Reportajes

Ministra Julieta Brodsky: “No llegamos a parchar, llegamos a transformar”

Por: Samuel Romo | Publicado: 20.11.2022
Ministra Julieta Brodsky: “No llegamos a parchar, llegamos a transformar” Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Julieta Brodsky Hernández. |
“Estamos trabajando por generar cambios reales”, dice la ministra de Culturas, quien apuesta a que el rechazo del presupuesto para el funcionamiento de diversos museos sea revertido en el Senado. Además, confía que las negociaciones con uno de los gremios del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural que sigue en paro llegarán a buen puerto.

Desde que asumió el cargo en marzo pasado, la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Julieta Brodsky Hernández, ha debido enfrentar una serie de problemáticas asociadas a la precaria situación que arrastra por años el sector que encabeza, y que se agravó con la pandemia y otras que fueron surgiendo, tanto dentro como fuera de su cartera.

Por estos días se encuentra cumpliendo una intensa agenda de actividades en La Araucanía, como parte del despliegue territorial que desarrollan los ministros para difundir los beneficios de la Reforma de Pensiones del Gobierno. “Ha sido muy significativo estar en la zona como autoridad de Gobierno, difundiendo una reforma que permitirá mejorar la vida de muchos chilenos y chilenas. Además, nuestra agenda sectorial se instala con la gran noticia de la aprobación del Consejo Regional de la biblioteca regional que se construirá en Temuco”, comenta.

Desde el sur ha seguido cómo avanzan, por ejemplo, las negociaciones con uno de los gremios del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural que aún se mantiene en paro (AnfuPatrimonio), a pesar que la otra asociación se bajara de la movilización (Anatrap); y el traspié sufrido en la Cámara de Diputadas y Diputados, con el rechazo a la partida correspondiente al Servicio Nacional de Patrimonio Cultural.

Dicho programa equivalente a casi 90 mil millones de pesos destinados al funcionamiento de diversos museos, archivos y programas, como también a las transferencias para las organizaciones colaboradoras, como el Museo de la Memoria, sitios de memoria y Sitios de Patrimonio Mundial, situación que inmediatamente encendió las alarmas.

Pero la ministra pone paños fríos: “Estamos confiados en que el presupuesto del Serpat será repuesto en el Senado, porque la necesidad de resguardar y poner en valor el patrimonio cultural de nuestro país es una preocupación transversal a todos los sectores políticos”.

Para la ministra Brodsky, la decisión de las y los diputados es lamentable, pero está mentalizada en que este proyecto no ha terminado su tramitación y se hará todo lo posible para que esta dificultad se revierta.

“Como Gobierno nos importa que los trabajadores estén en buenas condiciones”

De acuerdo con la ministra, una de las buenas noticias para el sector vino justamente de la mano del Presupuesto 2023 cuando, en octubre, se anunció un incremento de un 16% más para Culturas, siendo uno de los cuatro ministerios que más crece.

Para Brodsky, “esta asignación presupuestaria reafirma el compromiso que tiene este Gobierno con la cultura, tal cual lo manifestó desde un comienzo el Presidente Boric”.

El 16% del crecimiento del presupuesto para culturas está destinado, entre otras materias, a cubrir gran parte de las demandas de funcionarios y funcionarias del Patrimonio, las que habían sido fuertemente postergadas en el gobierno de Sebastián Piñera.

“Cuando llegamos al ministerio, tuvimos que afrontar la dramática situación presupuestaria y laboral que tienen las y los funcionarios, en especial del Servicio del Patrimonio, profundizada por las consecuencias de la pandemia”, agregó la secretaria de Estado.

Por este motivo, comenzó una labor con los gremios de patrimonio que en julio culminó con el Acuerdo Marco, el que estableció espacios de diálogo para soluciones conjuntas a corto y mediano plazo. “Nos comprometimos a avanzar firmemente, porque como Gobierno nos importa que trabajadores estén desempeñándose en buenas condiciones laborales, por lo mismo, posterior a esta firma armamos mesas de diálogos que han funcionado perfectamente desde julio de este año, lo que permite que a la fecha podamos tener un 73% de cumplimiento en este acuerdo. En tres meses buscamos una solución de un problema que se arrastra de 2018 y eso solo lo logramos con gestión”, señala.

Sin embargo, el paro de los gremios se anuncia cuando en el Presupuesto había una variable que no permitía cubrir algunas de las necesidades de funcionarios y funcionarios. “Como ministra, mi rol es respaldar la estrategia que defina el ministro de Hacienda, pero también poner las urgencias que legítimamente levantan las y los trabajadores del ministerio”, dice Brodsky.

