Todavía no se detienen los efectos que generaron los cambios que hizo el ministerio de Salud, apenas se instaló el gobierno de Sebastián Piñera, al protocolo que regula la objeción de conciencia para instituciones privadas en la Ley de aborto en tres causales.

Este martes las bancadas de diputados de oposición consiguieron las 53 firmas que necesitan para interpelar al ministro de Salud, Emilio Santelices, debido a lo anterior.

La solicitud de interpelación, liderada por la diputada Marcela Hernando (PR), se presentará este miércoles en el Congreso. “Es una contradicción del Ejecutivo irse contra el espíritu de la ley a través de un reglamento”, explicó la parlamentaria, quien agregó que “nos parece que existe la fundamentación jurídica suficiente como para pedirle explicaciones al ministro”.

En la solicitud además exigen que el gobierno retire el nuevo protocolo y que se establezca “un reglamento que  interprete lo que de verdad quisimos legislar en el Congreso”.

El texto que redactó el gobierno de Bachelet establecía que las instituciones privadas que quisieran declararse como objetoras de conciencia no podrían recibir fondos públicos derivados de los convenios que mantienen con el Minsal para prestaciones gineco-obstétrica, es decir, fondos que se destinan para subvencionar los servicios para pacientes de Fonasa que son derivados.

Sin embargo, a mediados de marzo el nuevo gobierno eliminó dicho artículo, y ahora las clínicas –el texto no corría para los establecimientos públicos, donde sólo los médicos podían invocar objeción de conciencia a nivel personal– pueden negarse a practicar abortos sin ningún tipo de requerimiento.

La iniciativa de los parlamentarios se suma a la del grupo de parlamentarios PS, PPD y PRO que el pasado lunes acudió a Contraloría, donde presentaron un escrito para frenar las mismas modificaciones señaladas, y aseguraron que en caso de que su requerimiento no sea aceptado, acudirán a los tribunales de justicia.