Numerosas repercusiones y cuestionamientos contra distintos canales de televisión ha tenido la revelación de que Pablo Oporto, el hombre que aseguró haber matado a 12 delincuentes en defensa propia, mentía.

Según un reportaje de Revista Sábado, solo fueron tres los asaltos que sufrió este local comercial y jamás hubo un asesinato. De hecho, el propio Oporto ha sido imputado más veces de lo que ha sido asaltado y la justicia tiene registros por violencia intrafamiliar, maltrato animal y porte ilegal de armas.

En las redes sociales destrozaron la labor periodística de CHV y CNN, cadenas televisivas que dieron vida al programa “Aquí Está Chile”, donde el mitómano lloró frente a Beatriz Sánchez mientras relataba su historia.

El caso de Oporto no quedó ahí, ya que también fue entrevistado en matinales y otros programas de radio y televisión donde realizó el mismo relato.