Reportajes

Cecilia Valdés León, secretaria nacional DC: «El rechazo para reformar no lo hemos visto, desapareció»

Por: Joaquín Castro | Publicado: 24.09.2022
Cecilia Valdés León, secretaria nacional DC: «El rechazo para reformar no lo hemos visto, desapareció» |
En diálogo con El Desconcierto, la dirigenta de la Democracia Cristiana habla del complejo momento que atraviesa el partido, de las negociaciones con los díscolos y del nuevo proceso constituyente. También hace una revisión del Gobierno de Boric y asegura que la falange mantendrá su posición como «colaboradores con autonomía».

La victoria del Rechazo tiene a la Democracia Cristiana (DC) convertida en un polvorín. Previo al Plebiscito, la colectividad realizó una Junta Nacional donde decidieron respaldar el Apruebo. Sin embargo, un grupo de militantes liderados por Ximena Rincón, Matías Walker y Fuad Chahin se fueron por la vereda opuesta. Pese a ser minoría dentro del partido, los resultados electorales los favorecieron y puso en jaque a la directiva.

De hecho, la presión ejercida por los vencedores terminó con la renuncia del presidente de la falange, Felipe Delpin. En su lugar, tomaron el protagonismo el primer vicepresidente de la colectividad, Aldo Mardones, y la secretaria nacional, Cecilia Valdés León, quien ha encabezado las negociaciones para el futuro proceso constituyente.

En diálogo con El Desconcierto, la profesora de educación física y una de las figuras claves para la recomposición de la DC, analiza la contingencia actual del partido y su futuro a corto plazo.

«Esta directiva ha mostrado toda la voluntad de conversación»

– A casi tres semanas del triunfo del Rechazo ¿Cómo golpeó este resultado a la DC? 

Sin duda, el Plebiscito fue un duro golpe para todos los partidos políticos que estábamos por el Apruebo, además que no se vio venir. Nosotros, lejos de someternos a evaluaciones, creemos que hay que enfocarse en esta oportunidad para llevar a cabo este segundo proceso constituyente. Además, creemos que nuestras convicciones siguen intactas, así como la demanda de los ciudadanos. Hay que dar respuesta a lo que partió el 18 de octubre. Así que seguimos en este proceso participando, creemos que podemos llegar a una Asamblea Constituyente o como se quiera llamar el órgano 100% electo.

– ¿Qué tan caótico está el partido tras la renuncia de Felipe Delpin a la presidencia?

Lo bueno de un proyecto político es que se sustenta en ideas y sigue en pie lo que nosotros presentamos a la militancia que aprobó mayoritariamente en la última elección interna de directiva nacional. Así que seguimos adelante, hoy está de subrogante el camarada Aldo Mardones, que era primer vicepresidente. Seguimos construyendo lo que prometimos al interior de la Democracia Cristiana, que es su modernización y transparencia.

– ¿Cómo ve el diálogo que hay entre las facciones rechacistas y apruebistas en la DC?

Bueno, esta directiva ha mostrado toda la voluntad de conversación. Hemos tenido reuniones en el Congreso en Valparaíso, con la bancada de diputados y el senador Matías Walker, para ver los puntos en común y, en lo que concordamos, es que Chile se merece una nueva Constitución y que la Constitución del 80 no representa al Chile de hoy ni representa a la democracia que estamos viviendo en este país. Así es que nosotros seguimos conversando con él y con los camaradas del partido para construir esta nueva Constitución. No tenemos ningún veto para nadie, porque todos son importantes en este proceso que ya es también aquí.

– Pensando que el partido se querelló en su contra y hay una comisión especial evaluando las operaciones inmobiliarias ¿Qué tan incómoda resulta la figura de Fuad Chahin en la DC?

Actualmente él no tiene ningún cargo y tendrá que responder acerca de esta acusación y de los antecedentes que puso el propio Servicio Electoral frente al Ministerio Público, donde nosotros colaboraremos con toda la investigación y todo lo que se nos requiera como partido, porque creemos que nadie está por sobre la justicia. Además, creemos profundamente que los partidos tienen que demostrar que sus gestiones son transparentes.

– ¿Por qué Fuad Chahin exige que se revelen los resultados de esa comisión especial? ¿Qué contiene ese informe?

Es un informe que efectivamente la comisión anterior entregó a la expresidenta del partido, Carmen Frei. Este contiene detalles de la venta de inmuebles y de los problemas que ha tenido para el partido esa gestión. Así es que yo tengo entendido que ella ya lo envió al actual presidente subrogante, Aldo Mardones. Y no tenemos ningún problema en que eso se transparente a todo el Consejo Nacional y a la persona que lo solicitó.

Las querellas civiles siguen en curso, nosotros no la vamos a retirar porque además el Servicio Electoral también nos exige que nosotros nos hagamos parte de lo que ellos ya investigaron y encontraron irregularidades complejas que hay que investigar. Así es que vamos a apoyar esa investigación como partido, estamos obligados a cuidar y defender el patrimonio partidario.

– ¿En qué posición están los senadores Rincón y Walker? ¿Los ve con un pie dentro o con un pie fuera del partido?

Hasta el momento, de parte de ellos no ha habido ninguna conversación en torno a que se estén retirando del partido. No ha habido nada formal con la directiva, solo hemos visto algunas declaraciones de ellos en la prensa, cosa que lamentamos porque suponemos que una reflexión de esa envergadura es algo bastante más profundo para discutirlo en los titulares en la prensa.

Ellos han manifestado que están en un estado de reflexión. Supongo que ellos están viendo su futuro político e irán donde les acomode. La verdad es que nosotros no tenemos opinión al respecto y respetamos su opción, además no vamos a obligar a alguien a militar en el partido.

– ¿Cuánto afecta a la DC el surgimiento de nuevos referentes de centro, como el de Amarillos por Chile?

Son caminos distintos. La DC es un partido de centro izquierda, con principios y valores establecidos hace muchas décadas. Tiene además una estructura a nivel nacional en todos los rincones del país, en todas las comunas y estructura partidaria. Y bueno, cuando un partido nace tiene que preocuparse de que su construcción sea sobre bases sólidas. En la en la competencia electoral la gente tendrá que optar por quien mejor lo representa.

A nosotros no nos afecta en nada la creación de distintos partidos que quieran voluntariamente exponerse frente a una ciudadanía y concursar en el ámbito político electoral.

«La ciudadanía ya manifestó que no se siente identificada con la actual Constitución»

– Sobre la negociación del proceso constituyente ¿Qué rol debería asumir finalmente el Gobierno?

Creemos que todos los partidos políticos, el parlamento y el Gobierno puedan opinar y dar su su venia a esta voluntad para hacer esta Constitución nueva para Chile. Todos tienen que participar, no puede haber veto para nadie porque es una construcción que la hacemos todos.

Sin embargo, el texto tiene que ser escrito por una Convención 100% electa y autónoma. Entonces, viene la parte inicial en donde todos tienen derecho a participar para generar un marco de acción en donde se va a elaborar un texto constitucional.

– ¿Cree que debe haber un nuevo plebiscito de entrada? ¿Qué se debería preguntar ahí?

Ya lo han dicho algunos dirigentes nuestros. El plebiscito de entrada ya se hizo, la ciudadanía ya manifestó que no se siente identificada con la actual Constitución y que está de acuerdo en que se forme una asamblea electa para que exista una nueva Constitución para Chile.

Ese tema ya está zanjado y no vamos a estar preguntando a cada rato en la misma pregunta, si la ciudadanía ya la respondió. Tratemos de hacer las cosas más eficientemente en relación a lo que la ciudadanía ya encargó que se hiciera.

– ¿Qué piensa sobre las distintas propuestas que se han entregado para este futuro proceso constituyente?

Evidentemente hay gente que no quiere una nueva Constitución, aunque diga lo contrario. O sea, aquí hubo gente que en el proceso anterior dijo que había que rechazar para reformar, y eso no lo hemos visto porque esta gente desapareció, no cumplió su palabra y siguen bloqueando el proceso democrático en donde Chile tiene que avanzar para ser una una República democrática, participativa y paritaria.