El viernes 11 de noviembre, el ministro de Hacienda Mario Marcel contrarrestó la situación ingresando una indicación para la redistribución de recursos dentro del margen de este aumento presupuestario. Ante esta noticia, Anatrap, que reúne a la mayor cantidad de funcionarios del sector, bajó su paralización al ver cubiertas las demandas.

Un gremio sigue movilizado, pero se espera llegar pronto a una solución “para que la ciudadanía vuelva a disfrutar de los espacios patrimoniales”, indica la ministra, quien ya los recibió para dialogar.

“Los fondos concursables seguirán existiendo”

Respecto a lo que sí fue aprobado por la Cámara, Brodsky señala que esa parte del presupuesto considera un financiamiento programático, que fortalece y crea nuevas iniciativas, como Puntos de Cultura Comunitaria y el Programa de Fomento y Desarrollo de Ecosistemas Creativos.

“Ante la necesidad de garantizar mejores condiciones para el desarrollo cultural de Chile, en miras de una estrategia a largo plazo, estamos trabajando en un proyecto de ley que ordene el presupuesto y cree un sistema de financiamiento para la cultura más allá de la concursabilidad. Esta propuesta de ley definirá los pilares del financiamiento público para la cultura a través de un conjunto de acciones, mecanismos e instrumentos, que permitirán avanzar en la garantía de los derechos culturales de la ciudadanía y contribuir a la sostenibilidad del sector cultural, artístico y patrimonial”, asegura.

La ministra enfatizó que esta medida no eliminará la concursabilidad: “Quiero reiterar y volver a aclarar ante las confusiones, que los fondos concursables seguirán existiendo y el financiamiento a través de esa modalidad continuará, solo que no será la única ni la más importante”.

Ley de Patrimonio y agenda legislativa

Respecto a la Ley de Patrimonio, otro de los temas que viene generando inquietudes, la ministra Brodsky asegura que para ella este también ha sido un tema prioritario y por eso solicitó a la nueva Subsecretaria del Patrimonio Cultural que comenzara un proceso de diálogos con distintas actores del sector, mientras se está desarrollando el diseño participativo.

“Esta es una necesidad transversalmente reconocida. Sin embargo, la ley que actualmente se tramita en el Congreso no contó con espacios de participación social amplio ni con una consulta indígena, excluyendo también a los patrimonios indígenas”, dice.

Agregó que bajo su gestión existe un compromiso programático de someter dicha ley a un proceso de diálogo social y consulta indígena, contemplados en la Ley de Presupuesto 2023. “Somos un gobierno que diseña políticas y propuestas de ley a partir de procesos participativos y de manera responsable. El Presidente ha sido claro: los problemas que importan a la ciudadanía se solucionan con más democracia, no con menos”, sostiene.

En este contexto, califica como buenas noticias en el ámbito legislativo el desarrollo de “un intenso trabajo prelegislativo formulando políticas públicas con procesos participativos y diálogos tripartitos. En esta modalidad, estamos avanzando en Ley de Patrimonio Cultural, Ley de Artesanía, Estatuto del Trabajador Cultural y Sistema Nacional de Financiamiento Cultural y Ley Integral de Archivos, la que ingresará próximamente al Congreso”.

Consejo de Monumentos Nacionales

Cuando se instaló la administración de Emilio de la Cerda, subsecretario del Patrimonio Cultural bajo el segundo gobierno de Sebastián Piñera, su principal objetivo para el sector fue fortalecer la secretaría técnica y aumentar su presupuesto. Tras cuatro años de gestión, logró lo segundo, pero no lo primero, señalan en el ministerio.

A la llegada de la subsecretaria Paulina Soto se esperaba entonces solucionar los problemas, pero aparecieron otros, como la Zona Típica de Castro y la profundización de la crisis del Consejo de Monumentos Nacionales. En ambas situaciones, la actual administración tuvo que asumir la responsabilidad de solucionar estos problemas sectoriales.

De acuerdo a lo que señalan en el ministerio, hoy existe una falta de dotación de funcionarios, restricciones presupuestarias y administrativas, lo que termina afectando en la calidad del servicio. La solución es legislativa, presupuestaria y, sobre todo, administrativa. “Una solución a esta problemática es clave para avanzar en los compromisos programáticos relativos al desarrollo de inversión y para afrontar la coyuntura económica actual”, asegura la ministra.

Por lo mismo, desde agosto de 2022 la autoridad lidera una mesa interministerial (con la participación de 10 ministerios) y una agenda de trabajo focalizada en fortalecer y modernizar la Secretaría Técnica del Consejo de Monumentos Nacionales.

