Escena

CRÍTICA| Por ser gay, por ser mujer, por ser gorda, por ser flaca: Teatro, revolución y liberación del cuerpo en dos obras en cartelera

Por: Rodrigo Hidalgo, escritor y periodista | Publicado: 23.06.2021
CRÍTICA| Por ser gay, por ser mujer, por ser gorda, por ser flaca: Teatro, revolución y liberación del cuerpo en dos obras en cartelera demasiada libertad |
La performance conferencia “Demasiada libertad sexual les convertirá en terroristas”, obra dirigida por Ernesto Orellana y estrenada en la Sala de Teatro de la Universidad Mayor en julio de 2019, podrá volver a verse hasta el 30 de junio a través de la web de la Fundación Santiago Off. “Puerperio” se acaba de estrenar este viernes 18 de junio dentro del ciclo Teatro Hoy de Fundación Teatro a Mil con la colaboración curatorial de Taller Siglo XX Yolanda Hurtado y estará en cartelera hasta el 25 de junio.

Decidir ser libres

Puerperio, dirigida por Eliana Furman, pone en escena un conjunto de testimonios en torno a la maternidad. Pero ese período posterior al parto es apenas una excusa, un punto de partida, una hebra desde la que se desmadeja la serie de relatos que nos hablan de la experiencia de ser mujer, sencillamente. Porque no es sobre ser madre la obra. Es también o principalmente sobre no querer ser madre, o sobre la libertad de no serlo.

Por eso Puerperio dialoga con Demasiada libertad sexual les convertirá en terroristas, porque en esta última son cinco activistas quienes nos convocan a pensar justamente la posibilidad de ser libres, de decidir ser alguien no determinado por tu genitalidad ni por tu aspecto físico, bajo una consigna tan empática y libertaria como podría ser simplemente amar al prójime.

[Te puede interesar]: CRÍTICA| Serie de Isabel Allende: Solo más chimuchina

Demasiada libertad sexual les convertirá en terroristas, es una invitación diríamos lemebeliana a «nombrar la diferencia», pero es en su origen de Pier Paolo Passolini, poeta y cineasta italiano, comunista gay asesinado y proscrito aún después de muerto, que escribió la conferencia que es también el punto de partida nada más de la puesta en escena. Se trata de dejar de formar parte de esta realidad y cultura –ideología– que es construida desde un lenguaje vehículo del poder, pues en sí mismo ya nos separa, excluye y distingue del otro. Como dice la canción de Los Prisioneros, “seguirá esta historia, seguirá este orden, porque Dios así lo quiso porque Dios también es hombre”.

Pienso en algunos momentos clave en ambas obras, aunque de una de ellas al menos ya se ha dicho bastante.

Recrear en escena un torbellino mental

El mareo, el abotagamiento, el limbo pesadillezco. Una coreografía inmóvil, el olor a vómito constante en las narices. Semanas que pueden ser meses. El período en que tras el parto la mujer apenas tiene tiempo para recuperar sus propias fuerzas, y se le va el día en dar leche, limpiar caca y tratar de dormir. Con el llanto de la guagua como único sonido de fondo. Puerperio.

O un torbellino de ideas y palabras. Que el espectador entienda, aunque sea por cansancio. Repetir como un mantra: lenguaje, realidad y cultura, combinarlas de todas las formas posibles y las imposibles, así parezcan o sean reiteraciones, también vale. Todas las formulaciones teóricas que desde la lingüística, la psicología y las neurociencias –y que en tanto aproximaciones científicas proporcionan evidencia sobre la relación dialéctica constante entre lenguaje, cultura y realidad–, serán expuestas como discurso, como pancarta, como panfleto, como tesis, como exordio, como arenga. Que entienda el espectador, que esto que está viendo, aún siendo una obra de teatro, no es en ningún caso, solo una obra de teatro. La realidad está acá, mostrándote el culo, los huevos, las tetas.

Quien asista tiene que darse cuenta de cuánta ideología carga su proceder cotidiano más inconsciente y rutinario, qué operaciones de poder están íntimamente imbricadas y presupuestas en todo su universo simbólico y hasta en su habla. Que trate de volver a verse al espejo, que trate de ver más allá del cuerpo. Que salga mareado. Demasiada libertad.