A esa gente la ciudadanía ya no les cree, porque inventan excusas, tratan de hacer ciertas manipulaciones frente a definiciones que la ciudadanía ya tiene consolidadas. El rechazo para reformar no lo hemos visto, desapareció. Efectivamente, el Rechazo ganó, pero no hemos visto ninguna voluntad, al revés, ellos quieren volver a hacer el proceso. O sea, que esto se dilate y poder seguir teniendo los privilegios que les da esta Constitución del 80.

– Uno de los puntos de inflexión del debate ha sido el comité de expertos. ¿Qué rol debería cumplir en el proceso?

Un comité de expertos con un rol técnico, que es distinto al rol que cumple una asamblea constituida por ciudadanos electos o por representantes de partidos políticos electos 100% por la ciudadanía.

Esta discusión es política y social, porque las constituciones son pactos sociales en donde sus representantes acuerdan las normas y un comité experto tendrá que ver técnicamente si el texto está bien construido, si los capítulos corresponden, pero es una asesoría técnica. No son los representantes que la ciudadanía va a poner para la redacción del texto final.

– Para la DC ¿Qué es negociable y qué no?

La regionalización llegó para quedarse, hay temas que ya están instalados y ya se avanzó. Ya hay absoluto acuerdo en que cualquier Convención tiene que ser primero 100% electa, segundo paritaria y creo que es un paso muy importante que se dio y por último.

Las listas regionales van a ser un punto importante en las regiones de este país tan diverso. Necesitamos representantes de todo el país y de su diversidad, más que representantes nacionales o solo electos en la región central.

«Somos colaboradores al Gobierno, pero con autonomía»

– ¿Qué le pareció el discurso del Presidente Boric en la ONU?

El discurso del presidente Boric fue atingente a lo que estaba viviendo Chile en este momento. Considerando el resultado del Plebiscito, que fue algo interesante porque los ojos de todos los países del mundo están puestos en esto.

Yo hubiese esperado algunos párrafos que tuvieran relación con el cuidado del medio ambiente, con el gran avance de paridad que ha tenido el país y mostrar al mundo que aquí en Chile ahí hay un avance de apuestas políticas que tienen que ver con un país más igualitario.

– ¿Qué cree que le falta a este Gobierno y qué cree que le sobra?

Es difícil juzgar a un gobierno que ha ido de menos a más y que ha escuchado las críticas. La incorporación de figuras importantes con experiencia como Carolina Tohá, y Ana Lya Uriarte, es una muestra de que el gobierno escuchó que tiene que haber una combinación de experiencia y juventud, porque es lo que le da un poco más de estabilidad y certeza al país.

– ¿En qué posición está la DC respecto al gobierno de Gabriel Boric? ¿Más cerca o más lejos?

Nosotros, como partido, no somos parte de la alianza que está en La Moneda. No obstante, nos declaramos colaboradores de este Gobierno. Nuestra lealtad siempre va a ser con las buenas propuestas que haga el Gobierno e ir definiendo los principios programáticos que nosotros tuvimos en la candidatura presidencial de Yasna Provoste.

Honestamente, nosotros colaboramos porque creemos que había un programa transformador, que era muy parecido al que la Democracia Cristiana tenía con su candidata presidencial. El programa de gobierno que presentamos cumplía con muchas expectativas que tenía la ciudadanía en cuanto a transformaciones profundas. Por lo tanto, a nosotros no se nos impide seguir colaborando sin tener un cargo de gobierno, todo lo contrario, vamos a seguir vigilantes para que se cumpla el programa y la promesa que se que se hizo la ciudadanía en la última elección presidencial.

– ¿Ha perdido terreno su partido en comparación al PS y el PPD, sus históricos aliados?.

Yo creo que nuestra definición ya la dio nuestra Junta Nacional, somos colaboradores al Gobierno, pero con autonomía, porque no somos parte de la coalición de gobierno, no somos muchos. Eso lo tenemos bien claro y vamos a seguir con esa misma posición.

– ¿Se ha analizado la integración de la DC al gobierno o no forma parte del interés del partido?

Seguiremos colaborando sin solicitar nada a cambio. Yo creo que también se requiere de partidos políticos que honestamente quieran colaborar sin que eso signifique una transacción de cargo. Porque eso le hace mal a la política y la ciudadanía lo evalúa mal. Se ve feo cuando uno colabora, pero a cambio de algo. Esas transacciones políticas son las que deben terminar.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.