Los números de la encuesta realizada por la consultora DataFolha entre domingo y martes, y divulgada este miércoles (31/1) muestran que la condena de la semana pasada al ex presidente Lula da Silva poco efecto tuvo en las intenciones de voto. El líder del PT (Partido de los Trabajadores) sigue siendo el principal favorito de las encuestas, con 37% de los votos en el escenario más probable, y variando entre 36% y 34% en los demás.

Además, en las proyecciones de segunda vuelta, Lula tendría más de 15% de ventaja contra cualquiera de sus tres principales competidores: Jair Bolsonaro, Marina Silva o Geraldo Alckmin.

El resultado trae noticias algo malas al ex militar ultraderechista Jair Bolsonaro, del PSC (Partido Social Cristiano, ligado a las iglesias evangélicas). Aunque este se mantuvo en el segundo lugar en los escenarios con Lula y liderando los que el ex mandatario no figura, hay dos problemas en sus números.

El primero es que él pierde fuerza en los escenarios de segunda vuelta contra todos los posibles adversarios, cosa que ya se veía un poco en otras encuestas, pero ahora se marca un poco más fuerte. Pero la peor información para Bolsonaro es que en los escenarios sin Lula ya no es él quien hereda la mayor parte de los votos, sino que el neodesarrollista Ciro Gomes, del PDT (Partido Democrático Laborista).

Te puede interesar: Brasil sin Lula: Cómo se perfilan la izquierda y la derecha sin el candidato favorito para ser presidente

Ciro Gomes surge como alternativa a Lula

De hecho, y pese a no ser medido en las simulaciones de segunda vuelta, Gomes es el que tiene las mejores noticias. En los escenarios con Lula él aparece entre el tercero y el cuarto puesto – en el cuadro 1, donde está solo los candidatos que ya anunciaron oficialmente su intención de disputar la presidencia, Gomes aparece empatado con el neoliberal Geraldo Alckmin (gobernador de São Paulo y uno de los candidatos favoritos del mercado). Pero en aquellos donde Lula no aparece, Gomes salta incluso al segundo lugar, variando entre un 12 y un 14%.

Al ser el que más intenciones marca sin la presencia del ex presidente, podría decirse que, en un principio, Gomes es quien parece ser identificado por el votante de izquierda como la alternativa caso Lula no sea el candidato.

Considerado más moderado que el ex presidente, Ciro Gomes fue su ministro de Integración Nacional entre 2002 y 2006, y responsable por una de las principales obras de aquel gobierno – la desviación del caudal del Río São Francisco, que llevó agua a comunidades pobres de los sectores desérticos del noreste de Brasil.

Otro dato interesante de la encuesta es ver por primera vez a Luciano Huck y a Henrique Meirelles, dos de los favoritos del mercado.

Los favoritos del mercado

Huck es un recontra famoso animador televisivo, una de las principales estrellas de la poderosa emisora Globo. En su debut en encuesta él marca 8% en el escenario sin Lula (un cuarto lugar, detrás de Bolsonaro, Marina Silva y Ciro Gomes), pero baja a los 5% si enfrenta al ex mandatario (un sexto puesto, detrás del mismísimo Lula, los mismo tres del otro escenario, y más Geraldo Alckmin).

Por su parte, el economista Henrique Meirelles, favorito de los sueños del mercado por su amplio currículum (actual ministro de Hacienda de Temer, ex presidente del Banco Central del gobierno de Lula y ex alto ejecutivo del Bank of Boston) marca entre 1% y 2% en los escenarios donde lo nombraron entre las opciones.

El actual presidente, Michel Temer, sólo aparece en un posible escenario, en el cual marca 1% de las intenciones.

La primera vuelta de la elección presidencial en Brasil será en octubre de 2018.