Por ser gay, por ser mujer, por ser gorda, por ser flaca

El testimonio de las madres. Las abuelas, las bisabuelas, que ni siquiera escogieron con quién procrear, que fueron propiedad de hombres, que soportaron maridos borrachos, infieles, abandonadores. Que soportaron violencia obstétrica cuando no existía el concepto de violencia obstétrica, así como criaron y fueron criadas a charchazo y garabato cuando nadie hablaba de bullying o de maltrato infantil. Generaciones enteras de la humanidad, reproduciendo cotidianamente la sonrisa conmovida y la amorosa caricia a la mujer embarazada, izándola como bandera de lo más puro, contracara de una realidad de maltrato y abuso descarado, todo desde una hipocresía llamémosla demócrata y cristiana. Puerperio.

Las imágenes e historia de Nicole Saavedra, joven lesbiana asesinada en 2016 en Limache. Violación, tortura y asesinato. Por ser gay, por ser mujer, por ser gorda, por ser flaca, por ser puta, por ser virgen, por tener VIH. Les convertirá en terroristas.

¡Déle teta a la guagua!

Cecilia y su hija Dominga, Carolina y su hijo Pedro. La anécdota de la micro. La guagua llora y la madre tiene que ponerse a dar pecho ante la insistencia grosera de todos los pasajeros. ¡Déle teta a la guagua! Y cuando el bebé se calla y mama, prorrumpen en aplausos. ¿Cómo no querer liquidarlos ahí mismo con toda su micro?

Y si usted es porfiado y no puede creer que no se trate de una obra de teatro, porque esto pura realidad, puro discurso, puro testimonio, entonces acá tiene un fragmento del clásico Casa de muñecas de Ibsen, ¿la ubica? Esa en que Nora enfrenta a Torvaldo y lo abandona, le expone su mezquindad y pequeñez de hombre aferrado a un poder inútil al lado de su infinita libertad de mujer que se rebela. ¿Puede verla? ¿O no se entiende porque acá Nora es un travesti, porque Torvaldo es una puta disfrazada de dominatrix? ¿Se entiende o no se entiende, puede verlo o no puede?

Puerperio, lo mismo que Demasiada libertad les convertirá en terroristas, son piezas más que recomendables, necesarias para la deconstrucción colectiva, para la caída del patriarcado en que vivimos todes, para la revolución más importante que estamos viviendo como sociedad, y que es precisamente la liberación de las cuerpas.

Puerperio

Hasta el 25 de junio. 18 al 25 de junio.

Viernes a domingo, 20 h *(Excepto 20 junio, 19 h)

18 y 25 junio, conversatorio post función

Mayores de 14 años. GRATIS en Teatroamil.tv

FICHA ARTÍSTICA
Dirección: Eliana Furman

Elenco: María Luisa Vergara, Casandra Day, Carolina Castro, Laura Gandarillas, Cecilia Trejo

Dramaturgia: Eliana Furman en colaboración con equipo Proyecto (Puerperio)

Asesoría en dramaturgia: Mónica Drouilly Hurtado

Asistente de dirección: María Luisa Vergara y Pamela Lizama

Asesoría artística: Muriel Miranda

Coreografía: Josefina Camus

Diseño integral: Laura Gandarillas

Diseño sonoro: Daniel Marabolí

Diseño audiovisual: Alex Waghorn

Técnico audiovisual: Catalina León Gandarillas

Producción: Equipo Proyecto (Puerperio)

Demasiada Libertad sexual les convertirá en terroristas

Hasta el 30 de junio a través de la web de la Fundación Santiago Off

Sistema de compra es “paga lo que puedas” con un mínimo de 3.000 pesos.

Una vez que tengas tu link podrás ver la obra en las siguientes 24 horas para repetírtela cuantas veces quieras.

FICHA ARTÍSTICA

Dirección e idea original: Ernesto Orellana

Elenco: Matías Guzmán, Antonin Bernal, Carolina Dominik, Chela Ymar Fuentes, Rocio Hormazabal

Asistente de dirección y universo sonoro: Macarena Guzmán

Diseño Integral: Fernanda Gonzalez

Diseño gráfico: Ignacio Solís

Fotografías afiches: Paz Errázuriz

Manejo videos y edición audiovisual: Wincy Oyarce

Consultoria mapping: Oscar Llauquen

Producción general: Rodrigo Escobar

Asistente de producción: Esteban González

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.