“Reactivación económica del sector cultural tiene sentido de urgencia”

Al hacer un balance de sus más de ocho meses de gestión, Brodsky es enfática en señala que “la verdad es que estamos trabajando por generar cambios reales. No llegamos a parchar, llegamos a transformar y proyectar cambios que levanten las culturas, las artes y los patrimonios en Chile”.

Con la partida del presupuesto, la agenda para 2023 tiene un fuerte énfasis en el tema de políticas públicas. Hace unas semanas, la ministra anunció el lanzamiento de la política Agenda de Trabajo Cultural Decente, el que busca otorgarle a los trabajadores y trabajadores del sector el respaldo legal para que sus condiciones laborales sean dignas y con respeto en los derechos sociales.

“Esta Agenda de Trabajo Cultural Decente es fundamental para el cumplimiento del compromiso del Presidente Gabriel Boric con las condiciones de las y los trabajadores culturales. La próxima semana comienza el proceso de diálogo social en regiones, para la construcción de un futuro Estatuto del Trabajador Cultural, lo que significa el fortalecimiento del sector, mejorando las condiciones laborales y dando respuesta a una lucha histórica de tantos años, de sindicatos y organizaciones”, cuenta.

Esta prioridad ministerial se está trabajando actualmente con el Ministerio del Trabajo y Previsión Social y cuenta con la asesoría técnica de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la UNESCO.

En esta línea, con foco en el empleo, otra de las principales medidas de administración ha sido la concreción de iniciativas que permitan reactivar el sector cultural apuntando a la formación y la programación de espacios.

Este proceso se ha llevado a cabo junto al Ministerio de Economía y también reorganizando programas propios para inyectar recursos en distintas iniciativas, con un énfasis 100% territorial. Para ello, los recursos fueron regionalizados entre julio y agosto permitiendo que cada zona definiera las prioridades de sus territorios para llevar adelante las iniciativas apropiadas para sus comunidades.

Durante el segundo semestre, y especialmente en los meses de octubre y noviembre, se han llevado a cabo iniciativas de reactivación cultural en todo Chile, las que continuarán durante diciembre y también en 2023. Este año, el total de recursos propios destinados a reactivación económica 2022 alcanzan los 2.776 millones.

“Para el ministerio, la reactivación económica del sector cultural ha sido trabajada con un sentido de urgencia pues era una necesidad prioritaria. Eso hizo que impulsáramos iniciativas en los ámbitos de música, artesanía, libros, artes escénicas, cine y, en general, los sectores creativos, con la mayor rapidez posible”, enfatiza la ministra.

Julieta Brodsky asegura que hacerse cargo de la política cultural involucra la recuperación de espacios públicos, la reconstrucción del tejido social y la reconstrucción de las confianzas con las comunidades. “Cuando activamos un territorio con cultura, estamos contribuyendo no solo al trabajo decente de las y los artistas, sino también y sobre todo al desarrollo económico local, al turismo, a la seguridad de los barrios y las comunas y a posibilitar que el encuentro social que necesitamos que suceda hoy en Chile, se dé en torno a este tipo de actividades”, sostiene.

A esta gestión, se suma que 30.350 personas fueron beneficiadas con el Bono para trabajadoras y trabajadores culturales y patrimoniales, lo que también se estableció como compromiso de Gobierno por el Presidente de la República.

Para el próximo año, durante el verano, el ministerio está desarrollando una intensa agenda. “Ya estamos programando con anticipación nuestras actividades que se vienen en enero, febrero, pero también estamos avanzando y proyectando una gestión con resultados a largo plazo que involucra el bienestar de las personas y sus comunidades, entregando el apoyo para el fortalecimiento de la propia identidad de los territorios, impulsando la democracia cultural”, indica.

Los 50 años del Golpe de Estado

Otro foco es el trabajo que está realizando el ministerio para la conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado, que esta semana estuvo visible en prensa dada la inclusión como asesor en la comisión ad hoc del exconvencional y exdirector de The Clinic, Patricio Fernández.

“La puesta en marcha de esta mesa interministerial para la conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado, es una señal clara del compromiso del Gobierno del Presidente Gabriel Boric con la memoria y los derechos humanos. Desde la primera sesión, en junio pasado, hemos seguido avanzando en una agenda con los otros ministerios involucrados, que considera, entre otras cosas, hitos artístico-culturales a nivel regional, nacional e internacional. En esta agenda tendrá un lugar relevante la participación ciudadana y el compromiso transversal con la memoria de un país que cinco décadas después valora fuertemente la democracia”, finalizó la ministra.

 

 

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.