Un economista de Harvard versus un chofer de bus. Así describió la situación en Venezuela el cantante Miguel Bosé, comparando los estatus del opositor Leopoldo López y del presidente Nicolás Maduro.

El mandatario es un reconocido líder sindical de los autobuseros en Venezuela, que se convirtió en presidente después de ser electo en las últimas presidenciales. López, en cambio, una de las voces más radicales de la oposición, proviene de una de las familias más prestigiosas del país. El opositor se encuentra en arresto domiciliario tras ser condenado a 13 años de cárcel en 2014.

Más allá de la situación política en el país bolivariano, Twitter se llenó de críticas al cantante por el carácter clasista y racista de sus declaraciones.