Las listas de espera durante el gobierno de Sebastián Piñera fueron reducidas de manera artificial en el Hospital San José. Esto fue confirmado por la Contraloría General de la República, que de paso, ratificó lo que se señalaba en un reportaje de Ciper en 2013.

Fueron cuatro años de investigación que finalizaron el pasado lunes 4 de diciembre. El contralor Jorge Bermúdez aprobó el sumario que se inicio tras el destape generado por la publicación del medio de investigación periodística. Además de esto, se propuso la destitución del ex director del Hospital San José, Raúl Hernán Váquez Cataldo, y también de su colega Rodrigo Gutiérrez Soto, ex encargado del policlínico Maruri

Tras cuatro años de investigación el lunes 4 de diciembre, el contralor Jorge Bermúdez aprobó el sumario iniciado tras la revelación periodística y propuso la “destitución” del ex director del Hospital San José, el médico Raúl Hernán Vásquez Cataldo, y de su colega Rodrigo Gutiérrez Soto, ex encargado del Policlínico Maruri.

Las personas que estaban en las listas de espera eran derivadas desde el recinto hospitalario al centro asistencial Maruri para “recibir asistencia médica especializada”. Sin embargo, esto no sucedía y en ese momento eran borrados de los registros a pesar de que sus patologías seguían presentes.

En el Policlínico Maruri las personas eran atendidas por médicos generales y no especialistas, lo que vulnera las normas que regulan el sistema. “Dichos facultativos sólo contaban con la cualificación de médicos generales sin especialidad, por tanto, resultaba improcedente la eliminación del registro al no cumplirse el requisito“, señala el documento emitido por Contraloría.

“Un alto porcentaje de pacientes No Auge, inscritos en el Registro Nacional de Lista de Espera, fueron eliminados de este repositorio por haber sido supuestamente atendidos en el citado centro médico, no obstante encontrarse irresoluta su patología, debiendo ser reingresados en lista de espera, retardando de manera inexcusable la eventual solución a sus problemas médicos, con grave afectación de sus derechos”, agrega el texto.

Esto también había sido confirmado por la Subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón, a El Desconcierto.

“Cuando el gobierno anterior anuncia que se habían acabado las listas de espera y la Contraloría hace el reparo, lo más importante fue que el 44% de las garantías habían salido de forma administrativa. Por lo tanto, no es que el paciente fuera atendido, sino que había salido por alguna razón que se podría entender como “por secretaría”. Hoy podemos decir que de la lista de espera nuestra, solo el 20,7% salió de causal administrativa, es decir, que su caso ya había sido resuelto. La gran mayoría de los egresos nuestros son porque clínicamente han sido atendidos y recibido la prestación”, señaló.

El momento exacto donde Piñera afirmó que se habían acabado las listas de espera: