumando a esto, nos encontramos con una baja recepción de los tratamientos psicológicos o farmacológicos a tiempo y adecuados (sólo un 6% declara recibirlos).

Señor Presidente electo Gabriel Boric: les jóvenes y las juventudes de nuestro país tienen que ser un hoy. No sigamos permitiendo ampliar la desesperanza en nuestros niñes, adolescentes y jóvenes.

Melba Castro Bórquez
Presidenta de la Asociación Nacional de Funcionarios y Funcionarias del INJUV.